COLOMBIA/ La acción misionera con indígenas y afros debe tener a Jesús vivo en el corazón

Del 9 al 12 de abril en Medellín se realizó el I Encuentro Nacional de Delegados y Agentes de Pastoral Afro e Indígenas. Durante este encuentro se reflexionaron importantes elementos relacionados con la identidad cristiana y la presencia de Cristo en la acción misionera de los delegados y agentes de pastoral, el cuidado de la casa común y la espiritualidad trinitaria desde el enfoque de la Madre Laura.

El padre Constantino Gutiérrez Gómez, Director del Área de Etnias del episcopado colombiano, explicó que el núcleo central reposó en reflexionar acerca de la necesidad que tienen los misioneros de llenarse de la experiencia de Jesucristo. “Muchas veces suponemos que conocemos la persona de Jesús, pero no es así. En la tarea evangelizadora lo primero que debe preocuparnos como evangelizadores es conocerlo para luego comunicar esta experiencia como presencia viva y no conceptos ni teorías”, afirmó.

El segundo momento estuvo iluminado por la Encíclica Apostólica Laudato si', donde se hizo énfasis en el cuidado del medio ambiente y la defensa principalmente de la Amazonía; además de enriquecer con los aportes que viene haciendo la Red Eclesial PanAmazónica (REPAM).

En este aspecto los organizadores y los participantes compartieron diversas realidades que están afectando el medio ambiente, como son: la tala indiscriminada en la selva, la minería ilegal, la explotación petrolera, la contaminación de los ríos debido a los cultivos ilícitos y la ganadería extensiva. Estas reflexiones se enriquecieron gracias a los testimonios de participantes que provienen de la Amazonía, la Orinoquía, el norte del país, el pacífico, el sur colombiano y de la cordillera.

El Padre Constantino Gutiérrez destacó que los representantes de estas regiones se convierten en verdaderos guardianes de la creación.

El encuentro se apoyó con las reflexiones que dejó Santa Laura Montoya y su visión trinitaria en el contexto indígena. Es así que nos presenta tres ambientes donde la presencia de Dios se hace evidente como en un sagrario. “El sagrario principal – explica el padre - son los indígenas, el otro sagrario es la selva misma y finalmente los pobres, excluidos y marginados eclesiásticas, comunidades religiosas, centros de formación misionero y líderes indígenas y afros.”.

“No solo dejó una riquísima literatura, sino su testimonio de vida. Ella nos habla de Dios creador que ha brindado regalos para que los cuidemos y los hagamos crecer. Los indígenas son quienes mejor cuidan la creación”, explica el sacerdote.

En el encuentro participaron 32 representantes de delegaciones de jurisdicciones. CEC

 

CELAM: Carta pastoral sobre cuidado de la casa común

En una rueda de prensa en el Centro de Prensa de la Conferencia Episcopal de Colombia; Mons. Juan Espinoza, Obispo de México y Secretario General del CELAM, Mons. Gustavo Rodríguez, obispo de México, y Presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM. Monseñor José Luis Azuaje Ayala, Presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela y Presidente de Caritas Latinoamericana y el Licenciado Elvy Monzant, venezolano, Secretario Ejecutivo del Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM; presentaron la Carta Pastoral DISCÍPULOS MISIONEROS DE LA CASA COMÚN , Discernimiento a la luz de la encíclica Laudato Si.

Se hicieron Presentes además de los medios del CELAM y de la Conferencia Episcopal de Colombia; las cadenas de Prensa Radio, Televisión y medios digitales de Colombia más grandes.

La presentación se realizó en el marco de la reunión anual de los Directivos, Presidentes y Secretarios Generales de las Conferencias Episcopales de Latinoamérica y del Caribe. En total son 22 países.

A la luz de la Laudato Si, del Papa Francisco, la Iglesia Latinoamericana hace un análisis y presentación de los temas tocados en la Laudato Si, y de la situación en la región. La presentación y análisis los hace desde el ver, Juzgar y actuar, que es el Método Pastoral Latinoamericano.

La Carta concluye con propuestas concretas que se pueden asumir en las sociedades y todos los sectores de los países de Latinoamérica y el Caribe, así como la responsabilidad de los gobiernos y todos los sectores.

La rueda de prensa concluyó con preguntas sobre realidades concretas de Países como México, Colombia y Venezuela.

Consulta la Carta Pastoral  aquí

 

 

ECUADOR: Los queremos vivos - llamamiento de los Obispos

Un apremiante llamamiento por la liberación de los tres periodistas en Ecuador realizan los prelados de la CEE
 

"Nos faltan tres y los queremos vivos": es el apremiante llamamiento de los obispos de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, en relación al secuestro de los tres periodistas ecuatorianos del Diario el Comercio, en Esmeraldas.

Los prelados manifiestan sus sentimientos de solidaridad para con los familiares de los secuestrados y también para con el pueblo en general "por este lamentable acontecimiento que tiene repercusión no sólo nacional sino internacional" y apelan a la conciencia de todos, "de manera especial de aquellas personas que acuden a estos mecanismos, aparentemente razonables e idóneos, buscando la atención de sus gobernantes y la sociedad a sus anhelos y deseos".

A ellos les piden acudir a los procedimientos contemplados por los sistemas democráticos para elevar sus peticiones sin perjudicar ni lastimar a la comunidad.  "Somos hijos de una misma nación y un solo Padre", les dicen. 

"Desde la Iglesia en Ecuador -prosiguen- nos unimos en oración para que nuestros hermanos Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra, y otros más, víctimas inocentes del secuestro, puedan retornar a sus hogares e integrarse a sus actividades.  Es del conocimiento general que en varias de las comunidades católicas y cristianas se ha elevado una plegaria por el bienestar de nuestros hermanos, la paz y el bienestar en el mundo". 

"Tengamos presente que es obligación de todos velar para que no se pierda la tranquilidad y el bienestar de la ciudadanía, que se consolide en términos de amor, justicia, equidad y solidaridad. Les invitamos a no desfallecer en la oración por la paz de nuestro País y de todos."

En la final del mensaje los prelados invitan a todos los sacerdotes y los fieles católicos a poner como intención del próximo domingo de la Divina Misericordia, en la Santa Misa la liberación de estos hermanos.

 

COLOMBIA: congreso “Medellín: 50 años después”

El evento académico que fue organizado por el Boston College y la Pontificia Universidad Javeriana; contó con la participación de varias ponencias de invitados especiales

Unos 25 teólogos entre obispos, cardenales y profesores se han reunido del 3 al 5 de abril en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia, junto a toda la comunidad universitaria para celebrar el Congreso Internacional “Medellín: 50 años después”, en el que han conmemorado la Segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, (CELAM), celebrada en esta ciudad colombiana en 1968, que fue vivida como un momento clave de recepción de la renovación producida por el Concilio Vaticano II en los diversos ámbitos de vida eclesial y considerada como el nacimiento de la carta de identidad de una Iglesia que, progresivamente, adquirió un rostro teológico y pastoral propio en el marco de una iglesia mundial.

Medio siglo después, los temas de este encuentro se centraron en profundizar sobre su vigencia actual, la opción por los pobres y la pobreza y el rostro de una Iglesia auténticamente pobre, misionera y pascual entre otras cosas. 

Diálogo teológico-pastoral en contextos iberoamericanos 

La apertura del congreso, organizado por la Facultad de Teología de la Javeriana y el Boston College Escuela de Teología y Ministerio, ha sido realizada por el Cardenal Baltazar E. Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida, mientras que Monseñor Raúl Biord Castillo, obispo de La Guaira y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana ha realizado una ponencia sobre “evangelización y promoción humana en Medellín”. 

Ya en Febrero de 2017, la Escuela de Teología y Ministerio del Boston College realizó el Primer Encuentro Iberoamericano de Teología en el que más de 50 teólogos de América Latina, España y Latinos en Norteamérica, iniciaron un camino de diálogo teológico-pastoral en contextos iberoamericanos.

Reflexionar sobre el quehacer eclesial y teológico

“Queremos reflexionar sobre la pastoralidad como nota inherente al quehacer eclesial y teológico, y no una mera aplicación, pastoral o práctica, de la teología y la vida de la Iglesia, por lo que buscamos profundizar el diálogo entre las generaciones fundadoras de la teología en Ibero-América, con otras intermedias y emergentes, con el fin de contribuir a una mejor comprensión del proceso de reformas que lidera el Papa Francisco”, afirman los participantes de este encuentro, en una nota recibida en la Agencia Fides, coordinadores del Proyecto Iberoamericano de Teología en el marco de la celebración de los 50 años de aquella Conferencia general "que definió la línea por la cual la Iglesia del continente ha caminado hasta hoy".

Asimismo, los coordinadores han destacado que en esta oportunidad, han podido realizar dos nuevas actividades:

La primera ha consistido en una nueva reunión de trabajo del Grupo Iberoamericano de Teología y la segunda, abierta a todo público, en la realización del Congreso Internacional, en el cual "la teología latinoamericana ha jugado un papel relevante en el actual proceso de renovación eclesial que lleva adelante el Papa Francisco".

Objetivos del encuentro

Entre los principales objetivos de este congreso destacan:

-Socializar y evaluar desde una perspectiva interdisciplinar la recepción del Concilio Vaticano II a partir del acontecimiento de Medellín, tanto en la región local, como en los diversos continentes.

-Discutir los alcances y límites de las ideas-fuerza de Medellín en el nuevo contexto socio-cultural, político, eclesial y teológico, en los ámbitos latinoamericano y mundial. 

Y por último, reconocer los nuevos signos de los tiempos; identificar y valorar la emergencia de teologías y experiencias eclesiales alternas en América Latina y el Caribe a 50 años de Medellín.

(VATICAN NEWS)

 

COLOMBIA - El obispo de Barrancabermeja: “Unir fuerzas para superar este desastre ambiental”


 “No hay palabras para expresar la profunda tristeza, frente a la magnitud de esta tragedia ambiental; quienes caminábamos por la orilla de esas quebradas llenas de vida y de paz días atrás, ahora no parece escuchar el llanto de la naturaleza por la agresiva acción del llamado oro negro” así lo explica el obispo de Barrancabermeja, en la provincia de Santander, Mons. Camilo Castrellón Pizano, en una carta, escrita tras el desastre ambiental ocasionado por el derrame de miles de barriles de petróleo sobre los cauces de la quebrada La Lizama, Caño Muerto y el Río Sogamoso, en Santander. “A este dolor de la madre tierra se suma la angustia de los pescadores y campesinos ante un futuro incierto para ellos, sus familias, sus pertenencias y su trabajo” continúa el obispo.

A un mes de distancia del inicio de la falla, el balance es desolador. Cientos de pescadores no han podido volver a sus trabajos, unas 50 familias de agricultores han tenido que ser reubicadas y más de 1.200 animales han sido rescatados de entre el lodo. Además el crudo ha afectado a las fuentes hídricas, a los suelos y ha producido la muerte de la flora y la fauna a su alrededor.
“Frente a esta tragedia ambiental – continúa el obispo - es el momento de unir fuerzas, para que todos juntos, con serenidad y sabiduría busquemos caminos para superar este desastre”. Mons. Castrellón también ha pedido a la Fiscalía y a la Procuraduría que se investigue a fondo el derrame de crudo ocurrido y que se tomen medidas para que estos hechos no se repitan. Por último ha invocado la protección de la Virgen Dolorosa “especialmente para nuestras mujeres, que soportan con más intensidad, el duro flagelo de este desastre ambiental”.
La pastoral Social de Barrancabermeja y miembros del programa de Desarrollo y Paz del Magdalena Medio, se reunirán en los próximos días para analizar la situación y tratar de atender a la población de esta zona del país. El vertido de petroleo que inició el 1 de marzo pero que no salió a la luz hasta el 12, cuando se evidenció por primera vez en la vereda La Lisama, cerca de la ciudad de Barrancabermeja, según la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), ha sido de al menos 550 barriles de petróleo, que han contaminado hasta 25 kilómetros del Río Sogamoso, causando la muerte de alrededor de 2.460 animales y problemas de salud a muchas personas.

Copyright Misioneros Combonianos - Colombia 2015