COLOMBIA: Animadores de comunidades indígenas y escuelas de formación

Unos sesenta animadores, animadoras y misioneros de 36 comunidades indígenas de la zona del río Putumayo se reunieron en Puerto Leguízamo, en el Amazonas colombiano, desde el 21 de junio al 25, para participar en la Escuela de formación semestral cuyo corazón es el pensamiento amazónico, un diálogo que abraza tres fronteras y culturas.
De acuerdo con la información ofrecida por la Conferencia Episcopal Colombiana, los participantes provenían de las vicarías de San Miguel de Sucumbios (Ecuador), San José del Amazonas (Perú) y Puerto Leguízamo-Solano (Colombia), y durante los últimos 3 años han llevado a cabo una formación conjunta en las comunidades indígenas formando, a su vez, a uno o dos animadores para acompañar la experiencia de fe y la vida comunitaria.
El padre Fernando Flórez, misionero en Soplín Vargas (Perú), explica que los participantes reflexionaron sobre el tema de la familia, la comunidad y el liderazgo dejando patente la preocupación de la Iglesia por esta zona del mundo que será objeto del próximo Sínodo de la Amazonía. El arzobispo Joaquín Pinzón, vicario apostólico de Puerto Leguízamo-Solano (Colombia), subraya, por su parte, que el recorrido hecho por animadores, animadoras y misioneros para formar a líderes locales ha sido “un camino de crecimiento en el que se ha reforzado su fe adquiriendo los instrumentos necesarios para que puedan ser líderes dentro de sus comunidades”.

 
La Pontificia Universidad Javeriana de Colombia Lanza una maestría de Estudios Afrocolombianos

  El pasado viernes 22 de junio se hizo en el Claustro San Pedro Claver en la ciudad colombiana de Cartagena de indias la presentación de la Maestría en Estudios Afrocolombianos de la Universidad Pontificia Javeriana, que pretende preparar expertos en el campo de los estudios afrocolombianos, con conocimientos detallados sobre los procesos históricos y las problemáticas de los afrodescendientes en el país, así como un profundo manejo de los autores, las teorías y los resultados de investigaciones en este campo.

El lanzamiento inició con un coloquio sobre Estudios Afrocolombianos en el Centro de Formación de la Cooperación Española, donde el historiador Alfonso Múnera Cavadia presentó su conferencia El peso de la esclavitud en la historia de Cartagena de Indias, teniendo como investigadores centrales del coloquio a Rafael Diaz, Laura De La Rosa Solano, Alfonso Cassiani, Camila Diaz, Silvia Valero, Carmen Casseres, Andrés Álvarez, Andrés Álvarez, Carlos Agudelo, Ricardo Chica, Orlando De Ávila, Andrea Leiva, Pedro Velandia, Catalina Zapata y Jackelin Howard.

En el evento también estuvieron presentes el Rector de la Javeriana, Jorge Humberto Peláez Piedrahita, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales Germán Mejia, Eduardo Restrepo Director de la Maestría y Estela Simancas Mendoza Coordinadora de la misma con la presencia de la Directora del Centro de Formación de la Cooperación Española Internacional Sofía Mata.

La maestría es de tipo presencial y en modalidad de profundización; las inscripciones estarán abiertas hasta el 6 de julio, en el claustro San Pedro Claver, de 2 a 5 de la tarde, de lunes a viernes.

Fuente: El Universal Colombia

 

COLOMBIA: Diócesis de Cúcuta, un año sirviendo con amor en la Casa de Paso

La Diócesis de Cúcuta, por iniciativa de Monseñor Víctor Manuel Cadavid, inauguró el 5 de junio de 2017, la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, con el objetivo de brindar una ayuda a las miles de familias, niños, mujeres embarazadas y migrantes que cruzan a diario la frontera, en búsqueda de alimento, medicinas y productos de primera necesidad.

 En un terreno de más de 1.300 metros, ubicado en el sector de La Parada, del municipio de Villa del Rosario, junto a la parroquia san Pedro Apóstol, se ha atendido con caridad durante estos 365 días a más de 1.500 migrantes que cada día ingresan a este lugar en el que reciben un plato de comida caliente, café y agua, llegando a entregar a la fecha más de 421.400 almuerzos.

La Diócesis de Cúcuta, apoyada en las palabras del Papa Francisco: “No existe una Iglesia sin caridad” y gracias a los movimientos apostólicos (Escuela Bíblica Católica YESHU’A, Apostolado de la Sangre de Jesucristo, Hermandad de Nazarenos, Casa de la Misericordia, Misioneros de Jesús, Comunidad Católica del Amor, entre otros.), religiosos, religiosas, sacerdotes, seminaristas, agentes pastorales, universidades, organizaciones como ADVENIAT y Cáritas Colombia, brinda apoyo constante material, espiritual y pastoral a la población colombo-venezolana.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa expresa que este es un espacio de caridad al servicio de los más necesitados y que es posible gracias a la solidaridad de los habitantes de la zona de frontera Colombo- Venezolana.

El padre José David Caña Pérez, coordinador de la Casa de Paso ‘Divina Providencia’, manifiesta que lo más difícil de este año transcurrido, ha sido la realidad que se vive en La Parada, la violencia que acecha la zona que les quita tranquilidad, pero con la misericordia de Dios, es posible seguir adelante.  Durante este año de servicio, da gracias a Dios por vencer los obstáculos y por la ayuda de la Diócesis de Cúcuta a los migrantes, pobres y necesitados.

Además del auxilio en alimentos, la Diócesis de Cúcuta adecuó un espacio en la Casa de Paso para la atención médica, donde se proporcionan medicinas a los hermanos venezolanos, que se ven afectados por las difíciles condiciones de salud en su país.

En un mensaje la Diócesis de Cúcuta, agradece a todos los que se vinculan a esta obra de caridad, a los fieles, voluntarios, empresas de la ciudad y a todos los que hacen que cada día se viva la solidaridad, la generosidad y el amor en la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ (CEC).

 

Iglesia de Colombia envía misionero para África

 El pasado 16 de junio, en el municipio de Soracá (Boyacá), el arzobispo de Tunja, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, hizo la ceremonia de envío misionero al sacerdote Robinson Nope, quien viajará el próximo mes para Tanzania, África.
Muy emocionado, el padre Robinson comparte que siempre sintió el llamado a ser misionero ad gentes: “Desde el bachillerato sentí el llamado de Dios y decidí ingresar a la comunidad de los misioneros de la Esperanza con el deseo de llevar el Evangelio más allá de las fronteras. Así inicié el camino de formación para la misión y fui ordenado el pasado 25 de noviembre de 2017. Ahora tengo la expectativa de ir a Tanzania para aprender mucho de las personas y de su cultura, bien como de hacer una buena labor misionera guiada por Dios y sirviendo al pueblo de allí”.
Concluyendo el curso de “Misión Ad Gentes”, organizado por el departamento de misiones de la Conferencia Episcopal de Colombia, el sacerdote partirá a mediados de julio como sacerdote asociado a los Misioneros de la Consolata, congregación fundada por el beato José Allamano el 1901 y con presencia misionera en Tanzania desde 1919.
Mons. Luis Augusto Castro dice que el envío del padre Robinson debe motivarnos a trabajar por la misión ad gentes: “Este envío es un signo de que tenemos que volver aquí en Colombia y en toda América Latina a dirigir nuestra mirada más allá de las fronteras del continente. Por eso ese despliegue a un envío es una invitación para que todos entendamos que no basta que nos encerremos en nuestro país y en nuestros problemas, sino que miremos con generosidad a aportar también en otros pueblos y culturas, en otras iglesias, con este sentido de hermandad que nos debe caracterizar como católicos”.
El padre Robinson Nope nació y creció en Tunja, y pertenece a la comunidad de los misioneros de la Esperanza, joven asociación clerical de derecho diocesano fundada en 2005 por el P. Álvaro Puerta, sacerdote de la arquidiócesis de Tunja, que en 1993 ya había fundado las misioneras de la Esperanza.
“Los misioneros de la Esperanza nacieron el 27 de enero de 2005, bajo inspiración del P. Álvaro de Jesús Puerta Herrera con el consentimiento de Mons. Luis Augusto Castro Quiroga, para brindarle a la Iglesia misionera jóvenes con deseo de llevar el Evangelio hacia los lugares apartados. Nuestro carisma principal es la misión ad gentes con la opción fundamental sobre los indígenas, campesinos y afroamericanos. Estamos conformados, hasta el momento, por seis sacerdotes y varios jóvenes en formación, dispuestos y alegres en llevar el Evangelio a los lugares más apartados”, comparte el P. Camilo Andrés Gómez, misionero de la Esperanza que trabaja en La Chorrera, Amazonas.
Acerca del envío del primer misionero a otro continente afirma que “es una alegría para nuestra comunidad, que lleva tan poco tiempo de fundada, poder traspasar nuestras fronteras colombianas para ir hacia el continente africano. Tenemos la expectativa de que le vaya muy bien a nuestro hermano padre Robinson; lo estaremos acompañando con nuestras oraciones y contamos que otros misioneros puedan ir a colaborar con esta labor misionera”.
La celebración eucarística, estuvo presidida por Mons. Luis Augusto Castro Quiroga,  y concelebrada por sacerdotes diocesanos de esta ciudad, de otras jurisdicciones y congregaciones; así también, asistieron religiosos y religiosas, seminaristas, laicos misioneros y fieles de la parroquia de Soracá y de esta región.

( CEC-Revista Dimensión Misionera)

 

Bolivia: encuentro regional andino de pastoral juvenil


Del 21 al 25 de mayo en Cochabamba (Bolivia) se realizó el XV Encuentro Pastoral Juvenil de la Región Andina.

Durante el encuentro se reflexionó acerca del proceso de la Pastoral Juvenil de la Región Andina, para fortalecer los procesos que acompañan el caminar de los jóvenes como discípulos misioneros constructores de la civilización del amor.
El tema de este evento fue: “PJ Andina Vive la Conversión”, el lema: “¡Jóvenes! Seamos iglesia en salida” y la vita inspiradora: “y Jesús le dijo: joven, yo te lo ordeno levántate”. Lc 7,14.
Por Colombia estuvieron presentes representantes de la pastoral juvenil a la cabeza de Monseñor Jose Roberto Espinal, Obispo de la Diócesis de Buga y Presidente de la Comisión Episcopal de Estado Laical.
El prelado invitó a los jóvenes a aprovechar su potencial de creatividad y su capacidad de soñar en grande como una ofrenda agradable a Dios, con el fin de ayudar a quienes se encuentran sumergidos en la esclavitud.
En este evento también se tuvo la oportunidad de presentar el trabajo que viene realizando la Pastoral Juvenil Colombiana. Esta presentación estuvo a cargo de Luz Ángela Bohórquez Ballesteros, joven que hace parte de la delegación nacional en el encuentro.
Durante la presentación destacó el equipo humano que conforma el área de juventudes, las sinergias que se tienen y el trabajo que se realiza a la luz del Plan Nacional de Pastoral Juvenil.

Copyright Misioneros Combonianos - Colombia 2015