Misioneros Combonianos - Colombia

OBISPOS DE EEUU:

LA NORMATIVA PARA LOS SOLICITANTES DE ASILO ES "ILEGAL E INJUSTA"

 

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos presentó unas declaraciones el 9 de agosto en las que califica la normativa establecida por la administración del presidente Donald Trump para los solicitantes de asilo, "como ilegal, injusta y desconsiderada".

La Agencia Fides recibió una declaración de los obispos de Estados Unidos en relación con la legislación recientemente emitida por la administración Trump acerca de los migrantes que residen en el país, sobre la cual se concedió un plazo de 30 días para enviar comentarios al gobierno. La medida permitiría a la administración impedir que la mayoría de las personas que llegan a nuestra frontera sur tengan acceso al asilo en Estados Unidos", dice el texto enviado a Fides, y añade:

 

Norma ilegal que pone en peligro a las personas

"La Conferencia Episcopal de Estados Unidos presentó unas declaraciones el 9 de agosto y calificó la norma como ilegal, injusta y desconsiderada". En este contexto, Monseñor Joe S. Vásquez, obispo de Austin y presidente del Comité de Migración de la Conferencia Episcopal (USCCB) ha emitido la siguiente declaración:

"Tenemos serias preocupaciones acerca de la regla provisional final de la Administración, emitida el 16 de julio de 2019, que limita severamente la elegibilidad de asilo en los Estados Unidos en la frontera sur. La regla cierra todos los intentos a la abrumadora mayoría de los solicitantes de asilo, porque pide buscar protección en casi todos los demás países por los que viajan, dejando el asilo en los Estados Unidos como una posibilidad remota. No sólo creemos que esta norma es ilegal, sino que también pone en peligro la seguridad de las personas y familias vulnerables que huyen de la persecución y amenaza la unidad de la familia", expresa el prelado.

 

Responder a los solicitantes de asilo con moralidad

"Además, la norma va en contra de la tradición de nuestra nación de ser un líder mundial que ayuda y es un catalizador para que otros proporcionen protección humanitaria a los necesitados. Recordamos al Departamento de Justicia y al Departamento de Seguridad Nacional que la forma en que respondemos a los solicitantes de asilo que llegan a nuestra frontera es prueba de nuestro carácter moral y recomendamos encarecidamente a la administración que anule esta norma", dice la declaración de los obispos católicos, fechada el 12 de agosto de 2019.


Iglesia en Colombia se prepara para el Sínodo sobre la Amazonía

 

“Lo que el Sínodo busca es poner en diálogo a los distintos actores, organizaciones, con sus propuestas, trabajar entre todos los sectores, para crear una perspectiva común que conduzca hacia una visión mucho más responsable hacia la selva", aseguró Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal colombiana.

Ciudad del Vaticano

Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal colombiana, ha explicado con detalle en una entrevista concedida a la revista Semana, cómo avanza la preparación del próximo Sínodo de la Amazonía, que se celebrará en el mes de octubre en Roma y en el cual Colombia tendrá una participación activa.

Poner en diálogo distintos actores

“Lo que el Sínodo busca es poner en diálogo a los distintos actores, organizaciones, con sus propuestas, trabajar entre todos los sectores, para crear una perspectiva común que conduzca hacia una visión mucho más responsable hacia la selva", aseguró el prelado.

Asimismo, Mons. Henao afirmó que la Iglesia colombiana se sigue preparando a este acontecimiento eclesial, siendo fiel al mandato del Papa Francisco, a través de la carta "Laudato Si", en 2015, donde el Pontífice pidió elevar el compromiso en todos los niveles con respecto a los bosques, tanto en el cuidado como en el acompañamiento a las comunidades que habitan en ellos.

Cuidado de la Casa Común

Igualmente, además de este mandato papal, el Secretariado Nacional de Pastoral Social asegura que desde la perspectiva espiritual se debe mirar a la Amazonía dentro de la creación y entender su protección como la plantea el Santo Padre: como el cuidado de la Casa Común.

“Tenemos que verla con responsabilidad, no solamente es un espacio geográfico. Estamos hablando de un lugar en el cual descubrimos la oportunidad de profundizar nuestra fe en la manifestación de Dios”, añadió.

El mitrado hizo hincapié en que la Iglesia ha venido analizando los grandes desafíos que tiene la selva en este momento e identificando cuáles son los actores que la impactan de forma negativa; además advirtió, que uno de los riesgos de los bosques es la conversión del suelo para actividades extractivistas y siembra de cultivos ilícitos.  En este sentido, el prelado indicó que se encuentran en conversaciones con el Ministerio de Medio Ambiente en busca de estrategias que permitan frenar la destrucción de la selva.

Compartir con las comunidades indígenas

Finalmente, Mons. Henao informó que los días 13 y 14 de agosto se reunirán en Bogotá, representantes de las 15 jurisdicciones del país que hacen parte de la Amazonía colombiana, para trabajar una propuesta conjunta que se enviará luego a la Santa Sede como aporte de reflexión al Sínodo. “Este espacio de encuentro será una oportunidad para compartir también con grupos de comunidades indígenas, quienes son actores importantes en este campo de la conservación del territorio”.


34 años del martirio del P. Ezequiel Ramín, misionero comboniano

En el aniversario No. 34 del asesinato del padre Ezequiel se realizó una «Romaria» (caminata popular, procesión) de la tierra y de las aguas, en el Estado entero de Rondonia. Hubo gran participación de personas. El municipio donde Ezequiel fue muerto declaró el día 24 de julio feriado municipal, en conmemoración a la gran figura de este testimonio de la fe.

Su historia

Nacido en Italia en 1953, Ezequiel Ramin, aprendió desde temprano a vivir la fe con autenticidad y compromiso. Estudió, creció y vivió su juventud soñando con soluciones a algunos problemas de los países más pobres. No se contentó con teorías, se involucró directamente en el movimiento “Manos extendidas”, hasta asumir el liderazgo. La manera de ser de Ezequiel asociaba gran sensibilidad por los pobres junto a una personalidad fuerte. Poco a poco maduró su vocación misionera. Entendió que no era suficiente dedicar unas horas a la semana en beneficio de los excluidos. Su corazón le pedía algo más. Sentía que Dios lo llamaba a ir en misión más allá de las fronteras, y por eso, decidió ser misionero.

El P. Ezequiel tenía un hermoso sueño: amar sin fronteras. Su sueño no incluía solamente a sí mismo, pero en él estaban muchas personas. En 1984, llegó a él la oportunidad de vivir ese sueño misionero. Con 31 años de edad, el P. Ezequiel fue enviado a Brasil.

El Gobierno Federal había iniciado en aquella región un proceso de colonización a gran escala. La gente venía a los miles de los cuatro rincones del país, cargando sus cosas y tratando de dejar atrás sus sufrimientos. Pero los lotes preparados por el Gobierno no eran suficientes para tanta cantidad de familias que llegaban constantemente. Gran parte de ellas acababan viviendo de favores o trabajando en la tierra de otros, pero bajo la condición de dar parte de la producción al propietario del lote.  De ese modo, en Cacoal, como en toda Rondônia, había muchísimas familias sin tierra. Los Conflictos de tierra eran, y aún hoy, resueltos a precio de bala. El pistolaje era muy común en aquel tiempo. Matar a la gente, para algunos, era una profesión que rendía.

Al llegar a Cacoal, a mediados del año 1984, el P. Ezequiel abrazó con garra y espíritu de comunión el proyecto eclesial de la diócesis de Ji-Paraná y el trabajo pastoral realizado en la parroquia de Cacoal por los Combonianos. Encontró comunidades eclesiales en el interior y en la ciudad que contaban con líderes con un buen grado de compromiso y madurez. No tuvo dificultad para insertarse. Sus constantes visitas le permitieron ver y experimentar el sufrimiento vivido por las familias pobres y los indígenas. La dura realidad que encontró le tocaba profundamente. Sufría con el sufrimiento del pueblo: “Cada cinco días, un líder de las Comunidades Eclesiales de Base es asesinado. Aquí la gente tenía tierra, pero fue vendida. Tenían casas pero fueron destruidas. Tenían hijos pero murieron. Habían abierto las carreteras pero fueron cerradas.”

Se colocó valientemente en defensa de los indígenas y de los agricultores pobres, en la lucha por el derecho a la tierra ya la vida digna. Hizo causa común con los pobres de la Amazonia. Comprendió que ser misionero era servir a los que más sufrían: “Mi trabajo aquí es de anuncio y denuncia. No podría ser diferente considerando la situación del pueblo. Necesitamos apoyar decididamente los movimientos populares y las asociaciones sindicales. La fe necesita caminar junto con la vida … ”

No tardaron en llegarle amenazas de muerte. Había quien se sentía incómodo por su solidaridad con las familias pobres sin tierra. Para algunos, su amistad y apoyo a los indios Suruí se había convertido en una amenaza.

El Padre es un signo de esperanza.

En una de sus últimas homilías declaró: “El sacerdote que les habla ha recibido amenazas de muerte. Querido hermano, si mi vida le pertenece, también le pertenece mi muerte. Pero si queremos encontrar la verdadera razón para su actuación como misionero y su entrega, aquí la tenemos en primera persona: “Liberemos a las personas del hambre, de las enfermedades, hagamos de ellas personas libres, testimoniando de este modo al Cristo que está dentro de nosotros. A este punto, amigos, si no formamos parte de la solución, formamos parte del problema. ¡Piensen en eso y hagan las cuentas!


70 católicos detenidos en Estados Unidos

Al menos 70 católicos, entre sacerdotes, religiosos y feligreses, fueron arrestados hoy durante una protesta en un edificio del Senado en contra de la política migratoria del presidente Donald Trump.

Exhibiendo carteles con fotografías de pequeños, los manifestantes se apostaron en la rotonda del edifico Rusell de oficinas del Senado, mientras cinco de ellos, acostados en el piso, formaron una cruz con sus cuerpos.

Los que murieron

“Darlyn, Jakelin, Felipe, Juan, Wilmer, Carlos -los nombres de los pequeños que han perdido la vida bajo custodia de las autoridades-“, coreaban los manifestantes, según reseñó el diario The Washington Post.

“Estamos indignados por el tratamiento horrible de las familias y especialmente de los niños”, dijo a los asistentes la religiosa Ann Scholz, de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, citada por el rotativo capitalino.

La movilización, organizada por más de 15 grupos católicos y que congregó a decenas de personas en los alrededores del edificio, tuvo lugar un día después de que al menos diez personas de la comunidad judía fuera arrestadas por entrar ilegalmente a la sede del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) en Washington.

Los detenidos fueron acusados de “hacinamiento, obstrucción o incomodidad”, añadió la versión.

La protesta de este jueves, denominada “Día de acción católica para los niños inmigrantes”, tenía como objetivo denunciar el “tratamiento inhumano de los niños inmigrantes y la detención de niños por parte del Gobierno”, indicaron los organizadores en una declaración citada por Fox News.

Según la nota, las “imágenes de pequeños inmigrantes detenidos en jaulas, separados de los miembros de su familia y viviendo en condiciones insalubres y poco saludables han enojado a la nación en los últimos días”.

Condiciones pésimas

La Administración de Trump ha enfrentado numerosas críticas después de conocerse denuncias sobre las condiciones de detención de los inmigrantes, en especial de los menores de edad.

Un grupo de abogados que visitó recientemente el centro de detención de Clint, en Texas, advirtió sobre las condiciones insalubres en las que permanecían los pequeños: sin pañales, sin jabón y con poco sueño.

El pasado 2 de julio, la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) difundió un documento en el que reconocía hacinamiento extremo, estancias largas y riesgos para la salud en los centros de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas.

El documento, dado a conocer tras una visita en junio a varios centros, indicó que en el momento de la visita del inspector habían alrededor de 8.000 inmigrantes en las comisarias de la Patrulla Fronteriza, de los cuales unos 3.400 llevaban más de 72 horas y unos 1.500 más de 10 días.


NUEVAS VOCACIONES ENRIQUECEN EL INSTITUTO COMBONIANO

Este año, 31 novicios, dos de ellos Hermanos, emitieron sus primeros votos en las diversas localidades de los noviciados combonianos: Cotonú (13), Lusaka (8), Nampula (4) y Xochimilco (6). Los nuevos profesos provienen de tres continentes: Asia (1), África francófona (13), África anglófona y portuguesa (12), América (5). El Instituto acoge con gran alegría a estos 31 nuevos hermanos que ya han sido asignados a los diversos teologados y centros internacionales para Hermanos para continuar su formación inicial.
Para el próximo año de formación, el Instituto cuenta con la llegada de 63 nuevos novicios, 59 de los cuales son candidatos al sacerdocio y 4 candidatos a hermanos: Decameré (3), Cotonú (24), Lusaka (16), Manila (4), Nampula (4), Santarém (4), Xochimilco (8). 

 

 


Campaña de la Iglesia católica a favor de los cristianos en Siria

Los cristianos en Siria siguen sufriendo mucho porque la guerra aún no termina. Tal vez los focos mediáticos ya no están puestos en este conflicto que se arrastra desde el año 2011 y que atrajo la atención mundial con el auge del grupo terrorista Estado Islámico y la proclamación de un califato que pretendía extenderse por gran parte del mundo, pero los actos de violencia se siguen produciendo.

Esta misma semana, el párroco católico de la localidad siria de Alepo afirmaba que los misiles siguen cayendo sobre la ciudad y mostraba su preocupación por el futuro de la comunidad cristiana en el país.

Por ello, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada lanzó una nueva campaña de recogida de fondos para ayudar a los cristianos sirios.

“En Siria la guerra todavía no ha terminado, el terrorismo aún no ha sido derrotado y nuestros hermanos tienen más ayuda que nunca de nuestra ayuda”, aseguró Alessandro Monteduro, director de Ayuda a la Iglesia Necesitada.

Los fondos recaudados se destinarán a dos proyectos. El primero tendrá lugar en Alepo, la ciudad que simboliza el sufrimiento del pueblo sirio después de haber padecido un cruento asedio que duró desde 2012 hasta 2016.

En esos años, Alepo pasó a ser la segunda ciudad de Siria y su principal centro económico e industrial, a una ciudad en ruinas y casi deshabitada. En concreto, el proyecto de Ayuda a la Iglesia Necesitada tiene como objetivo la obtención de víveres para distribuir entre las familias cristinas más pobres y permitirles el acceso a gas y otros combustibles para los generadores de electricidad.

Con una ayuda de 50 euros, una familia de 4 personas de Alepo podrá alimentarse durante una semana. Con una contribución de 100 euros, la misma familia recibirá, además de los alimentos, acceso a luz y gas.

El segundo proyecto se desarrollará en Damasco y tiene como objetivo la compra de medicinas, muchas de ellas muy caras, para cristianos enfermos. Este proyecto es una petición personal del Patriarca greco-melquita Youssef Absu, quien señaló que sin esta ayuda no podrán ayudar a muchos cristianos enfermos que deben recibir su tratamiento a domicilio. Con una donación de 150 euros, se garantiza a un enfermo el acceso a medicinas durante 3 meses.

Desde el inicio de la guerra en 2011 y hasta el año 2018, Ayuda a la Iglesia Necesitada donó a las Iglesias locales de Siria cerca de 30 millones 400 mil euros. En muchas áreas en las que la seguridad está garantizada, ya se ha iniciado el proceso de reconstrucción con la rehabilitación de iglesias y casas de familias cristianas destruidas por la guerra.


Colombia celebra 100 años de la coronación de la Virgen de Chiquinquirá

El 9 de julio del año 2019 se celebran los 100 años de la Coronación de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá como Reina y Patrona de Colombia. Para la ocasión, el Papa Francisco designó un enviado especial, el cardenal Raymundo Damasceno Assis, arzobispo emérito de Aparecida. Pero... ¿qué importancia tiene el modelo de la Virgen María para el pueblo colombiano? Un grupo de fieles lo explica con profundas palabras y testimonios.
Además de ser  el símbolo religioso más importante de Colombia, la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, es un referente histórico y cultural para el país, pues la imagen renovada lleva 432 años presente en estas tierras.
María: ejemplo de perseverancia en la fe
Con una misa multitudinaria, el 6 de julio comenzaron los festejos por los 100 años de la coronación de la Virgen de Chiquinquirá, Patrona de Colombia, tal como han informado los organizadores de la programación compartida en la página web del Santuario.
Más de 70 obispos del país, autoridades civiles, militares, policías y cientos de fieles participaron de la eucaristía, que fue presidida por monseñor Óscar Urbina, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC). La misa se celebró en la basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.
“María, hoy de nuevo, como en el silencio al pie de la cruz en el calvario, ante el inmenso dolor de la muerte de su hijo, no pierde la fe en el Dios de la vida. Si tienen fe, como un pequeño grano de mostaza, moverán montañas”, dijo monseñor en su homilía.
Dominicos: custodios de la Virgen de Chiquinquirá
Por la tarde se realizó el descenso del lienzo con la imagen de la Virgen para que pudiera ser venerada por los feligreses y fue llevada en procesión, por una escolta, a través de las calles de la ciudad.
Los dominicos que custodian la sagrada imagen de la Virgen de Chiquinquirá recuerdan que en 1908 el provincial, Fray Vicente María Cornejo, y el Prior del Santuario, Fray José Ángel Lambona, con la recomendación de la Conferencia Episcopal de Colombia, pidieron a la Santa Sede la coronación canónica.
Coronación de la patrona
La petición fue despachada favorablemente el 9 de enero de 1910 por el Capítulo de la Basílica Vaticana. El Papa San Pío X firmó el decreto que fue enviado a Mons. Eduardo Maldonado Calvo, Obispo de Tunja, quien dispuso la coronación para el 9 de julio de 1919, día consagrado por el clero colombiano para honrar a la Madre de Dios.
Como preparación para esa fecha, los dominicos realizaron una extensa peregrinación con una copia del cuadro de la sagrada imagen por Boyacá, Santander, Cundinamarca, Caldas, Huila, Tolima y Antioquia.
La coronación se realizó en la Plaza de Bolívar de Bogotá el 9 de julio de 1919. En presencia del Nuncio Apostólico y del presidente de Colombia, Mons. Maldonado tomó las coronas y las puso en las cabezas del Niño y de la Virgen, mientras decía: “Así como hoy os coronamos en la tierra, así merezcamos ser coronados en el Cielo”.
Colombia necesita una renovación
Para tal ocasión especial, todo el pueblo colombiano se volcó en los preparativos. El programa presentado por la comunidad dominicana contó con una amplia agenda de eventos religiosos, culturales y artísticos dentro de los cuales se encontaron las tradicionales vísperas y la participación del grupo colombiano Herencia de Timbiquí que cerró el evento el lunes, 8 de julio.
Dentro de las actividades también se contempló el gran lucernario por las calles de la ciudad. Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá recorrió por más de cuatro horas la capital espiritual de Colombia llevando un mensaje de renovación y paz.
Cabe resaltar que el mensaje central de este Centenario gira en torno a la renovación que necesita Colombia. Durante más de un año los frailes dominicos han recorrido gran parte del país con el fin de compartir con las comunidades un momento de reflexión en torno a la realidad colombiana y de cómo a través de la oración a la Madre de todos los colombianos lograremos que este país marchito por la violencia, la corrupción y la injusticia, florezca. A continuación, compartimos el testimonio de algunos fieles, explicando qué importancia tiene en sus vidas, la figura y el ejemplo de la Virgen María.

Sofía Lobos - Vatican News 


100 AÑOS DE CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE CHIQUINQUIRÁ, PATRONA DE COLOMBIA

El 9 de julio del año 2019 se celebraron los 100 años de la Coronación de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá como Reina y Patrona de Colombia. Para la ocasión, el Papa Francisco designó un enviado especial, el cardenal Raymundo Damasceno Assis, arzobispo emérito de Aparecida. Pero... ¿qué importancia tiene el modelo de la Virgen María para el pueblo colombiano?. Además de ser  el símbolo religioso más importante de Colombia, la Virgen del Rosario de Chiquinquirá, es un referente histórico y cultural para el país, pues la imagen renovada lleva 432 años presente en estas tierras. Con una misa multitudinaria, el 6 de julio comenzaron los festejos por los 100 años de la coronación de la Virgen de Chiquinquirá. Más de 70 obispos del país, autoridades civiles, militares, policías y cientos de fieles participaron de la eucaristía, que fue presidida por monseñor Óscar Urbina, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC). La misa se celebró en la basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

El Papa San Pío X firmó el decreto de coronación, el 9 de enero de 1910 que fue enviado a Mons. Eduardo Maldonado Calvo, Obispo de Tunja, quien dispuso la coronación para el 9 de julio de 1919, día consagrado por el clero colombiano para honrar a la Madre de Dios. Como preparación para esa fecha, los dominicos realizaron una extensa peregrinación con una copia del cuadro de la sagrada imagen por Boyacá, Santander, Cundinamarca, Caldas, Huila, Tolima y Antioquia. La coronación se realizó en la Plaza de Bolívar de Bogotá el 9 de julio de 1919. En presencia del Nuncio Apostólico y del presidente de Colombia, Mons. Maldonado tomó las coronas y las puso en las cabezas del Niño y de la Virgen, mientras decía: “Así como hoy os coronamos en la tierra, así merezcamos ser coronados en el Cielo”.

Cabe resaltar que el mensaje central de este Centenario gira en torno a la renovación que necesita Colombia. Durante más de un año los frailes dominicos han recorrido gran parte del país con el fin de compartir con las comunidades un momento de reflexión en torno a la realidad colombiana y de cómo a través de la oración a la Madre de todos los colombianos lograremos que este país marchito por la violencia, la corrupción y la injusticia, florezca.


EL SÍNODO PARA LA AMAZONÍA SERÁ DEL 6 AL 27 DE OCTUBRE

La Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica, se realizará del domingo 6 al domingo 27 de octubre de 2019 para reflexionar sobre el tema: Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral. Esos caminos de evangelización deben ser pensados para y con el Pueblo de Dios que habita en esa región: habitantes de comunidades y zonas rurales, de ciudades y grandes metrópolis, poblaciones que habitan en las riberas de los ríos, migrantes y desplazados, y especialmente para y con los pueblos indígenas. En la selva amazónica, de vital importancia para el planeta, se desencadenó una profunda crisis por causa de una prolongada intervención humana donde predomina una «cultura del descarte» (LS 16) y una mentalidad extractivista. La Amazonía es una región con una rica biodiversidad, es multi-étnica, pluri-cultural y pluri-religiosa, un espejo de toda la humanidad que, en defensa de la vida, exige cambios estructurales y personales de todos los seres humanos, de los estados, y de la Iglesia. Las reflexiones del Sínodo Especial superan el ámbito estrictamente eclesial amazónico, porque se enfocan a la Iglesia universal y también al futuro de todo el planeta. Partimos de un territorio específico, desde donde se quiere hacer un puente hacia otros biomas esenciales de nuestro mundo: cuenca del Congo, corredor biológico Mesoamericano, bosques tropicales de Asia Pacífico, acuífero Guaraní, entre otros. Escuchar a los pueblos indígenas y a todas las comunidades que viven en la Amazonía, como los primeros interlocutores de este Sínodo, es de vital importancia también para la Iglesia universal. Para ello necesitamos una mayor cercanía. Queremos saber ¿Cómo imaginan su “futuro sereno” y el “buen vivir” de las futuras generaciones? ¿Cómo podemos colaborar en la construcción de un mundo que debe romper con las estructuras que quitan vida y con las mentalidades de colonización para construir redes de solidaridad e interculturalidad? y, sobre todo, ¿Cuál es la misión particular de la Iglesia hoy ante esta realidad? Este Documento Preparatorio está dividido en tres partes correspondientes al método “ver, juzgar (discernir) y actuar”. Al final del texto se presentan preguntas que permitan un diálogo y una progresiva aproximación a la realidad y expectativa regional de una «cultura del encuentro» (EG 220). Los nuevos caminos para la evangelización y el plasmar una Iglesia con rostro amazónico pasan por las veredas de esa «cultura del encuentro» en la vida cotidiana, «en una armonía pluriforme» (EG 220) y «feliz sobriedad» (LS 224-225), como contribuciones para la construcción del Reino.


Feliz fiesta del Sagrado Corazón
El Consejo General de los Misioneros Combonianos

Y se decían el uno al otro: “¿No ardía nuestro corazón mientras nos hablaba por el camino, y nos explicaba las Escrituras?” (Lc 24,32).
“Entonces, llevado por el ímpetu de aquella caridad encendida con divina llamarada en la falda del Gólgota, y salida del costado del Crucificado para abrazar a toda la familia humana, sintió que se hacían más frecuentes los latidos de su corazón” (S. Daniel Comboni E 2742).

Queridos hermanos,
El encuentro verdadero y profundo con el Señor Jesucristo siempre abrasa el corazón de quien experimenta Su presencia cercana, disponiéndolo a escuchar Su Palabra.
Esto produce un doble movimiento en nuestras vidas: por un lado, nos hace amar cada vez más al Padre y nos invita a vivir como hijos, y por otro, nos pone en camino para encontrar a nuestros hermanos y hermanas, exhortándonos a vivir como hermanos. El encuentro con Cristo nos introduce a la presencia del Padre y nos estimula a vivir como hijos y hermanos.
Cada uno de nosotros, Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús, hemos vivido este encuentro personal con Cristo hasta el punto de convertirlo en el momento decisivo de nuestra vida y de nuestra vocación (cf. RV 21.1). Hemos hecho nuestro el plan de Dios para la humanidad de hoy, y por eso nos esforzamos por revestirnos de los mismos sentimientos del Señor Jesús (cf. Fil 2,5) y así llegar a ser presencia del amor y de la misericordia de Dios en el mundo. En esta solemnidad del Sagrado Corazón, estamos llamados, como cada año, a renovar nuestra consagración a Dios y a la misión que Él nos confía. Estamos llamados a conformarnos cada vez más con él y hacer latir nuestro corazón al mismo ritmo que el corazón de Dios y arder de amor por cada hombre y mujer del planeta, especialmente por los más pobres y abandonados.
Somos discípulos misioneros, enviados a testimoniar y hacer visible con nuestra vida el corazón de Dios que arde de amor por todas sus criaturas, llamados a compartir un amor que salva y da vida. El amor incondicional de Comboni por los pueblos de África tenía su origen y modelo en el amor salvífico del Buen Pastor, que ofreció su vida por la humanidad en la cruz: “Y fiándome de aquel Corazón Sacratísimo... me siento mucho más dispuesto a sufrir... y a morir por Jesucristo y por la salvación de los pueblos infelices del África Central” (RV 3).
La solemnidad del Sagrado Corazón este año coincide con el período en el que estamos orando para elegir a los nuevos superiores de nuestras circunscripciones: pidamos al Señor el don de superiores que sean según Su Corazón. Pidámosle también, en este año en que reflexionamos sobre la interculturalidad, la gracia de poder reconocernos como hijos y hermanos que comparten la misma fe, el mismo bautismo, la misma consagración y la misma misión.
Feliz fiesta del Sagrado Corazón
El Consejo General


COLOMBIA - El obispo de Buenaventura: violencia a niveles aterradores, la gente teme denunciar

Tiene dos años como obispo de la Diócesis de Buenaventura en Colombia, y ya ha tenido que lidiar con los grupos violentos que han sembrado el terror en la zona. El obispo Rubén Darío Jaramillo Montoya continúa intentando detener la confrontación violenta de los grupos criminales que compiten por el control de esta parte del país, donde se encuentra el puerto colombiano más importante del Pacífico, una encrucijada para el comercio que sustenta gran parte de economía nacional.
Hace solo unos días, el obispo le dijo a una estación de radio local que estaba dispuesto a abordar un helicóptero para esparcir el agua bendita en el puerto y la ciudad con el fin de eliminar de forma permanente a los demonios. En una entrevista con la prensa, solicitó la intervención de las autoridades nacionales para abordar juntos la violencia que está llegando a niveles aterradores.
En la entrevista que recibió Fides, el obispo dijo que no es sorprendente encontrar cadáveres desmembrados en la calle, como símbolo del poder de la violencia en la zona portuaria. Las "casas de piques" siguen existiendo, dijo Mons. Jaramillo Montoya. Con este nombre, se indican los lugares de tortura y asesinato de las personas secuestradas porque obstaculizaban o no apoyaban a las pandillas y al crimen organizado: una realidad que se creía que en 2015 había desaparecido (ver Fides 20/01/2015), que fue denunciado en aquél momento por el Obispo predecesor del Obispo Jaramillo, Mons. Héctor Epalza Quintero, PSS. En muchas ocasiones, los pastores han denunciado este horror, señalando que la violencia ha estado "anclada" en el puerto durante más de 37 años: mientras que las otras regiones han visto una disminución en los asesinatos, Buenaventura sigue en niveles alarmantes (ver Fides 10/06/2015 ).
"Hemos tenido 54 muertes violentas en lo que va del año, pero hay muchas personas que desaparecen. Y esto no se informa - dijo el arzobispo Jaramillo hace solo dos días -. El problema es que todavía no existe una cultura de denuncia porque hay miedo, tenemos una sociedad que teme informar. La comunidad me pidió que anticipara las misas del domingo a las seis de la tarde porque temen ser secuestrados o quedarse en la calle durante el toque de queda ilegal. Hay hombres con rifles que percorren por calles y barrios ".
"He escuchado historias terribles de los fieles, continúa el obispo. Estos grupos obligan a una familia a irse, por lo que la casa permanece vacía y los criminales la toman para guardar las armas, ejecutar personas de pandillas y encarcelar personas que no pagan las extorsiones "Entonces, incluso las personas que viven cerca se ven amenazadas y tienen que irse a otro vecindario, porque éstas son pobres y no pueden ir a otra ciudad. Este movimiento intraurbano no está registrado como un desplazamiento interno o una migración. El desplazamiento interno no es conocido por el estado y, por lo tanto, las personas terminan cumpliendo una ley llamada del silencio: es mejor guardar silencio, porque si matan a un hermano, también pueden matar a las hijas, a los tíos, a los abuelos, así que al final conviene estar en silencio ".
Ante esta situación, el obispo Jaramillo propone llegar a la raíz del problema: "en primer lugar, nos hemos alejado de Dios, en cambio, debemos ver al otro como algo sagrado, la vida es sagrada. Hoy ya no estamos interesados ​​en nada, sino en el poder económico, el poder comercial, el poder político y el poder de las armas, que en esencia es el jefe. Debemos pedir la ayuda del Estado, por supuesto, pero es un problema de todos, por lo que todos estamos llamados a resolverlo, incluso organizaciones sociales, empresas privadas, con estrategias para crear confianza y, por lo tanto, promover el trabajo y la seguridad ", concluye el Obispo. .
La Diócesis de Buenaventura (1996), tiene un área de 6,297 kilómetros cuadrados y una población de 407,675 habitantes, de los cuales 306,000 son católicos. Hay 38 sacerdotes (23 diocesanos y 15 religiosos), 15 hermanos religiosos, 12 religiosos. Hay 6 seminaristas mayores. (datos a 2017).


MUERE JOVEN SACERDOTE CON CANCER TERMINAL Y RECIEN ORDENADO

La Provincia Polaca Orionista anunció que el P. Michal Los, ordenado sacerdote mientras estaba internado por un cáncer, falleció este lunes antes del mediodía hora local. “Lamentamos anunciar que hoy por la mañana falleció” el P. Michal Los, quien ahora está reunido “con Cristo resucitado a quien tan ansiosamente quería servir como sacerdote. Gracias por todas sus oraciones y apoyo”, expresó la provincia orionista en su cuenta de Facebook. Michal Los, diagnosticado con cáncer terminal, fue ordenado a fines de mayo diácono y sacerdote de la Iglesia Católica en una cama de hospital gracias a la dispensa concedida por el Papa Francisco. El seminarista, perteneciente la Congregación de los Hijos de la Divina Providencia, o los Padres de Orione, hizo sus votos perpetuos el jueves 23 de mayo en la sala de oncología del Hospital Militar de Varsovia (Polonia) y al día siguiente recibió simultáneamente dos sacramentos del orden de manos del Obispo Auxiliar de Varsovia-Praga, Mons. Marek Solarczyk. El 25 de mayo, a través de un video publicado en Facebook, el P. Michal Los agradeció a quienes rezaron por él, pidió más oraciones y dio su bendición haciendo la señal de la cruz. Al día siguiente celebró su primera Misa desde la cama del hospital.


SACERDOTE CATÓLICO CUMPLIÓ 100 AÑOS DE EDAD Y LOS CELEBRÓ CON SUS CUATRO HIJOS SACERDOTES

El Padre Probo Vaccarini es un sacerdote excepcional. Habiéndose unido en matrimonio a la edad de 33 años, fue bendecido con siete hijos, cuatro varones y tres mujeres, pero ya viudo, a sus 69 años, siguió la vocación de todos sus hijos varones: fue ordenado sacerdote. El pasado 04 de junio celebró su cumpleaños número 100 en una Eucaristía concelebrada por sus cuatro hijos sacerdotes. La solemne Eucaristía fue celebrada en la Catedral de Rimini, Italia, y a ella asistió casi la totalidad de sus hijos espirituales, los miembros de la parroquia de San Martino, a quienes ha servido durante 25 años. "Estoy enamorado del Señor, nadie me empujó, es algo que sentía, lo pedí y me lo concedieron", recordó sobre su vocación el sacerdote a Vatican News. El centenario presbítero tuvo la oportunidad de conocer a San Pío de Pietrelcina, a quien visitó durante varias peregrinaciones a San Giovanni Rotondo. Del Santo recibió el consejo de contraer matrimonio y formar "una familia numerosa y santa". Después de quedar viuda, descartó la idea de un segundo matrimonio y, en cambio, reportó sentir en su interior la voz de San Pío que le llamaba a ser sacerdote.


El papa Francisco eleva a Diócesis el Vicariato de San Vicente del Caguán
El Santo Padre ha dispuesto que la Diócesis de San Vicente del Caguán pase al derecho común, es decir, bajo la jurisdicción de la Congregación para los Obispos y releva a monseñor Múnera Correa del título de “Acque Nuove di Numidia”.
El Papa Francisco ha elevado a Diócesis el Vicariato Apostólico de San Vicente del Caguán y ha nombrado a monseñor Francisco Múnera Correa, hasta el momento su Vicario Apostólico, Obispo de la misma circunscripción eclesiástica.
Asimismo, se ha publicado hoy en Roma que el Santo Padre ha dispuesto que la Diócesis de San Vicente del Caguán pase al derecho común, es decir, bajo la jurisdicción de la Congregación para los Obispos y releva a monseñor Múnera Correa del título de “Acque Nuove di Numidia”.
El Vicariato de San Vicente del Caguán está conformado por 14 parroquias, distribuidas en tres zonas pastorales, comprendiendo un territorio de aproximadamente 37.000 Km2, el cual abarca las áreas de los municipios de San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá y un área rural de Puerto Rico (Caquetá).
La población estimada es de cerca de 110 mil personas, en su inmensa mayoría colonos ya arraigados en la región, aunque no deja de fluir el movimiento permanente de personas entre las áreas rurales y urbanas. Los dos centros urbanos (San Vicente y Cartagena) crecen aceleradamente, dada la dinámica económica pujante que ambos tienen y también gracias al mejoramiento de vías terciarias y al avance de la interconexión eléctrica en varios caseríos del área rural.
También hacen presencia en el territorio algunas comunidades indígenas (de los pueblos Nasa, Embera- Chamí, entre otros), unas ubicadas en las áreas rurales y otras que se integran en las zonas urbanas. Grupos pequeños de población afro también están presentes y organizados.


MENSAJE DEL PRESIDENTE DEL TRIBUNAL ECLESIÁSTICO DE BOGOTA CONTRA PEDERASTIA
“Las dolorosas historias de menores que han sido víctimas de abuso por parte de algunos sacerdotes deben hacernos más conscientes de la necesidad de luchar, con todas nuestras fuerzas, por erradicar este crimen de nuestra Iglesia”, este fue el mensaje que escribió este martes el presidente del Tribunal Eclesiástico de Bogotá, el Padre Pedro Mercado Cepeda, refiriéndose a este problema que afronta la Iglesia.
El también Párroco de la Iglesia de Santo Domingo, en Bogotá, aseveró que no se puede "desconocer o minimizar el problema. Hay que enfrentarlo". Esta publicación que el monseñor realizó a través de sus redes sociales se da luego de un especial multimedia publicado por EL TIEMPO este martes con testimonios y respuestas a este asunto que se empieza a develar en el país.
Mercado, quien es el presidente de este Tribunal desde 2015, reafirmó su postura de no dar “lugar en el sacerdocio para quienes puedan representar un peligro para los niños”.
Finalmente, reiteró el compromiso de la Arquidiócesis de Bogotá contra el abuso sexual. “Seguimos firmemente comprometidos con la política de #ToleranciaCero contra el abuso sexual”, aseveró.


DOS SACERDOTES MÁS, ASESINADOS ESTA SEMANA
El sacerdote salesiano misionero español Fernando Hernández, de 60 años de edad, fue asesinado el 17 de mayo en la obra salesiana de Bobo Dioulasso por un antiguo cocinero de este centro.
El asesinato del P. Hernández ocurre solo unos días después de que terroristas atacaran a un grupo de católicos que regresaban de una procesión de la Virgen María el 13 de mayo, asesinando a cuatro adultos y destruyendo la imagen religiosa que llevaban.
Entre tanto, en El Salvador, el sacerdote diocesano de 38 años, padre Cecilio Pérez, fue asesinado el viernes pasado víctima presuntamente por pandilleros. El sacerdote era párroco de la Iglesia de San José la Majada, municipio de Juayúa y departamento de Sonsonate, en la zona occidental del país.
El obispo de Sonsonate, Mons. Costantino Barrera, se dirigió a la parroquia y pidió a los fieles rezar por el padre Cecilio y por todos los sacerdotes, subrayando que la víctima “estaba haciendo una gran labor y había tenido una respuesta muy positiva del pueblo”.


 COLOMBIA - El Nuncio: "La extrema violencia contra el adversario no puede continuar"
"Debemos tomarnos en serio el tema de la paz, porque no es opcional. Colombia no puede continuar en esta violencia extrema de eliminación del adversario y de los que piensan diferente. Es imprescindible trabajar por una mentalidad inclusiva. O salvamos a todos o hundimos a todos". Esta es la preocupación expresada por el nuncio apostólico en Colombia, arzobispo Luis Mariano Montemayor, durante su discurso en la IX reunión de la Red de Universidades Católicas de Colombia, el 6 de mayo.
Según la información enviada a la Fides por la Conferencia Episcopal colombiana, el arzobispo destacó la dramática situación que se vive tras las frecuentes amenazas y asesinatos de líderes sociales en el país. El propio presidente de Colombia, Iván Duque, calificó de "grave" la situación y por ello anunció en los últimos días la creación de una comisión especial de jueces para esclarecer los asesinatos, a manos de grupos ilegales, de dirigentes municipales y de derechos humanos ocurridos en diferentes zonas durante el pasado año. Estos actos criminales constituyen el mayor obstáculo para el proceso de paz y un verdadero peligro general para la paz en el país.
El Cinep, centro de investigación social de la comunidad jesuita, registró 2.252 víctimas de algún tipo de violación de los derechos humanos en 2018, de las cuales 1.151 personas fueron amenazadas de muerte, 304 sufrieron lesiones físicas, 49 ataques, 22 desaparecieron y 3 fueron agredidos sexualmente, además de los asesinatos. Lo que preocupa, según el estudio, es el hecho de que los líderes sociales son asesinados por extraños que no se identifican, por gente encapuchada.
Mons. Montemayor destacó que el tema de la paz no puede dejar indiferentes a los colombianos ni a la comunidad internacional, dado el aumento de las fuerzas organizadas y criminales "que se oponen al cese de la violencia en el país y que deben ser combatidas eficazmente". Por supuesto, es tarea del Estado proteger a los ciudadanos, pero el arzobispo también ha pedido a la sociedad civil que ayude a salvaguardar la vida de los líderes sociales.
Durante la segunda "Jornada de oración y reflexión sobre la reconciliación en el país", celebrada el pasado 3 de mayo, el presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, mons. Oscar Urbina Ortega, dijo: "Jesús, cuya Pascua celebramos, nos acompaña y nos anima, especialmente a las víctimas de los conflictos y de toda la violencia que todavía germina en nuestra geografía, para que con el perdón se rompa el ciclo de violencia que genera aún más violencia, de odio que siembra las semillas del miedo y del odio aún más grande.... La reconciliación es posible gracias a la fuerza que transmite el crucifijo, que ahora vive, para perdonar, amar y soñar con esperanza la anhelada paz para Colombia".
(SL) (Agencia Fides 10/5/2019).


ATAQUE TERRORISTA A IGLESIA CATÓLICA
Seis personas, incluido un sacerdote, han sido asesinadas este domingo por la mañana en un ataque a una iglesia católica en Dablo, una ciudad en la provincia de Sanmatenga, en el norte de Burkina Faso, según han informado fuentes locales y de seguridad.” Alrededor de las 9:00 am, durante la misa, individuos armados irrumpieron en la iglesia católica y comenzaron a disparar mientras los fieles intentaban huir”, ha asegurado el alcalde de Dablo, Ousmane, a AFP. Los atacantes “pudieron inmovilizar a algunos de los fieles, mataron a cinco personas y el sacerdote que celebraba la misa fue asesinado, lo que elevó la cifra de muertos a seis”. Según una fuente de seguridad, el ataque fue llevado a cabo por un “grupo de hombres armados estimado entre veinte y treinta”. 
“Quemaron la iglesia, luego las tiendas y un maquis (pequeño restaurante o bar) antes de ir al centro de salud donde registraron las instalaciones y quemaron el vehículo de la enfermera jefe. “En la ciudad hay un clima de pánico, la gente está encerrada en su casa, no hay actividad, las tiendas están cerradas, es prácticamente una ciudad muerta”, explica el alcalde. Por su parte, una fuente de seuridad ha confirmado a AFP que ”se dio la alerta alrededor de las 10:00 am y se desplegaron refuerzos desde Barsalogho”, una comuna ubicada a 45 km al sur de Dablo. Este ataque se produce dos días después de la liberación en el norte de Burkina Faso de cuatro rehenes por las fuerzas especiales francesas. Burkina Faso se ha enfrentado durante los últimos cuatro años por ataques cada vez más frecuentes y letales atribuidos a grupos yihadistas, entre ellos Ansarul Islam, el Grupo de Apoyo para el Islam y los Musulmanes (GSIM) y la Organización Estatal Islámica en Gran Sáhara (EIGS).


Colombia ampara a más de 300 mil niños venezolanos
1.2 millones de venezolanos han migrado a Colombia, de los cuales 327 mil son niños. UNICEF pide apoyo económico para proporcionarles asistencia humanitaria: “Sin más apoyo, su salud, educación y protección estarán en peligro”.
UNICEF ya ha recibido 5.7 millones de dólares de los 29 millones que necesitan para apoyar las necesidades básicas de los 327 mil niños venezolanos refugiados en Colombia y de sus familias. Un cifra necesaria y urgente para vacunar a más de 30 mil niños, suministrar agua, saneamiento e higiene en las escuelas para 13 mil, y proporcionar oportunidades de aprendizaje formal e informal para 40 mil. Pero no sólo los más pequeños están en el centro de las prioridades de la organización, también las mamás, teniendo como objetivo llegar a 15 mil madres lactantes con micronutrientes.
La situación económica y política que atraviesa en la actualidad Venezuela ha obligado ya a casi 4 millones de venezolanos a dejar sus hogares y emigrar a los países vecinos en buscar de mejores oportunidades y calidad de vida. De esos 4 millones, 1.2 de ellos están en Colombia donde a menudo viven en comunidades de acogida vulnerables con recursos limitados, entre los que se encuentran 327 mil niños.
Colombia ofrece educación gratuita a niños inmigrantes de Venezuela
Según UNICEF, actualmente más de 130 mil niños venezolanos están matriculados en escuelas colombianas; una cifra que ha aumentado considerablemente si la comparamos con los 30 mil niños que estaban inscritos en el mes de noviembre del año pasado y casi 10 mil de estos estudiantes se encuentran en la ciudad fronteriza de Cúcuta. "La grave situación en Venezuela ha dejado a muchos padres sin otra opción que buscar oportunidades educativas para sus hijos al otro lado de la frontera", ha declarado la Directora de Comunicaciones de UNICEF, Paloma Escudero. "He visto a cientos de estudiantes cruzar Cúcuta al alba, bajo una lluvia torrencial, para ir a la escuela. Esta dedicación al aprendizaje por parte de padres y estudiantes es una lección de compromiso, perseverancia y determinación para todos nosotros".
A diario, madres e hijos viajan durante horas para realizar visitas prenatales
El puente Simón Bolívar entre Colombia y Venezuela es cruzado diariamente por cientos de madres que viajan durante horas para realizar visitas prenatales, vacunar a sus hijos, llevarlos a la escuela y buscar comida para sus familias. "Durante los 4 días que estuve de misión en Cúcuta conocí a una madre que tenía epilepsia y estaba embarazada de ocho meses. Tenía que venir a Colombia para hacer visitas prenatales y proteger su salud y la de su bebé", ha dicho Paloma Escudero, puntualizando que “para la mayoría de las familias, la decisión de irse del país es sólo una medida de último recurso".


COLOMBIA: Diócesis de Magangué conmemora sus 50 años de creación


El 25 de abril de 1969, el Papá Pablo VI, hoy San Pablo VI, firmaba la Bula “Recta sapiensque”, que traduce: El recto y sabio gobierno, que daba por constituida  la diócesis de Magangué.
Esta Jurisdicción fue desmembrada de la Arquidiócesis de Cartagena y del Vicariato del San Jorge. Fue creada en tiempos de realización del Concilio Vaticano II y en una época de cambios de modernidad.
“Una época en que la juventud se levanta y se hace sentir en el mundo; son muchos desafíos planteados y realizados por el obispo fundador, monseñor Eloy Tato Losada, gran misionero español que dejando su diócesis de León,  se hace misionero de IEME, Instituto español de misiones extranjeras, para venir con ardor misionero a estas tierras tan necesitada de obreros del Señor”, señala un comunicado de prensa de esta Jurisdicción.
Según lo reseñan en su mensaje, desde sus inicios, “la diócesis de Magangué vive momentos de cambios y reconocimiento por parte de más de 60 sacerdotes españoles que acompañaron, en su momento al pastor en su misión evangelizadora, la alfabetización, la fundación de cooperativas y el incremento de los medios de comunicación (todas las parroquias en ese tiempo tenían radio-teléfonos, y se comunicaban a una hora toda las parroquias), informativos parroquiales, emisoras y el gran proyecto de promoción humana con jóvenes,  de la Acción cultural popular transmitida por radio Sutatenza”.
Resaltan además, el dinamismo evangelizador y social de quienes han precedido esta Iglesia Particular durante estas cinco décadas. El ministerio episcopal de monseñor Armando Larios, de monseñor Leonardo Gómez, con los dos administradores apostólicos y el ministerio pastoral de monseñor Ariel Lascarro Tapia, actual obispo.
Esta, ha sido una Iglesia en salida, evangelizada y evangelizadora. Su presencia en esta región de Bolívar, ha permitido grandes aportes a nivel social, cultural, y educativo, beneficiando siempre a las comunidades más vulnerables.
La celebración de este aniversario incluye un año jubilar, concedido por la Santa Sede, donde monseñor Ariel Lascarro Tapia, invita a la comunidad  a vivir durante este período una auténtica renovación, mediante la confesión, la oración y las obras de caridad. (CEC)


Ciclón Idai golpea trágicamente a Mozambique, Malaui y Zimbabue


Un violento ciclón golpeó Mozambique, Malaui y Zimbabue. Y aún no ha terminado su "furia destructiva". El daño es muy alto: en Mozambique, más de 1,000 muertes y alrededor de 1,5 millones de personas desplazadas son temidas, miles de lesionadas y desaparecidas, las casas se derrumbaron o sufrieron daños severos, las carreteras ya no existen, los campos están devastados y las cosechas esperadas para mayo están destruidas. Faltan agua potable, refugios para la noche y bienes de primera necesidad.
En Mozambique hay 44 misioneros Combonianos, en 12 misiones. También están en Beira, la zona más afectada de Mozambique. En Malawi hay 17 combonianos en 5 misiones


HERMANA ALBA STELLA BARRETO, VALIENTE CONTRA LAS BANDAS Y LA MISERIA EN CALI

La religiosa franciscana Alba Stella Barreto murió de cáncer el 24 de febrero después de haber vivido más de 30 años en los barrios más peligrosos de Aguablanca (Cali, Colombia), ayudando a los jóvenes a dejar las bandas y la delincuencia, apoyando a las madres solteras y familias desplazadas a ordenar mejor su vida en un entorno muy hostil, denunciando el olvido en que algunas autoridades mantienen a muchos barrios conflictivos.
La religiosa creó en 1987 su fundación "Paz y Bien" en el barrio Marroquín. Allí atendía mujeres víctimas de la violencia, desplazados por el conflicto armado, jóvenes tentados por las pandillas, chicas menores de edad embarazadas sin hogar...


COLOMBIA - Los obispos: perseveremos en la reconciliación y en la paz, luchemos contra la corrupción, mantengamos viva la esperanza

Al final de su asamblea plenaria, los obispos de Colombia publicaron un mensaje al pueblo de Dios para compartir algunas ideas para la reflexión que surgieron de su encuentro. En el texto se cita en primer lugar el compromiso de "perseverar en la construcción de la reconciliación y de la paz", para lo que "es necesario asumir la cultura del encuentro, que nos permite abrirnos a todos los colombianos, aceptar las diferencias y desactivar el odio y la venganza". Esta cultura del encuentro, recuerdan los obispos, se basa en el respeto a la vida, a cada vida, y en el rechazo de la nociva dominación de la muerte, que se refleja en el terrorismo y en las diferentes formas de violencia en todos los ámbitos (familia, narcotráfico, inseguridad, etc.), en particular en el asesinato de líderes, que se ha producido en casi todo el país.
"Invitamos a los guerrilleros del ELN a reflexionar seriamente sobre sus acciones graves, con las que han herido profundamente al pueblo colombiano y, sobre todo, han roto el horizonte de confianza y paz. Por eso pedimos a la guerrilla manifestaciones inequívocas de su deseo de paz, abandonando las armas y sumándose a los esfuerzos de tantos hermanos que han dejado el camino de la violencia y se han unido a la lucha por una paz auténtica". Por ello, invitan a las organizaciones armadas ilegales "a escuchar la voz del pueblo colombiano, a tomar conciencia del rechazo general de la sociedad hacia la violencia que quieren imponer" y les piden que abandonen sus acciones criminales.
Los obispos le solicitan también al gobierno nacional que continúe su compromiso de reunir a todas las fuerzas vivas del país "para definir e implementar una política integral de paz", con el fin de llegar a "una solución política al conflicto armado". "La paz es un derecho y un compromiso de todos", reiteran.
El segundo tema es "la lucha abierta contra la corrupción en todos los ámbitos. La corrupción se ha arraigado en nuestra cultura, ha afectado la vida política, económica y social de nuestra nación, y ahora la aceptamos pasivamente. De este modo, se ha convertido en uno de los flagelos más graves, que impide el progreso y destruye la confianza en las instituciones". El pueblo colombiano, que ya se ha pronunciado de diversas maneras contra la corrupción, tiene la oportunidad este año, gracias a las elecciones, "de avanzar en la lucha contra este cáncer de corrupción y de construir juntos el bien común".
El tercer punto se refiere a la equidad y la solidaridad como expresiones de la transformación social. En fidelidad a la historia de compromiso de muchas instituciones colombianas, incluida la Iglesia, en las obras de promoción humana, los obispos subrayan la necesidad de continuar hoy "en el compromiso de servicio y solidaridad con los pobres, los marginados, los migrantes". Es hora de hacer más para superar las desigualdades que existen entre los hermanos de una misma nación, y también la "clamorosa situación de los hermanos venezolanos en nuestro país nos llama a una solidaridad más generosa". Finalmente, invitan a todo el pueblo colombiano a "mantener viva la esperanza" e "intensificar la oración, con la certeza de que en Cristo hay esperanza". (FIDES)


Encuentro de intercambio en relación a la zona de frontera

Los días 3 y 4 de diciembre de 2018, en la parroquia comboniana de San Lorenzo Mártir (Esmeraldas), se celebró un encuentro para compartir la situación social y pastoral de la zona de frontera. Estuvieron presentes los representantes de la diócesis de Tumaco (Colombia) y del Vicariato Apostólico de Esmeraldas: sus respectivos obispos, Mons. Orlando Olave y Mons. Eugenio Arellano MCCJ, y una treintena de agentes de pastoral, entre ellos sacerdotes, religiosos y laicos de la ciudad de Tumaco, del Vicariato y de la Zona Norte de Esmeraldas. P. Daniele Zarantonello, párroco de Tumaco, el P. José Martín Balda, coordinador del encuentro y vicario de la pastoral de Esmeraldas, y los misioneros combonianos que trabajan en las parroquias de Santa María de los Cayapas, Borbón y San Lorenzo. Aunque la experiencia no es del todo nueva y forma parte de un programa de iniciativas que ya tienen una historia de más de veinte años, este encuentro nació de una situación que ha surgido recientemente, especialmente en San Lorenzo y Tumaco, después de la explosión de las bombas en enero y marzo de 2018 en San Lorenzo y Borbón y después de los episodios de violencia (con la muerte de 4 soldados ecuatorianos por la activación de una mina, el secuestro y masacre de 3 periodistas y una pareja ecuatoriana) causados por grupos armados de narcotraficantes.
El encuentro tuvo tres momentos: la memoria histórica de la pastoral fronteriza, la presentación de los diferentes problemas por parte de las delegaciones y las conclusiones operativas con la evaluación del encuentro.
En primer lugar, los problemas, ya compartidos en varias ocasiones, son cada vez más frecuentes. La presentación de los problemas permitió comprender que las dos áreas viven la misma realidad, los mismos problemas y las mismas esperanzas, aunque con aspectos más dramáticos en Tumaco y en la zona de la frontera colombiana. De hecho, los grupos étnicos son los mismos y no tiene sentido que la gente establezca una frontera que limite los viajes, las actividades económicas y comerciales, o que se utilicen sistemas administrativos diferentes.
En esta situación marcada sobre todo por la falta de trabajo, la carrera por el dinero fácil va en aumento, la delincuencia, la prostitución, la trata de personas y el consumo de drogas. Al mismo tiempo, se pierden los valores tradicionales, las familias se fragmentan cada vez más, hay más madres solteras muy jóvenes, niños abandonados y alcoholismo. Estamos asistiendo a la invasión de las sectas y a la dificultad de formar comunidades cristianas y responsables tanto en el campo eclesial como en el social y político.
En las conclusiones, todos los participantes expresaron su interés en que estos encuentros sobre el cuidado pastoral en la frontera puedan continuar. Se han hecho las siguientes sugerencias: fortalecer la pastoral afro, manteniendo líneas comunes entre Tumaco y Esmeraldas, promover la formación integral, no sólo religiosa y sacramental sino también social, de jóvenes y líderes comunitarios, formar una conciencia crítica, promover la pastoral ambiental, articular nuestro trabajo con otras organizaciones cercanas a la Iglesia, tratar de entender cuáles son los programas económicos y políticos que el gobierno pretende proponer en las zonas fronterizas, apoyar a las asociaciones de trabajadores para la producción de productos en el mismo territorio y apoyar la cooperación pastoral entre las diócesis.


PANAMÁ: Jornada Mundial de la Juventud - día 1


El primer día de la visita del Papa Francisco a Panamá (24 de enero) ha estado marcado por los encuentros: con el presidente de la República, las autoridades civiles, los obispos de Centro América y, para cerrar la jornada, con los jóvenes en la ceremonia de apertura de la Jornada Mundial de la Juventud

Por la tarde, el Papa encontró a unos 250,000 jóvenes procedentes de 150 naciones. Les dirigió un mensaje donde los anima a valorar el encuentro, a valorar la unidad de la que están dando testimonio, a soñar un mundo distinto. El papa lo externa afirmando que: “Lo más esperanzador de este encuentro serán sus rostros y una oración. Cada uno volverá a casa con la fuerza nueva que se genera cada vez que nos encontramos con los otros y con el Señor, llenos del Espíritu Santo para recordar y mantener vivo ese sueño que nos hermana y que estamos invitados a no dejar que se congele en el corazón del mundo: allí donde nos encontremos, haciendo lo que estemos haciendo, siempre podremos levantar la mirada y decir: Señor, enséñame a amar como tú nos has amado”.

Muchas naciones vieron la entrega generosa del Padre Balbino a la misión


Los misioneros combonianos comunican la Pascua del Padre Balbino Rodríguez Lorenzana mccj, quien el domingo 20 de enero entregó su vida al Señor, a la edad de 74 años, acompañado de sus hermanos misioneros. El Padre Balbino sufrió un derrame cerebral el 10 de enero del que ya no pudo recuperarse. Nuestra oración para que el Señor le recompense por su dedicación al anuncio del Evangelio.
El Padre Balbino nació el 17 de noviembre de 1944, en Carbajal de la Legua, León España. Fue ordenado sacerdote el 22 de enero de 1970. Fueron 48 años de entrega generosa en el servicio misionero en España, Italia, Brasil, México, Centroamérica.
En nuestra Provincia de Centroamérica, primero estuvo en Costa Rica y desde el 2011 en El Salvador, Ilopango, en la parroquia de San Daniel Comboni. Desde luego, el Padre se mantenía en contacto, durante estos años, también con Guatemala, sede de nuestra Provincia.
Fue este 20 de enero, a la edad de 74 años, cuando eran las 8 p.m. en Ciudad de Guatemala, que el Señor lo recibió ya en la vida eterna. El Padre Balbino sufrió un derrame cerebral el 10 de enero del que ya no pudo recuperarse.

Padre Ezequiel Ramin, mártir y "protector" del Sínodo para el Amazonas

El 24 de julio de 1985, el padre Ezequiel Ramin, un joven misionero comboniano fue asesinado en el Amazonas, en la frontera entre los estados de Rondonia y Mato Grosso. El entonces Papa Juan pablo II lo definió como "mártir de la caridad" unos días después de su muerte a manos de un grupo armado a sueldo de los terratenientes. El 25 de marzo de 2017, se terminó en Padua, el lugar de nacimiento del padre Ramin y donde ahora descansan sus restos, la fase diocesana de la causa de su beatificación.
En vista del Sínodo Especial de los Obispos para la Amazonía en octubre, el Padre Darío Bossi, paduano como Padre Ezechiele, Provincial de los Misioneros Combonianos de Brasil y cofundador de la red "Iglesia y Minas", propone a este misionero de 33 años, apasionado por el pueblo, especialmente por los indígenas y las familias sin tierra ", como uno de los "protectores" del Sínodo de la Amazonía, que se celebrará durante el mes de octubre de este mismo año.