Misioneros Combonianos - Colombia

LA ORACIÓN Y EL LLAMAMIENTO DEL PAPA POR EL LÍBANO EN ESTE TRÁGICO MOMENTO

Al final de la Audiencia General, Francisco se dirigió al país conmocionado ayer por una explosión muy violenta que causó al menos cien muertos y miles de heridos en Beirut. El Papa habla a todos los componentes sociales, políticos y religiosos y reza por las víctimas y sus familias.

Después de las vacaciones de verano de julio, el Papa centró la Audiencia General en el tema de la curación, recordando las diversas heridas - todavía abiertas - relacionadas con la pandemia de Covid-19. Y después de la catequesis, Francisco dirigió sus pensamientos a todo el Líbano y en particular a Beirut, donde ayer se produjo una explosión que no tiene precedentes en la historia del país.

 

Un momento doloroso, que requiere el esfuerzo de todos

El Papa rezó en primer lugar por las víctimas y sus familias, pensando en las docenas de muertos y miles de heridos. Luego extendió su mirada a todo el país, lanzando un llamamiento a todos los componentes sociales, políticos y religiosos para que trabajen juntos a fin de que el Líbano pueda superar esta crisis:

Ayer en Beirut, en la zona portuaria, enormes explosiones causaron docenas de muertos y miles de heridos, y muchas destrucciones graves. Rezamos por las víctimas y sus familias; y rezamos por el Líbano para que, con el compromiso de todos sus componentes sociales, políticos y religiosos, pueda afrontar este trágico y doloroso momento y, con la ayuda de la comunidad internacional, superar la grave crisis que atraviesa.

La crónica

La explosión, que ocurrió ayer por la tarde en el puerto de Beirut, se escuchó a doscientos kilómetros de distancia. Edificios enteros se han derrumbado, las imágenes que llegan del puerto y de las calles adyacentes son fantasmales, coches y casas dañados en muchos barrios de la capital libanesa. Sin embargo, es el número de muertos, que es sólo provisional, lo que es motivo de preocupación: al menos cien muertos y más de cuatro mil heridos, según lo que informó la Cruz Roja local esta mañana.

Las causas

En cuanto a las causas, según la versión oficial comunicada directamente por el Presidente del Líbano, Michel Aoun, la explosión puede haber sido causada por un incendio en un almacén del puerto donde se almacenaban 2.750 toneladas de nitrato de amonio, incautado hace unos seis años por un barco. Las investigaciones están en curso y no se pueden descartar otras hipótesis por el momento. "Los responsables de la catástrofe pagarán el precio", dijo el Primer Ministro Hassan Diab en un discurso televisado sin, sin embargo, inclinarse por alguna hipótesis.

 

La nube tóxica

También existe una creciente preocupación por las consecuencias a corto y mediano plazo de la explosión. El Ministro de Salud libanés, Hamad Hasan, ha aconsejado que todo aquel que pueda hacerlo debe abandonar Beirut. Hasan - citado en los medios de comunicación locales - dijo que los materiales peligrosos liberados en el aire después de las deflagraciones podrían tener efectos a largo plazo, incluso fatales.

 

La atención de Francisco por el Libano

En varias ocasiones el Papa ha dirigido sus pensamientos al Líbano, que lucha contra una difícil crisis económica y social, agravada por la pandemia de Covid-19. El pasado mes de mayo, en particular, decidió enviar 200.000 dólares a la Nunciatura Apostólica de Harissa para apoyar 400 becas en el país de Oriente Medio, afectado por "una grave crisis que está generando sufrimiento, pobreza y que corre el riesgo de 'robar la esperanza' especialmente a las generaciones más jóvenes, que ven su presente como fatigoso y su futuro incierto". El Papa - se lee en la nota de mayo pasado - "con paternal solicitud" ha seguido en los últimos meses la situación en el amado Líbano, definido por San Juan Pablo II como "País del Mensaje", lugar donde Benedicto XVI promulgó la Exhortación Postsinodal Ecclesia en el Medio Oriente, y siempre ha sido un ejemplo de la coexistencia y hermandad que el Documento para la Hermandad Humana ha querido ofrecer al mundo entero.

 

Colapso hospitalario

Los hospitales de Beirut informan de que no pueden tratar a otras víctimas porque cientos de camas se llenaron inmediatamente después de la explosión. Jad Sakr, Director en Libano de la organización internacional Save the Children declaró: "Estamos conmocionados y devastados por la explosión. Todavía no se conoce el verdadero número de muertos, pero lo que sí sabemos es que en un desastre como éste, el impacto en los niños puede ser devastador: pueden resultar heridos, conmocionados y separados de sus padres. Nuestros trabajadores están listos para trabajar para proteger a los niños y apoyar los esfuerzos del gobierno, que continuarán durante varios días. Es fundamental que los niños y sus familias tengan acceso a los servicios que necesitan con urgencia, incluida la atención médica y la protección física y emocional".


VANDALISMO CONTRA ESTATUAS Y SITIOS CATÓLICOS EN EE.UU.

Obispos nos invitan a reflexionar

Preocupación de los prelados estadounidenses después de un largo período de accidentes y daños contra lugares y símbolos del catolicismo: "Signo de una sociedad que necesita curación".

Iglesias incendiadas, estatuas de Cristo y la Virgen María vandalizadas o decapitadas: los incidentes de daños contra lugares y símbolos del catolicismo están creciendo en los Estados Unidos. Un hecho preocupante que la Conferencia Episcopal local (Usccb) comenta con una declaración de dos arzobispos: Thomas G. Wenski y Paul S. Coakley, presidentes respectivamente del Comité Episcopal para la Libertad Religiosa y del Comité para la Justicia Interna y el Desarrollo Humano: "Ya sean gestos hechos por individuos atormentados que piden ayuda a gritos o por agentes de odio que tratan de intimidar - se lee en la nota - estos ataques son el signo de una sociedad que necesita sanarse. Estos son "incidentes en los que las acciones humanas son claras, pero las motivaciones no lo son", continúan los prelados y agregan: "Mientras nos esforzamos por comprender la destrucción de estos símbolos sagrados de amor y devoción desinteresada, rezamos por todos aquellos que la causaron, y permanecemos vigilantes contra ella".

Un momento social difícil

La nota episcopal subraya "el particular momento de conflicto cultural que viven los Estados Unidos": "El camino hacia el futuro -subrayan los prelados- debe pasar por la compasión y la comprensión practicadas y enseñadas por Jesús y María". "Contemplemos, en lugar de destruir, las imágenes que representan el amor de Dios - este es el llamamiento final de la Usccb - siguiendo el ejemplo del Señor, respondamos a la confusión con comprensión y al odio con amor".

Los actos de vandalismo a los que se refieren los obispos se han producido, en los últimos tiempos, en diferentes regiones del país: el episodio más llamativo se produjo en junio cuando la estatua de San Junípero Serra erigida en San Francisco fue derribada, a raíz de las protestas antirracistas desatadas tras la muerte del afroamericano George Floyd, que murió tras ser detenido por un policía blanco. Pero eso no es todo: el 18 de julio, en la iglesia de "Nuestra Señora de la Asunción" en Bloomingburg, Nueva York, se demolió un monumento a los niños no nacidos, decorado con versos del profeta Isaías. Anteriormente, a principios de julio, el crucifijo de la parroquia de Santa Bernardita en Rockford, Illinois, fue destruido con un martillo. A mediados de julio, en una estación de esquí en Monstana, una estatua de Cristo fue embadurnada con pintura marrón y cubierta con pancartas con las palabras "Rebélense".

Y aún más: en la noche entre el 2 y el 3 de julio, una estatua de la Virgen María fue decapitada en Gary, Indiana. En las últimas semanas se han registrado más actos de vandalismo contra otros lugares de culto católicos. El más grave fue el incendio de la Iglesia de la "Misión de San Gabriel" en Los Ángeles, una de las más antiguas de los Estados Unidos, fundada en 1771 por San Junípero Serra.


NUEVE HERMANAS COMBONIANAS PARA LA MISIÓN

Las Hermanas Misioneras Pías Madres de África, ​ o también Hermanas Misioneras Combonianas, es una congregación religiosa católica femenina de derecho pontificio, fundada por Daniel Comboni el 1 de enero de 1872, en Montorio Veronese, con el fin de evangelizar en tierras africanas.

Ahora África está dando sus frutos. Son nueve jóvenes africanas de entre 24 y 30 años. Proceden de Congo, Kenia y Uganda y están en la recta final de su noviciado, en Namugongo (Uganda).

Todas tienen estudios superiores y después de más de tres años de formación como postulantes y novicias, Dios mediante, en septiembre, realizarán su consagración religiosa en el seno del Instituto de las Misioneras Comboniana.


MISIÓN COMBONIANA EN TURQUÍA

No son tiempos fáciles para las Misioneras Combonianas. La edad media de las religiosas es muy alta, son muchas las hermanas ancianas y el relevo generacional se está produciendo mucho más despacio de lo que sería deseable. Algunos podrían pensar que es tiempo de replegarse, reducir compromisos y cerrar comunidades, pero claro, esa lógica no es la que mueve el corazón de las Misioneras Combonianas.

Por eso, estas mujeres del Evangelio, decidieron hace poco abrirse a la misión en Turquía. Será un servicio llevado a cabo en colaboración con otras congregaciones en este país musulmán donde los cristianos son una pequeña minoría.

Por el momento dos hermanas abrirán los caminos de la misión comboniana en tierras turcas: la hermana Janete Santos de Castro, una brasileña de 57 años y la hermana española Expedita Pérez León de 60 años. Esta última llegó a Turquía el pasado 2 de julio, días después de que sus hermanas de Roma celebraran junto a ella una sencilla ceremonia de envío. En la foto, la Madre General de las Misioneras Combonianas, Hna. Luigina Coccia, abraza a la Hna. Expedita antes de su partida.

Por intercesión de San Daniel Comboni, oramos por la nueva presencia comboniana en Turquía, encarnada en las hermanas Janete y Expedita y que es testimonio del entusiasmo misionero de las hijas de Comboni.


COLOMBIA DIO LA BIENVENIDA AL NUEVO ARZOBISPO DE BOGOTÁ

La Arquidiócesis de Bogotá (Colombia) dio la bienvenida a su nuevo Arzobispo, Mons. Luis José Rueda Aparicio, quien tomó posesión del cargo en una Misa privada, debido a la cuarentena instaurada en el país por la pandemia del coronavirus.

La celebración se realizó en la Catedral Primada de Bogotá y contó con la presencia de los obispos auxiliares y algunos presbíteros miembros del Colegio de Consultores.

Durante su homilía, Mons. Rueda indicó que “es un honor sacerdotal” suceder al Cardenal Rubén Salazar, que guió la Arquidiócesis de Bogotá por diez años, “pero es un gran desafío que lo asumo con fe”.

“Vengo a caminar con ustedes, a orar con ustedes, y cuando Dios me conceda, vengo a morir con ustedes”, señaló.

El Prelado indicó que como San Bernabé, a quien la Iglesia recuerda el 11 de junio, los fieles deben dejarse guiar por el Espíritu Santo y anunciar el Evangelio.

“Lo más maravilloso que nos ha pasado en la vida es habernos encontrado con Jesucristo. Anunciarlo con palabras y obras es el camino y la misión de cada día”, agregó.

Mons. Rueda pidió vivir el servicio fraterno con alegría y construir el Reino de Dios con fe y humildad. “Sigamos sirviendo a nuestro pueblo, sirvamos con pasión evangelizadora”, añadió.

Durante la transmisión de la ceremonia, el Vicario Judicial de la Arquidiócesis de Bogotá, Mons. Pedro Fernando Mercado Cepeda, indicó que la Iglesia en Colombia celebra la toma de posesión del nuevo arzobispo, quién además será el primado del país.

El arzobispo “preside a la Iglesia en la caridad, en el servicio, y que se transformará también, de alguna manera, en la voz oficial de la Iglesia en nuestro país”, resaltó.

Mons. Mercado indicó que la Iglesia en Colombia se ha caracterizado por ser una Iglesia samaritana que oye la voz de los más pobres y sale en su ayuda.

“Con la guía de Mons. Luis José vamos nuevamente a evangelizar, a seguir predicando a través del servicio, de la escucha a los hermanos más pobres”, añadió.

Muchos fieles e instituciones de la Iglesia Católica hicieron presentes sus saludos de afecto para Mons. Rueda por medio de las redes sociales y agradecieron la labor pastoral.

Breve biografía

Mons. Luis José Rueda Aparicio nació en San Gil, departamento de Santander, el 3 de marzo de 1962. Estudió Filosofía en el Seminario Conciliar San Carlos de la Diócesis de Socorro y San Gil, y Teología en el Seminario Arquidiocesano de Bucaramanga.

Fue ordenado sacerdote el 23 de noviembre de 1989. Estudió Teología Moral en la Academia Alfonsiana de Roma, donde obtuvo la licenciatura.

Como sacerdote, se desempeñó como párroco en Albania (1990); párroco en Curití y Profesor del Seminario Mayor (1992); profesor del Seminario Mayor (1994- 1999); párroco en Pinchote y director del año introductorio del Seminario Mayor (1999-2000); párroco de Barichara (2003).

También fue subdirector del Secretariado Diocesano de Pastoral Social (SEPAS) y rector del Instituto Técnico para el Desarrollo Rural (IDEAR) en el 2010; y vicario episcopal de Pastoral de la diócesis de Socorro y San Gil.

El 2 de febrero de 2012 fue designado Obispo de Montelíbano, recibiendo la consagración episcopal el 14 de abril de ese mismo año.

El 19 de mayo de 2018 fue nombrado Arzobispo de Popayán, cargo en el que servía desde el 7 de julio de ese año. El 25 de abril el Papa Francisco lo nombró Arzobispo de Bogotá.


SUDÁN DEL SUR: ESCALADA DE VIOLENCIA, LLAMAMIENTO ECUMÉNICO POR LA PAZ

En una nota, el Consejo de Iglesias del Sudán del Sur condena enérgicamente los asesinatos y la destrucción de casas en casi todos los estados del país, ya afectados por años de guerra civil, y pide al "gobierno revitalizado de transición por la unidad nacional", instalado el 22 de febrero, y a todos los grupos de oposición que pongan fin a toda violencia.

De la violencia cometida se tendrá que rendir cuentas a Dios: es la advertencia lanzada por el Consejo de Iglesias del Sudán del Sur (SSCC, por sus siglas en inglés) en una nota difundida en los últimos días y reportada por el blog de Amecea (Asociación de miembros de las Conferencias Episcopales de África Oriental). En el texto se hace referencia a la escalada de brutalidad perpetrada "en casi todos los Estados" del país: en particular, se condena enérgicamente "el agravamiento de la pérdida de vidas humanas y la destrucción de bienes pertenecientes a poblaciones ya empobrecidas por conflictos anteriores".

Dios nos hará responsables de esta brutalidad

Episodios dramáticos que "entristecen profundamente" a la Iglesia en el Sudán del Sur, continúa la nota. De ahí la referencia al hecho de que "Dios nos mira y nos hará responsables de la falta de respeto a la sacralidad de la vida". Al mismo tiempo, el organismo ecuménico hace un llamamiento a la "construcción de la paz", instando al gobierno a encontrar formas de detener los enfrentamientos en curso y hacer que la gente adopte el camino de la reconciliación.

Que los políticos sean fieles a los acuerdos firmados

"Pedimos al gobierno revitalizado de transición por la unidad nacional - escribe el SSCC- y a todos los grupos de oposición que pongan fin inmediatamente a esta devastadora y múltiple violencia". Se invita también a la población a "una coexistencia armoniosa, porque todos estamos ligados por el destino y el amor mutuo en esta amada tierra nuestra". Dirigiéndose asimismo a los líderes políticos, el Consejo de Iglesias recomienda que "sean fieles a los acuerdos y declaraciones que han firmado y aseguren su plena y oportuna aplicación". "Exhortamos, en nombre de Dios," continúa el texto, "a todos nuestros líderes políticos para que valoren al pueblo más allá del poder y los intereses del partido. Por lo tanto, pedimos un cese inmediato de las hostilidades y la formación de gobiernos provinciales".

Arrepentimiento, perdón y reconciliación con Dios

También se hace un fuerte llamamiento al sentimiento de arrepentimiento colectivo para curar las heridas del pasado: "Pedimos al pueblo del Sudán del Sur que se arrepienta de sus pecados, que se perdone mutuamente y se reconcilie con Dios". Por su parte, las Iglesias aseguran que permanecerán fieles a su "ministerio de reconciliación": "Seguiremos rezando y trabajando por nuestro país, porque creemos que todavía hay esperanza. No nos demos por vencidos", concluyen los líderes religiosos.

La guerra civil estalló en 2013

Formado el 22 de febrero de este año, el Gobierno de transición por la Unidad Nacional también se define "revitalizado" ya que asume en parte el del 2011, presidido por Salva Kiir y con su rival directo Riek Machar entre los vicepresidentes. El enfrentamiento entre los dos líderes provocó, en 2013, el estallido de una guerra civil que duró algún tiempo, también debido a la reavivarse de las tensiones étnicas y tribales.


EL PAPA AL PRESIDENTE DE COLOMBIA: “TOMEN DECISIONES A FAVOR DEL PLANETA"

El Santo Padre escribe una carta al Presidente de Colombia con ocasión de la Jornada Mundial del Ambiente que se celebra hoy, 5 de junio: “deseo que sus deliberaciones y conclusiones sean siempre a favor de la construcción de un mundo cada vez más habitable y de una sociedad más humana”.

Jornada Mundial del Medio Ambiente

Con ocasión de una de las fechas más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas: el Día Mundial del Medio Ambiente. Este año, el país anfitrión es Colombia, pero a causa de la pandemia por Covid-19, la celebración presencial que iba a tener lugar en Bogotá se ha transformado en una reunión virtual. Un cambio que el Papa Francisco a definido como “un desafío que nos recuerda que ante la adversidad siempre se abren nuevos caminos para estar unidos como gran familia humana”.

Con ocasión de la Jornada que se celebra hoy, el Santo padre ha escrito una carta al Presidente de la República de Colombia, su Excelencia Señor Iván Duque Márquez, en el que le recuerda que la protección del medio ambiente y el respeto a la biodiversidad del planeta “son temas que nos conciernen a todos”. “No podemos pretender estar sanos en un mundo que está enfermo” ha señalado Francisco en su carta, en la que también ha expresado su preocupación por el ecosistema: “El cuidado de los ecosistemas necesita una mirada de futuro, que no se quede sólo en lo inmediato, buscando una ganancia rápida y fácil; una mirada que esté cargada de vida y que busque la preservación en beneficio de todos”.

Ante los peligros que amenazan actualmente nuestro planeta, el Papa asegura que nuestra actitud “debería comprometernos y hacernos testigos de la gravedad de la situación”, pues – continúa – “no podemos permanecer mudos ante el clamor cuando comprobamos los altísimos costos de la destrucción y explotación del ecosistema. No es tiempo de seguir mirando hacia otro lado indiferentes ante los signos de un planeta que se ve saqueado y violentado, por la avidez de ganancia y en el nombre —muchas veces— del progreso” y asegura que está en nosotros “la posibilidad de invertir la marcha y apostar por un mundo mejor, más saludable, para dejarlo en herencia a las generaciones futuras”.

Recordando la reciente celebración del quinto aniversario de su Carta encíclica Laudato si’ - que atrae la atención al grito que nos lanza la madre tierra – ya invitado a que seamos “partícipes” del año especial que ha anunciado el mismo Papa Francisco “para reflexionar a la luz de ese Documento y así, todos juntos – escribe el Papa – tomar mayor conciencia del cuidado y protección de nuestra Casa común, así como de nuestros hermanos y hermanas más frágiles y descartados de la sociedad”.

Por último, destaca su aliento en esta tarea que han emprendido, “para que sus deliberaciones y conclusiones sean siempre a favor de la construcción de un mundo cada vez más habitable y de una sociedad más humana, en la que todos tengamos cabida y en la que nadie sobre”.


COLOMBIA. OBISPOS ADVIERTEN POSIBLE ETNOCIDIO DE INDÍGENAS POR COVID-19

Los obispos de la Amazonía y Orinoquía colombiana han advertido que de seguir en aumento de contagios y de personas fallecidas por el coronavirus, podría darse un etnocidio, especialmente entre pueblos en aislamiento o en contacto inicial.

Ante el avance de la pandemia en la Amazonía y Orinoquía colombiana, obispos de estas regiones hacen un llamado urgente a las autoridades y a toda la ciudadanía, para que se actúe de manera efectiva y responsable en la atención a la población, considerando las condiciones y limitaciones que hay en estos territorios.

En un comunicado de prensa los obispos reconocen el esfuerzo que viene adelantando el Gobierno para otorgar las ayudas a la población necesitada. Sin embargo “lo exhortamos, a actuar de manera eficiente, al constatar que muchas personas en condiciones económicas precarias y que no están incluidas en los programas de ayuda, no han podido acceder al circuito de entrega de víveres o dinero”.

Hacen especial énfasis al recordar que, si bien esta pandemia afecta a todos los colombianos, las desigualdades sociales que se viven en estos territorios pueden llegar a afectar en mayor escala a los más débiles y desprotegidos. Resaltan de manera especial su preocupación por lo que está aconteciendo en la cárcel de Villavicencio y con los habitantes de Puerto Leticia.

Igualmente, ratifican el llamado a toda la población para que se mantengan cumpliendo con las medidas decretadas por el Gobierno Nacional, para la prevención del contagio masivo del virus. Aunque apuntan “reconocemos que estas medidas son difíciles de cumplir debido, a que, desde antes de estallar la crisis por el COVID19, la población amazónica y en especial los indígenas, campesinos y afros, ya se encontraban en situación de pobreza estructural, en condiciones de inseguridad alimentaria y malnutrición, sin acceso a la salud y al agua potable”.

Los obispos se unen al llamado de la Organización de Pueblos indígenas de la Amazonía Colombiana –(OPIAC), en la que solicitan un diálogo urgente con el Gobierno Nacional, regional y otras organizaciones afines al tema, con el fin de buscar soluciones que ayuden a enfrentar este mal de la pandemia. Para este diálogo consideran ellos, es importante contar también con la “participación de las organizaciones indígenas y populares e implementar una estrategia que asegure alimentos y productos de higiene y limpieza, con el fin de afrontar en mejores condiciones la pandemia y la cuarentena durante los siguientes meses”.

Por otra parte, y en comunión con el llamado que hace la Conferencia Episcopal, de rechazar todo acto violento que atenta contra la vida de las personas, de manera especial contra los líderes y lideresas, instan al Estado a “hacer todos los esfuerzos para avanzar en la implementación de los acuerdos de paz, que daría un respiro y una esperanza al país y en general a las comunidades tan azotadas por las violencias”.

Pedimos acciones urgentes de las autoridades, para tomar las medidas necesarias que permitan frenar esta realidad dolorosa; así como, el poner punto final a la devastadora deforestación de la Amazonía, que en estos tiempos de cuarentena se ha agudizado de manera alarmante”, señala la misiva.

Igualmente, animan para que durante este tiempo de pandemia se fortalezcan los espacios de espiritualidad y oración dentro de los hogares, se mantenga alerta frente a cualquier tipo de violencia intrafamiliar y se esté cercano a los más necesitados desde lo que permite el aislamiento social establecido.

Finalmente, reafirman el compromiso de la Iglesia para seguir ayudando desde la Pastoral Social y las parroquias, tanto con recursos económicos, materiales y humanos, para aliviar de alguna forma la crisis que está generando esta emergencia sanitaria en la población más vulnerable de estos territorios.


EL PAPA ANUNCIA AÑO ESPECIAL POR LA LAUDATO SI’ Y EL CUIDADO DE LA CREACIÓN

En su alocución, después de rezar a la Madre de Dios, el Papa Francisco recordó el V Aniversario de la publicación de la Encíclica Laudato si’ y la Semana dedicada a este documento. Asimismo, el Pontífice anunció un Año especial de Aniversario de la Laudato si’, un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica.

“La ‘Semana Laudato si’, que acabamos de celebrar, se convertirá en un Año especial de Aniversario de la Laudato si’, un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica”, lo anunció el Papa Francisco en su alocución después de rezar la oración mariana del Regina Coeli, de este VII Domingo de Pascua, en la que también se celebra el V Aniversario de la publicación de la Encíclica sobre el cuidado de la Casa Común.

Un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica

Después de rezar el Regina Coeli desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, el Pontífice recordó que, con la Encíclica Laudato si’ se buscó “llamar la atención al grito de la Tierra y de los pobres”. Y ahora, “gracias a la iniciativa del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, la ‘Semana Laudato si’, que acabamos de celebrar – precisó el Papa – se convertirá en un Año especial de Aniversario de la Laudato si’, un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica”. El Santo Padre señaló que este Año especial empieza hoy, 24 de mayo y durará hasta el 24 de mayo del próximo año. Por ello, el Papa Francisco invitó “a todas las personas de buena voluntad a unirse, para cuidar de nuestra Casa Común y de nuestros hermanos y hermanas más frágiles”.

Oración para el Año especial dedicado a la Laudato si’

Asimismo, el Pontífice anunció que en la página web de este Dicasterio Vaticano será publicada la oración dedicada a este Año, y dijo que “será bello rezarla”. A continuación siguen nuestra traducción de la oración para este Año especial:

Dios amoroso,

Creador del cielo, de la tierra y de todo lo que hay en ella.

Abre nuestras mentes y toca nuestros corazones, para que podamos ser parte de la creación, tu don.

Sé presente para los necesitados en estos tiempos difíciles, especialmente para los más pobres y más vulnerables.

Ayúdanos a mostrar solidaridad creativa para enfrentar las consecuencias de esta pandemia mundial.

Haznos valientes para abrazar los cambios dirigidos a la búsqueda del bien común.

Ahora más que nunca, que podemos sentir que todos estamos interconectados e interdependientes.

Has de tal modo que logremos escuchar y responder al grito de la tierra y al grito de los pobres.

Que puedan ser los sufrimientos actuales los dolores de parto de un mundo más fraternal y sostenible.

Bajo la mirada amorosa de María Auxiliadora, te pedimos por Cristo Nuestro Señor.

Amén.


DESATENDIDA Y DESINFORMADA. LA TRAGEDIA SANITARIA EN LA AMAZONIA PERUANA

La situación en Iquitos, Perú, es caótica. Los hospitales están llenos, no pueden recibir más enfermos. Hay personal sanitario infectado. Desde Lima han enviado unos 40 doctores para ayudar en la emergencia. Hay muchas personas que están siendo atendidas a través de telemedicina, porque no hay espacio para ellas en los hospitales. Entrevista con p. Miguel Ángel Cadenas, misionero agustino.

 

Los efectos colaterales de la actual pandemia son dramáticos, porque los hospitales no pueden atender a enfermos con otras patologías. Por ejemplo, personas con dengue o con diabetes, “que tienen pánico cada vez que van a hacerse la diálisis al hospital”, afirma el padre Cadenas.

La situación sanitaria en Iquitos, Perú

El misionero agustino subraya que hasta ahora no hay un plan especial para atender la realidad de los pueblos indígenas, a pesar de que hay muchos colectivos que lo están pidiendo, entre ellos, la Iglesia.

Cadenas da su testimonio sobre la situación sanitaria en Iquitos: Conozco personas indígenas que los días previos a la cuarentena estaban listos para ser operados y han tenido que regresar a las comunidades. Pero, operarlos será difícil, porque cuando pase la pandemia, la gente, como los comerciantes de la ciudad saldrán a las comunidades a buscar comida y con ellos van a llevar la posibilidad de contagiar a la gente del campo, de los pueblos indígenas. Hay tan pocas pruebas, que los asintomáticos no son tenidos en cuenta. Sólo aquellos que presentan un cuadro son evaluados. Seguramente hay muchas personas asintomáticas”.

Denuncias de corrupción

Para el padre Cadenas, tanto en la realidad peruana como a nivel internacional, “Siempre que una epidemia desborda las fronteras aparece otro tema que es terriblemente duro, y es la corrupción. Ahora no se puede saber, porque no podemos salir, pero ya hay medios de comunicación que están señalando posibles actos de corrupción, por ejemplo, en la compra de mascarillas y piden a la fiscalía que investigue”.

El padre Miguel llama la atención sobre la evacuación de personas provenientes de la capital, Lima. La imagen de migrantes que están saliendo hacia las provincias es realmente aterradora. A Iquitos solo se puede venir por avión. Hay algunos enfermos y los están trayendo a Iquitos. Lo que se van a encontrar es una ciudad en situación muy lamentable para ellos y para sus familias.

Movilidad entre comunidades

Cadenas muestra una situación propia de esta región. Las fronteras entre países fueron inventadas cuando los pueblos indígenas ya vivían allí. Para ellos, esas fronteras no existen, sino las de las propias comunidades.  En este contexto afirma: Cada día vemos cómo la enfermedad está llegando a los pueblos indígenas, cómo va llegando a sus hogares. En la triple frontera entre Brasil, Perú y Colombia ya hay casos. Esto significa que los pueblos indígenas de la zona probablemente ya están siendo afectados: los tikuna, los yaguares; en el Yabarí hay pueblos en aislamiento voluntario. Por la parte más arriba de Iquitos, por el río Amazonas, por el río Marañón hay 4 personas que han sido dadas de alta por covid-19. Si tenemos en cuenta, en Ecuador, la epidemia se ha extendido mucho, hay peligro en la provincia de Pastazo. Dicen que los pueblos awuajun y wampis cuidan la frontera para que no haya tránsito de personas y así no se propague la epidemia.

 

El padre Miguel pone en evidencia que los centros de salud locales están desabastecidos, tienen poco personal y no tienen ningún plan para atención para los pueblos indígenas.

Algunos hablan de glotocidio. Es decir, si la pandemia ataca a los ancianos, y mueren los ancianos indígenas, hay una alta probabilidad de que con ellos mueran las lenguas indígenas, insistió. Además, para estos pueblos hay que evidenciar que, dados sus niveles de anemia y desnutrición, arriba de la media nacional, así como la diabetes y enfermedades respiratorias, los hace propicios, si son contagiados, para que tengan menos oportunidades de salvarse. Por eso, tantos colectivos piden al gobierno peruano de tener un plan especializado para atender los pueblos indígenas.

Cadenas cita al padre Miguel Fuertes, responsable del vicariato que no hay oxígeno en el hospital. Las dos plantas de oxígeno están colapsadas y no pueden abastecer a los hospitales. Hay otra en Pucalpa, que también está desabastecida. ¡Ni siquiera hay paracetamol! En estas estamos.

Acción conjunta entre países vecinos

El Estado nación no es el espacio desde el que se debe atacar esta pandemia. Por ejemplo, de poco sirve que aquí se ataque el problema, si en Brasil o Colombia no lo hacen. Las familias pasan de un lugar a otro, y esta situación de movilidad, puede hacer que el contagio sea mayor.

En Iquitos se está viviendo mucho miedo, porque muchas familias tienen enfermos o conocen enfermos. También hay muchos muertos. No tenemos total certeza de las cifras oficiales. Quien decide cuál es la causa de la muerte es un doctor, y a veces puede suceder que una persona muera de un paro cardíaco o de dengue, pero estas patologías son exacerbadas por el Covid-19. Solo en el territorio de mi parroquia he contado al menos 7 personas muertas por este virus.

Acompañamiento pastoral de la Iglesia

Nosotros acompañamos a las personas, vía teléfono o por WhatsApp tratando de darle ánimo a la gente. Las imágenes que vivimos son de tragedia y de desesperación por parte de muchas familias.

La Iglesia está teniendo un comportamiento discreto en esta pandemia. Se han puesto a disposición tres centros de retiro, así como apoyamos a personas que conocemos. Hemos repartido alimentos a familias que están solicitando comida. También el apoyo emocional por parte de los agentes de pastoral. Otra ayuda es retransmitir por las redes sociales la eucaristía. También publicamos oraciones por WhatsApp- Este apoyo es un gran servicio para la población.

Atención sanitaria adaptada a la realidad amazónica

No es fácil saber lo que está pasando cuando no se puede salir a la ciudad. Se cuentan unas 20 personas fallecidas al día. Los hospitales, que son muy importantes son una construcción occidental y desde ese punto de vista se le trata al enfermo. Pero muchas personas no comparten esta visión, por lo que no acuden a estos centros. Esta es una amenaza más a los pueblos indígenas.

Según datos de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) del día 27 de abril, el total de casos confirmados de coronavirus en la Amazonia (incluye los 9 países) es de 13 729 y el total de fallecidos asciende a 791.


MONSEÑOR RUEDA APARICIO ES EL NUEVO ARZOBISPO DE BOGOTÁ

El 25 de abril 2020, el Santo Padre ha nombrado arzobispo metropolitano de Bogotá a Monseñor Luis José Rueda Aparicio, hasta ahora arzobispo metropolitano de Popayán.

Biografía

Como informa el sitio web de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Rueda nació en San Gil el 3 de marzo de 1962. En su pueblo natal realizó los estudios básicos tanto de primaria como de secundaria. Su proceso de formación para el sacerdocio lo adelantó, en un primer momento, en el Seminario Conciliar San Carlos de la Diócesis de Socorro y San Gil, donde frecuentó los cursos de filosofía; luego realizó sus estudios teológicos en el Seminario Arquidiocesano de Bucaramanga. Fue ordenado sacerdote el 23 de noviembre de 1989, incardinándose a la Diócesis de Socorro y San Gil.

Después de su ordenación tuvo la oportunidad de adelantar estudios de especialización en teología moral, obteniendo la licenciatura en la Academia Alfonsiana de Roma.

Algunos cargos desempeñados

Como sacerdote, ha sido párroco en diversas parroquias, entre ellas,  en Curití y profesor del Seminario Mayor (1992), Subdirector del Secretariado Diocesano de Pastoral Social –SEPAS- y rector del Instituto Técnico para el Desarrollo Rural –IDEAR- (2010), entre otros. La CIII Asamblea Plenaria de Obispos en julio de 2017 lo eligió Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Caritativa.

El 2 de febrero de 2012, Su Santidad Benedicto XVI lo nombró obispo de la Diócesis de Montelíbano y recibió la ordenación episcopal el 14 de abril de 2012. EL 19 de mayo 2018 fue nombrado arzobispo metropolitano de Popayán

 

El prelado expresó los sentimientos que le produce este nombramiento: “Me siento lleno de fe y lleno de esperanza para servirle al país, este país que busca la reconciliación y quiere motivos de esperanza, y ese motivo de esperanza profundo es Cristo Jesús, celebrado en la Iglesia, conocido y anunciado, muerto y resucitado para darnos salvación”.

La santidad, el primer desafío para los cristianos

Monseñor Rueda expresó que el primer desafío que tenemos todos los miembros de la Iglesia es ser santos. “Sin la santidad no podemos servir. Al estilo de la virgen María, al estilo de los mártires latinoamericanos, y del santoral secreto, de aquellos santos que no son conocidos, pero que le sirvieron al pueblo de Dios”, expresó.

Junto al desafío de la santidad, está el de la sinodalidad, expresó monseñor Rueda: “El segundo es ponernos en camino, sinodalidad, todos juntos. La Iglesia y, la Iglesia con la humanidad, buscando la solución de los problemas. Seguidamente evidenció los múltiples problemas que aquejan el territorio colombiano, entre los que enumeró: “el narcotráfico, que genera la muerte de hombres y de mujeres” y la corrupción. La respuesta a estas problemáticas tiene que ser desde el Evangelio, afirmó, “pero en comunión con aquellos que incluso están fuera de la Iglesia, pero que tienen buena voluntad de buscar el bien común”.

Iglesia misionera

En el aspecto eclesial, el nombrado arzobispo de Bogotá insistió en que “como Iglesia estamos llamados a ser instrumentos de la comunión misionera, Como dice la Lumen Gentiun. signo de comunión entre nosotros como seres humanos y de toda la humanidad en comunión con Dios. Es una comunión misionera, al estilo de lo que nos propuso Aparecida”. El centro de esta actividad misionera, está Cristo, al que “tenemos que anunciarlo, tenemos que vivirlo, tenemos que llevarlo a todos los escenarios, donde hay hombres y mujeres tendidos en el camino que necesitan el amor misericordioso, la mano, la presencia, la voz amiga. El Salvador es Cristo, animándonos y dando vida”.

La autenticidad de quien vive la pobreza evangélica

Monseñor Rueda insistió en que Cristo nos llama a vivir en la pobreza y con los pobres: “El señor Jesús nos motiva a vivir la actitud de la pobreza con alegría, sin resentimientos, sin odios, compartiendo la fraternidad de cada día, al estilo de francisco de Asís, al estilo del Papa Francisco. Es el mensaje de encontrarnos primero con Cristo Jesús el más pobre de todos. De vivir con alegría la pobreza y desde allí poder acompañar, compartir y ser hermano de aquellos que son descartados, de aquellos que viven en situaciones infrahumanos, y que podemos visibilizarlos al estilo de la parábola del samaritano”.


LÍDERES CATÓLICOS DE AMÉRICA LATINA: PROTEGER A LOS MÁS VULNERABLES

El texto está firmado por 170 personalidades y promueve acciones que tienen como prioridad la protección de los más frágiles y vulnerables. Afrontar la difícil realidad actual desde un punto de vista del cristiano común y actuar en consecuencia, tener siempre como prioridad la protección de los más frágiles y vulnerables, y promover una mayor cooperación e integración a nivel internacional.

 

Este es el llamamiento contenido en el "Manifiesto de los católicos latinoamericanos con responsabilidades políticas", firmado por 170 personalidades, entre las que se encuentran tres ex jefes de Estado, un ex secretario de la Organización de Estados Americanos, un ex director del Fondo Monetario Internacional y varios parlamentarios y ex parlamentarios. La iniciativa es promovida por la Academia de Líderes Católicos, nacida en Chile y presente en varios países de América Latina. Está encabezado por un Consejo Latinoamericano cuyos miembros son el teólogo Rodrigo Guerra López, el filósofo Rocco Buttiglione, Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la presidenta de la Confederación Latinoamericana de Religiosos, Liliana Franco Echeverri, Guzmán Carriquiry, vicepresidente emérito de la Pontificia Comisión para América Latina, y José Antonio Rosas, director general de la Academia.

 

"Nuestra mirada - se lee en el Manifiesto - nace del dolor de los que sufren y sufrirán más esta pandemia: los pobres, los más solitarios y abandonados, los más frágiles y vulnerables, los más pobres e indefensos, los que serán más afectados por la pandemia. Pensemos en el dramático impacto que tendrá en las multitudes de hermanos y hermanas latinoamericanos que sobreviven sólo gracias al trabajo no declarado y, en general, al trabajo en la calle o a tantos ancianos abandonados. Son los pobres los que tienen que salir de casa para ganarse el pan de cada día y que a menudo no respetan las reglas de aislamiento y cuarentena". Una auténtica lectura de la realidad, prosigue el documento, viene dictada por las elecciones realizadas a partir de lo que Cristo Jesús escoge: "Por lo tanto, todas las acciones y compromisos para hacer frente a la crisis deben realizarse desde el punto de vista de las repercusiones en los más vulnerables".

 

Concretamente, según los firmantes del Manifiesto, "la solidaridad debe organizarse entre diferentes áreas territoriales y entre diferentes países". La pandemia no afecta con igual fuerza a todo el territorio nacional"; "los medios de comunicación deben participar en aras del bien común, evitando el sensacionalismo para contribuir a un clima de riesgo pero sereno y seguro de sí mismo"; "además del acompañamiento psicológico, el acompañamiento espiritual será también fundamental y muy saludable, por lo que es necesario implicar a las iglesias en el acompañamiento de quienes experimentan situaciones traumáticas o estresantes"; "la economía debe demostrar su capacidad para hacer frente al desafío sin precedentes". Ni las ideologías ni las ortodoxias tradicionales pueden tener prioridad sobre la realidad.

 

Se necesita creatividad para resistir y luego superar la crisis"; "los líderes políticos de las diferentes naciones de América Latina deben buscar una acción coordinada y concertada. No hay un "salvo que pueda", por lo que los organismos multilaterales deben asumir la responsabilidad y el liderazgo. Las iglesias deben ser portadoras y, en su medida, ejecutoras de estas medidas".

 

Es un momento fundamental, dice el Manifiesto, para fortalecer los mecanismos de integración (Alianza del Pacífico, Mercosur, Sistema de Integración Centroamericana) y las relaciones de cooperación entre los países con mayor población del continente (México, Colombia, Brasil y Argentina/Chile)". Por lo tanto, es muy importante "la cooperación del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Latinoamericano de Desarrollo". En el mismo sentido, la deuda externa de los países debe ser reestructurada y aplazada a largo plazo con la solidaridad de los acreedores: seguramente estamos en una situación muy grave en nuestro planeta, probablemente el mayor desafío que, como generación, viviremos en nuestra historia".


DICASTERIO VATICANO CREA UNA COMISIÓN COVID-19 PARA AFRONTAR EL FUTURO

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral crea – bajo petición del Pontífice – una comisión para expresar el amor de la Iglesia por la humanidad ante la pandemia por COVID-19

El Papa Francisco solicitó al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DSSUI) que creara una Comisión, en colaboración con otros departamentos de la Curia Romana, para expresar la preocupación y el amor de la Iglesia por la entera familia humana frente a la pandemia de Covid-19, sobre todo a través del análisis y la reflexión sobre los desafíos socioeconómicos y culturales del futuro y la propuesta de pautas para enfrentarlos.

Dicha Comisión, formada por el Prefecto de la DSSUI, el Cardenal Peter K. A. Turkson, por Mons. Bruno-Marie Duffé y por el Vicesecretario, Don Augusto Zampini, prevé 5 grupos de trabajo cuyos objetivos fueron presentados al Papa el pasado 27 de marzo de 2020.

Grupo de trabajo 1

Está coordinado por DSSUI, se dedica a escuchar y apoyar a las Iglesias locales, en un servicio que las convierte en protagonistas de las situaciones en las que viven en cooperación con Caritas Internationalis. El grupo tiene la tarea de colaborar positivamente con iniciativas de caridad promovidas por otras realidades de la Santa Sede, como la Limosnería Apostólica, la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y la Farmacia del Vaticano.

Grupo de trabajo 2

También coordinado por el DSSUI, se ocupará de la investigación y el estudio de la pandemia, para reflexionar sobre la sociedad y el mundo posterior a Covid-19, particularmente en los sectores del medio ambiente, la economía, el trabajo, la salud, la política, la comunicación y la seguridad. Los socios de este grupo serán las Academias Pontificias para la Vida y las Ciencias junto con varias organizaciones que ya colaboran con el DSSUI.

Grupo de trabajo 3

Este grupo será coordinado por el Departamento de Comunicación, y tendrá como tarea informar sobre el trabajo llevado a cabo por los Grupos. Además, promoverá la comunicación con las Iglesias locales, ayudándoles a responder de manera auténtica y creíble al mundo posterior a Covid-19.

Grupo de trabajo 4

Este grupo será coordinado por la Sección de Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado, apoyará a la Santa Sede en sus actividades y relaciones con los países y organismos internacionales, comunicándoles los frutos de la investigación, el diálogo y de los reflejos producidos.

Grupo de trabajo 5

El último grupo, coordinado por DSSUI, será el responsable de la financiación para apoyar la asistencia de la Comisión Covid-19 a las iglesias locales y las organizaciones católicas, así como de sus actividades de investigación, análisis y comunicación.


HOMENAJE A LOS SACERDOTES FALLECIDOS POR EL CORONAVIRUS

El Jueves Santo es tradicionalmente considerado una fiesta del sacerdocio de los sacerdotes, siendo su misión central la celebración de la Eucaristía, que conmemora la Última Cena, en el centro de la liturgia de ese día. Este año, sin embargo, esta celebración adquiere una especial gravedad debido a la pandemia de coronavirus que ha causado miles de muertes en todo el mundo, incluyendo muchos sacerdotes.

 

Al igual que los médicos y todo el personal médico enviado al frente en esta "guerra" contra el coronavirus, los sacerdotes, a menudo llamados "médicos de las almas", están particularmente expuestos al virus. Como el resto de la sociedad, están llamados a la prudencia y al civismo y deben adaptar las condiciones para el ejercicio de su ministerio, pero una vocación basada en la imitación de Cristo, que se encarnó en la condición humana hasta el punto de una muerte humillante, no puede ignorar el contacto humano, con todas las alegrías y los riesgos que esto implica.

Incluso en países donde no se puede celebrar una misa pública, muchos sacerdotes siguen prestando el servicio de comunión a los enfermos y a los ancianos, manteniendo la continuidad de una vocación basada en la entrega de sí mismo.

 

El martirio de los sacerdotes italianos

El exceso de mortalidad en el clero es muy difícil de cuantificar con precisión, ya que la situación cambia a cada hora y la información, país por país, no está centralizada. El país con el censo más exacto es Italia, donde L'Avvenire, un diario vinculado a la Conferencia Episcopal, contó 96 sacerdotes muertos hasta el 5 de abril, Domingo de Ramos.

El umbral de 100 muertes en el clero italiano se ha cruzado probablemente desde esa fecha, y un obispo entre ellos es el obispo Angelo Moreshi, Vicario Apostólico de Gambella en Etiopía, que murió el 25 de marzo en Brescia. Las edades de estos sacerdotes oscilan entre 55 y 104 años, pero también se han hospitalizado sacerdotes más jóvenes, a veces en condiciones graves, y algunos siguen luchando por su supervivencia.

 

El exceso de mortalidad también se observa en Francia

En Francia, país que recientemente ha cruzado el umbral de 10.000 muertes en su población general, se han notificado muchas muertes de sacerdotes y religiosos.

Entre los sacerdotes fallecidos se encuentran varias personalidades de renombre nacional, como el Padre François de Gaulle, sobrino del General de Gaulle, miembro de la Sociedad de Misioneros de África. Este "padre blanco" tenía 98 años. Durante mucho tiempo fue misionero en Burkina Faso, y sirvió como capellán informal de la presidencia de la República Francesa durante el mandato de su tío, celebrando regularmente una misa en el Palacio del Elíseo.

 

12 muertes entre los jesuitas de la Provincia de Francia

Los jesuitas están particularmente afectados por la pandemia de Covid-19. El padre Henri Madelin, que murió en Lille el 8 de abril a la edad de 83 años, fue una figura emblemática de la presencia de la Compañía de Jesús en la vida intelectual francesa. Fue provincial de los jesuitas de Francia, redactor jefe de la revista Études, presidente del Centre Sèvres y profesor de Sciences-Po Paris. Apasionado por la construcción europea, fue activo en OCIPE, la Oficina Católica de Información e Iniciativa para Europa, una organización con sede en Estrasburgo. "Dotado de una gran benevolencia, hombre de fe y de relaciones, siempre atento a las evoluciones de la sociedad, Henri puso sus cualidades humanas e intelectuales al servicio de Cristo, de la Iglesia y de la sociedad", dice en la página web de los Jesuitas de Francia.

 

Los jesuitas de Francia han indicado otras muertes debidas al Covid-19, especificando que se les dará un tributo colectivo después de que se levante el confinamiento. Un total de 12 jesuitas de la Provincia de Francia han fallecido a causa del coronavirus hasta ahora.

 

Varias muertes en las diócesis francesas

En lo que respecta a las diócesis y otras comunidades religiosas, es imposible elaborar una lista precisa, sobre todo porque, al igual que en la población general, a falta de pruebas disponibles, algunos casos sospechosos no han dado lugar a un examen y, por lo tanto, no se registran oficialmente. Sin embargo, se ha informado de un número muy elevado de hospitalizaciones y de varias muertes.

 

Varias comunidades religiosas muy afectadas

A pesar de tener un menor contacto con la población, las comunidades monásticas no se salvan. La abadía benedictina de Fleury, en Saint-Benoît-sur-Loire, perdió a su antiguo padre abad de 1973 a 1991, Dom Bernard Ducruet, de 92 años. Esta comunidad ha sido puesta en cuarentena por las autoridades, ya que al menos otros 18 monjes de allí han dado positivo en Covid-19. Entre las comunidades religiosas más afectadas se encuentra también la de los frailes capuchinos de Crest, en la Drôme, que ha perdido tres de sus miembros.

En cuanto al resto del mundo, en el Líbano, un país relativamente libre de la pandemia, varios jesuitas de la Universidad de San José han sido contaminados. Trágicamente, la comunidad lamentó la muerte del Padre Alex Bassili, de 75 años, cuando acababa de ser declarado oficialmente curado de Covid-19. Murió de un ataque al corazón que podría estar relacionado con la fatiga causada por la enfermedad.

 

Los Estados Unidos, el nuevo centro de la epidemia mundial

El frente epidémico más grave concierne ahora a los Estados Unidos, donde se temen miles de muertes en los próximos días, según el propio presidente Donald Trump. En Nueva York, el primer sacerdote en morir fue el Padre Jorge Ortiz-Garay, incardinado en la diócesis de Brooklyn.

 

Los medios de comunicación locales dieron una gran cobertura a la muerte de este sacerdote, de sólo 49 años de edad, que había mostrado un gran dinamismo en la difusión del mensaje del Evangelio a la población en este tiempo de encierro a través de las redes sociales. De origen mexicano, fue ordenado sacerdote en 2004 después de ejercer como abogado. Desde su llegada a Brooklyn en 2009, había desarrollado la devoción a Nuestra Señora de Guadalupe entre las comunidades latinoamericanas.

 

También se informó en Nueva York de la muerte de un sacerdote de origen italiano, el padre Gioacchino Basile, de 60 años. Originario de Calabria y párroco en el distrito de Queens. Todos estos sacerdotes fallecidos, como los que están muriendo actualmente por otras patologías, son enterrados en la más estricta privacidad, debido a las reglas de confinamiento, pero serán objeto de posteriores tributos públicos. Ya sea que hayan caído enfermos en el servicio directo del pueblo, o abandonados en su vejez después de varias décadas de sacerdocio, todos han dado testimonio de su fidelidad al Señor y del don de sus vidas en el servicio del Pueblo de Dios.

 

Entrevistado por la sección italiana de Radio Vaticano el Jueves Santo, el obispo Francesco Beschi de la diócesis de Bérgamo, que llora la muerte de 24 sacerdotes y aún tiene muchos sacerdotes hospitalizados, confió que identificó la situación de su diócesis y presbiterio con la del pueblo del Éxodo. "Ya no tenemos nada de lo que teníamos antes. Entonces, ¿qué nos queda? Todavía tenemos la oración, la Palabra de Dios, el compartir fraternal, pero sobre todo todavía tenemos el hecho de poner nuestras vidas en las manos del Señor. Esto puede ser un dinamismo pascual muy fuerte. Morir con Cristo para resucitar con Él".


CERCANÍA DEL PAPA A CROACIA POR EL TERREMOTO

Un violento terremoto de magnitud 5.4 sacudió la ciudad de Zagreb al amanecer. Ya se cuentan heridos, incluyendo un niño en estado grave, y daños considerables. Francisco en el Ángelus no se olvida de mostrar su cercanía a la población también en aislamiento por el Coronavirus.

Expreso mi cercanía a la gente de Croacia afectada por el terremoto de esta mañana. Que el Señor les dé la fuerza y la solidaridad para enfrentar esta calamidad.

Después de la recitación de la oración mariana desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, el Papa dirige sus pensamientos a la gente de Croacia que en estas horas está todavía en la carretera a causa del terremoto que golpeó la capital Zagreb al amanecer.

Heridas y daños

Dos temblores cercanos, uno de magnitud 5.4 y otro de 4.6, uno a las 5.24 hora local, el otro media hora más tarde, que se sintieron también en Italia, causó grandes daños en la ciudad y algunos heridos, incluyendo, un niño de 15 años grave, al principio dado por muerto, aplastado en el derrumbe de un edificio en el centro. Las imágenes que circulan en los medios de comunicación muestran edificios seriamente dañados, coches destruidos por los escombros y calles cubiertas de cascotes. El periódico Vecernji también informa de los daños en el hospital de Rebro.

Además del terremoto, la epidemia

En el país la situación es muy difícil, ya que desde anoche está en vigor el bloqueo destinado a limitar la propagación del Coronavirus y hay un bloqueo total de los trenes y del transporte público. El Presidente de la República, Zoran Milanovic, ha sido puesto a salvo. El Ministerio del Interior ha pedido a todos que permanezcan en la carretera pero que mantengan una distancia de seguridad. "Nos enfrentamos a dos crisis graves, el terremoto y la epidemia", dijo el Ministro del Interior Davor Bozinovic: en las últimas horas hay 29 casos más de Coronavirus en el país, con un total de 235.


EL PAPA CONCEDE LA INDULGENCIA PLENARIA

La Oficina de Prensa Vaticana recuerda en una nota la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria a quienes se unan a Francisco en la oración del próximo viernes, como establecido en la reciente disposición de la Penitenciaría Apostólica

Poco después del término del Ángelus, la Oficina de Prensa de la Santa Sede emitió un comunicado para reiterar algunas particularidades del evento del 27 de marzo, para el cual Francisco, “en este tiempo de emergencia para la humanidad” invita a “los católicos de todo el mundo a unirse espiritualmente en oración con él”.

El comunicado precisa que “la oración del Santo Padre podrá ser seguida en directo a través de los medios y se concluirá con la Bendición eucarística que será impartida ‘Urbi et Orbi’ a través de los medios de comunicación”.

“A todos aquellos que se unirán espiritualmente a este momento de oración a través de los medios de comunicación será concedida la indulgencia plenaria según las condiciones previstas por el reciente decreto de la Penitenciaría Apostólica”.


IGLESIA EN COLOMBIA: EL ABORTO ES LA PENA DE MUERTE CONTRA LOS INOCENTES

La Conferencia Episcopal de Colombia, con el apoyo de distintos profesionales en el campo de la salud, el derecho y la comunicación, ha presentado un video titulado "El aborto en Colombia: ¡Pena de muerte contra los inocentes!", un mensaje formativo e informativo que busca motivar la reflexión sobre esta delicada realidad que se vive en el país.

"No al aborto no es solo una cuestión de fe, creencia, sino de humanidad". Estas son las palabras del Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana, Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, en un mensaje que acompaña la presentación del proyecto audiovisual «El aborto en Colombia: ¡pena de muerte contra los inocentes!». 

Proteger la vida

Se trata de un mensaje formativo e informativo que, con el apoyo de varios profesionales de los sectores sanitario, jurídico y de la comunicación, pretende reflexionar sobre la delicada realidad del aborto, a raíz de la petición del Tribunal Constitucional de despenalizarlo.

El aborto -continúa explicando el prelado, quien también participa en el video- "es un pecado muy grave que clama al cielo; por ello, todos los bautizados están invitados a defender de manera especial la vida naciente".

La tragedia del aborto

Asimismo, retomando las enseñanzas de los Pontífices, el obispo auxiliar de Medellín concluye recordando que como comunidad de fe debemos estar siempre dispuestos "a acoger con amor y misericordia a quienes han experimentado la tragedia del aborto y que, reconociéndolo en sus vidas, se abandonan al amor del Señor".

Por otra parte, el Arzobispo de Popayán, Monseñor Luis José Rueda Aparicio, expresó ayer en la página web del Episcopado, todo su pesar por la propuesta de la Corte Constitucional colombiana, que permitiría a la mujer interrumpir libremente su embarazo sin restricciones en los tres primeros meses de gestación.

"El derecho a la vida es inviolable y no debe haber pena de muerte, lo dice tanto la Declaración Universal de los Derechos Humanos como la Constitución colombiana", recordó Monseñor Rueda subrayando que la vida de la madre y la del niño que va a nacer "deben ser siempre defendidas" y que cualquier crisis humana es temporal "mientras que el aborto es para siempre, es irreversible".

Escuchar y guiar a las mujeres

"Es importante, por lo tanto, proporcionar orientación y ayuda a través de especialistas, a las mujeres que están pensando en abortar", continuó Monseñor Rueda, porque en realidad no necesitan un aborto, sino apoyo, acompañamiento y cercanía en su difícil situación.

"Están buscando a alguien que las escuche y los guíe. Están buscando razones reales para hacer una elección de vida. La mujer tiene derecho a ser informada adecuadamente sobre la posibilidad de tomar otras decisiones además de suspender el embarazo, como dar al bebé en adopción. Tiene derecho a ser informada de la existencia de instituciones y profesionales, dispuestos y preparados para proteger la vida de la madre y el niño", añadió. 

Por último, el prelado apeló a la conciencia de los profesionales de la salud para discernir en cada situación, animándolos a elegir los cuidados y el respeto a la vida, porque "en la gran mayoría de los abortos que se realizan, la motivación radica en la salud mental de la madre". Ver vídeo en: https://youtu.be/tVtooQ7dAgg


 DOS NUEVOS SACERDOTES COMBONIANOS PARA LA MISIÓN

El pasado domingo 16 de febrero, tuvo lugar en Kinshasa (R. D. de Congo) la ordenación sacerdotal de dos combonianos, los padres André Mbala (32 años) y Claude Nkwe (36 años). El cardenal Fridolin Ambongo presidió esta celebración festiva en la catedral de Kinshasa (en la imagen), en la que también fueron ordenados otros dos sacerdotes y tres diáconos de otras congregaciones.

En el caso de los Misioneros Combonianos, las vocaciones en América están disminuyendo, en Asia son poquitas mientras que en Europa, en otros tiempos tan generosa, se vive una preocupante sequía vocacional. Hoy es África el continente donde sopla el Espíritu y las vocaciones florecen más. Aproximadamente el 80% de los jóvenes combonianos en formación son africanos.

Por intercesión de San Daniel Comboni, oramos por los padres André y Claude, que vivan con fidelidad su ministerio sacerdotal siguiendo los pasos de Jesucristo y al estilo de nuestro fundador.


PLENARIA DE OBISPOS EN COLOMBIA:

HACIA UN ESTILO DE VIDA HUMANO QUE CUIDE LA CREACIÓN

Es necesario evitar esa cultura del desperdicio que tanto daño nos hace hoy en día, y promover desde nuestra fe políticas públicas en torno a la minería, sobre todo la minería ilegal y el cuidado de los bosques: son algunas de las líneas pastorales que los obispos colombianos tratarán esta semana en el curso de su plenaria, tal como refiere el Secretario General de los obispos colombianos, Monseñor Álvarez. Es necesario, dice el prelado "hacer un estilo de vida humano que cuide la creación".

Con una celebración eucarística en Bogotá ha iniciado la 109° Asamblea Plenaria del Episcopado, que tendrá lugar hasta el 7 de febrero. El cuidado de la Casa Común será el tema central de la asamblea, los Obispos reflexionán sobre cómo discernir los modos para poner en marcha acciones eclesiales en la línea de ecología integral, tanto a nivel de la acción pastoral como a nivel de incidencia socio-política. Pero también habrá un espacio dedicado a tratar temas de actualidad nacional, como el de la paz y la reconciliación, en el que la Iglesia católica pone todos los esfuerzos. También se continuará con la tarea de concretar acciones para una ayuda más eficaz a la población migrante desde Venezuela. 

El Secretario General de la Conferencia Episcopal, Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, habla de los puntos a tratar en en la plenaria en esta entrevista con Giada Aquilino. "Siempre el mensaje cristiano incluye este cuidado de la creación, que es don de Dios. Ahora intentamos sobre todo hacer estas líneas más presentes en la pastoral de la Iglesia para que todos los cristianos seamos conscientes de que también es parte de nuestro compromiso el cuidar la creación y pensar en los demás que necesitan de ella", afirma. 

¿Cuáles serán las acciones pastorales en estos días de trabajo? 

R.- Estamos tratando sobre todo de hacer en nuestros planes pastorales en líneas de ecología integral, es decir, buscar maneras de cuidar el agua, los recursos naturales, e invitar a todos los cristianos a ser muy conscientes de ello. Evitar esa cultura del desperdicio que tanto daño nos hace hoy en día, y promover también desde nuestra fe políticas públicas en torno a la minería, sobre todo la minería ilegal y el cuidado de los bosques, es decir: hacer un estilo de vida humano que cuide la creación.

¿Son éstos los problemas región amazónica de Colombia?

R.- En la región amazónica se verifican estos y otros problemas. Especialmente tenemos en esta región el tema de la minería y de la deforestación, que son dos grandes situaciones que es necesario afrontar, y seguramente las hablaremos también en esta asamblea.

A propósito de la conversión ecológica de la que se habló en el Sínodo, ¿qué cosa en concreto los obispos colombianos podrán hacer para proteger el ambiente y obtener justicia para los más pobres y desprovistos en la región?

R.- Tenemos dos líneas de trabajo que serán objeto de discusión para llegar a propósitos concretos. Sería la labor Pastoral desde nuestras comunidades - en la amazonía colombiana hay presencia de iglesia - y sería seguir trabajando en esto. Pero una parte importante es tratar de enviar un mensaje a las autoridades gubernamentales para que ellos establezcan leyes que eviten esas situaciones de las que hemos hablado.

Colombia: La ecología integral al centro de la 109° Asamblea Plenaria del Episcopado

¿Cómo piensan reforzar la participación de los laicos en la vida y en la misión de la Iglesia, así como se espera en el documento final del Sínodo?

R.- En las últimas asambleas hemos estado hablando del compromiso social del cristiano, y ya los obispos nos hemos puesto a la tarea de entrar en diálogo permanente con quienes tienen responsabilidades, católicos o no, para que asuman estas obligaciones o misiones que tienen como gobernantes. Especialmente al laicado católico estamos haciendo líneas de formación social de modo que comprendan que todas estas metas que tenemos los involucran como pueblo de Dios también desde su fe.

¿Se hablará de paz e inmigración, y, por lo tanto, de la situación de las guerrillas, del asesinato de líderes sociales y de defensores de derechos humanos, y de la situación en la frontera con Venezuela que estuvo en el centro del encuentro organizado por el Dicasterio del Servicio para el Desarrollo Humano Integral y la Sección de Migrantes y Refugiados en Cúcuta días atrás?

R.- Sí, nosotros tenemos siempre las asambleas un buen espacio dedicado a estos temas de actualidad o de la vida nacional. Tenemos que hablar de ellos, la iglesia continúa haciendo todos los esfuerzos para avanzar en la reconciliación, el momento es crítico. El tema de los migrantes de Venezuela también lo abordaremos como fruto de esta reunión de frontera de carácter pastoral que ha dejado a las conferencias episcopales la tarea de concretar acciones para una ayuda más eficaz a la población migrante desde Venezuela.


OBISPOS PROPONEN ORACIÓN ANTE AVANCE DE CORONAVIRUS

Los obispos de Filipinas dieron a conocer una oración que desde hoy se reza en las Misas en el país, ante el avance del coronavirus.

Según informa la agencia vaticana Fides, la oración fue aprobada y entregada por los obispos filipinos que, al concluir su reciente asamblea, han querido pedir al pueblo de Dios que invoque especialmente al Señor ante el avance de la enfermedad.

En Filipinas ya se ha detectado al menos un caso y el gobierno alienta una serie de medidas como lavarse las manos con frecuencia, evitar el contacto directo y usar mascarillas adecuadas.

La Iglesia también ha adoptado estas medidas para las celebraciones litúrgicas y los encuentros pastorales y aconsejan a los fieles que “sigan las recomendaciones de salud de los expertos para prevenir la propagación de la enfermedad”.

Las parroquias están invitadas a llevar a cabo determinadas medidas durante la liturgia como son distribuir el sacramento de la Eucaristía en las manos y no en la boca, cambiar el agua bendita con frecuencia, instalar medidas higiénicas en los confesionarios y evitar dar la mano durante el rezo del Padrenuestro o el intercambio de la paz.

El coronavirus que se originó en la provincia china de Wuhan ha afectado a más de 7.000 personas en China y otros países. Los muertos ya son más de 300 en todo el mundo.

A continuación la oración:

Dios nuestro Padre, recurrimos a ti en momentos de necesidad,
solicitando tu protección contra el coronavirus
que ha causado tantas víctimas y ha afectado a muchos.
Oramos por las personas encargadas de estudiar
la naturaleza y las causas de este virus
y cómo se propaga esta infección.
Guía las manos y las mentes de los médicos
para que puedan ayudar a los pacientes
con competencia y compasión.
También a aquellos gobiernos y organizaciones
comprometidos en buscar la cura
y la solución a esta epidemia.
Oremos por los enfermos
para que pronto puedan recuperar la salud.
Concédenos, oh Dios, la gracia de trabajar por el bien de todos
y ayudar a los necesitados.
Amén.


ENCUENTRO MISIONEROS COMBONIANOS DE COLOMBIA

Del 7 al 17 de enero tuvo logar el encuentro anual de los Misioneros Combonianos de la Delegación de Colombia. Un evento que nos reúne en primer lugar para nuestros Ejercicios Espirituales anuales en los cuales nos recargamos de Dios, en la oración, el silencio y la celebración litúrgica. Con la ayuda de un sacerdote claretiano fuimos invitados a reflexionar nuestra vocación desde la Palabra de Dios y asumir con alegría y valentía nuestra vocación misionera.

El segundo momento fue nuestra Asamblea anual en la cual hemos evaluado el camino hecho por los Misioneros Combonianos en Colombia durante el 2019 y hemos hecho nuestro Plan Trienal para estos tres años en los cuales nuestro superior Delegado Padre Antonio Villarino nos animó a seguir caminando con la vida, la historia y el sufrimiento del pueblo colombiano, especialmente del pueblo afro que tanto está sufriendo. Agradecemos a Dios la destinación de tres nuevos sacerdotes misioneros para Colombia,  un español, un congolés y un ecuatoriano.

Nos acogemos a sus oraciones para que Dios y San Daniel Comboni sigan bendiciendo nuestro trabajo misionero con el pueblo colombiano. Síguenos en nuestra página de Facebook: Combonianos en Colombia 


MASACRE DE CRISTIANOS EN NIGERIA: EL OBJETIVO ES CREAR TENSIÓN

Los milicianos del Estado Islámico en la provincia de África Occidental (Iswap) han publicado un vídeo que muestra la bárbara matanza de 11 personas: son cristianos - afirman los terroristas - asesinados en represalia por la muerte de los líderes de Isis. Según el arzobispo de Abuja se quiere fomentar el enfrentamiento entre cristianos y musulmanes

Un video de 56 segundos muestra el asesinato de 11 personas en una localidad no identificada: serían cristianos y la masacre habría tenido lugar el día de Navidad. Fue difundida por un grupo de extremistas nigerianos, pertenecientes al llamado Estado Islámico en la provincia de África Occidental (Iswap). El condicional es obligatorio: todavía no hay confirmación externa. El objetivo - dicen los terroristas - era vengar el asesinato de algunos de sus líderes en Oriente Medio, incluyendo a Abu Bakr al-Baghdadi y a su portavoz, Abul Hasan Al Muhajir.

Mons. Kaigama: el objetivo es crear tensión

"Creo que este grupo islámico tiene la intención de provocar una gran tensión, conflictos, crisis entre cristianos y musulmanes", explica a Vatican News Monseñor Ignacio Ayau Kaigama, arzobispo de Abuja: "quieren provocar una guerra, pero creo que hay musulmanes que no están involucrados en estas cosas o no quieren participar en estos actos violentos. Es un grupo de terroristas que hacen esto pero es muy fácil generalizar y decir que son musulmanes contra cristianos. Y esto, considero, causa más tensión y violencia".

Según algunas reconstrucciones no confirmadas, las víctimas fueron capturadas durante las redadas de las últimas semanas en varios pueblos del norte de Nigeria. Hace una docena de días, el grupo publicó un vídeo en el que los rehenes pedían ayuda a las autoridades nigerianas y a la Asociación Cristiana de Nigeria. Los terroristas habían tratado de abrir negociaciones con el gobierno", dicen las fuentes locales, "pero el intento habría fracasado porque las autoridades se negaron a negociar".

30 mil muertos desde 2009

Nigeria parece indefensa ante el terrorismo islámico. Según las agencias humanitarias, al menos 30 mil civiles han sido asesinados y 30 millones han sido desplazados desde el inicio de la ofensiva yihadista en 2009. Aunque el grupo extremista islámico Boko Haram está reinvindicando la mayoría de los ataques, el movimiento se dividió en dos facciones en agosto de 2016 como resultado de las operaciones del ejército nigeriano.

Buhari: enemigos de la humanidad común

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, musulmán, instó a la población a no dividirse entre musulmanes y cristianos por "asesinos en masa, sin conciencia, sin Dios, que manchan el nombre del Islam con sus atrocidades". "Estos agentes de las tinieblas son enemigos de nuestra humanidad común y no perdonarán ninguna víctima, ya sea musulmana o cristiana", añadió.


UN MISIONERO COMBONIANO, NUEVO BEATO DE LA IGLESIA

El Papa Francisco autorizó este 29 de noviembre los decretos que darán a la Iglesia 1 nuevo santo, 2 beatos, 17 mártires y el reconocimiento de las virtudes heroicas de 6 siervos de Dios. El Papa reconoció el milagro realizado por la intercesión del Beato Luigi María Palazzolo, sacerdote, fundador de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo. Los nuevos beatos serán los italianos, P. Olinto Marella, sacerdote diocesano; y el P. Giuseppe Ambrosoli, Misionero Comboniano del Corazón de Jesús. También se ha reconocido el martirio de Cayetano Giménez Marín y 15 compañeros, sacerdotes y laicos, asesinados por odio a la fe durante la Guerra Civil en España en 1936 ; y el P. Giovanni Francesco Macha, sacerdote diocesano polaco que murió por odio a la fe en Katowice (Polonia) en 1942. Y las virtudes heroicas de seis siervos de Dios.

Padre Giuseppe Ambrosoli, misionero comboniano

Entre los nuevos beatos se encuentra el Padre Giuseppe Ambrosoli, que siguiendo los pasos de San Daniel Comboni, será el segundo comboniano llevado a los altares. Uno de los decretos atañe al milagro, atribuido a la intercesión del Venerable Siervo de Dios Giuseppe Ambrosoli, sacerdote profeso de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús.

El 17 de diciembre de 2015, el Papa Francisco declaraba al Padre Giuseppe Venerable de la Iglesia Católica. Nacido el 25 de julio de 1923 en Ronago, un pequeño pueblo en la provincia de Como, el padre Giuseppe dejó a su familia y una brillante carrera como médico para dedicarse a los últimos. “Dios es amor, hay un prójimo que sufre y yo soy su servidor”. Con estas sencillas pero profundas palabras anunció su vocación misionera a su madre y su familia. Después de graduarse en Medicina y Cirugía, en Londres logró una especialización en enfermedades tropicales. Fue ordenado sacerdote de la Congregación de los Misioneros Combonianos el 17 de diciembre de 1955. En febrero de 1956 partía para África, destinado a Kalongo, una aldea remota en el norte de Uganda, para administrar un pequeño dispensario médico. Permaneció allí hasta su muerte en 1987.

El padre Giuseppe todavía es recordado hoy en Uganda como el médico de la caridad”. Gracias a su profesionalidad, su incansable dedicación, su fe inquebrantable y su espíritu emprendedor, durante sus treinta y dos años de trabajo misionero, el padre Giuseppe logró transformar el pequeño dispensario médico de Kalongo en un hospital eficiente y moderno, el hospital de Kalongo (norte de Uganda), que llegó a tener 350 camas y que se convirtió en un lugar de referencia para toda el África centro-oriental.

Junto al hospital, fundó la St. Mary’s Midwifery Training School, hoy reconocida oficialmente como una de las mejores escuelas de obstetricia del país.

El 13 de febrero de 1987, en el momento más dramático de la guerra civil que azotó el norte de Uganda, el padre Giuseppe fue obligado por orden militar a evacuar el hospital. Tras rescatar al personal médico y a los enfermos, logró salvar la escuela de obstetricia al permitir que los estudiantes terminaran el año escolar. Su salud ya precaria se ve irreparablemente afectada y el 27 de marzo de 1987, 44 días después de la evacuación del hospital, murió en Lira. Poco antes de su muerte, pide poder quedarse en Uganda entre su gente, a la que había dedicado su vida. Descansa en Kalongo al lado del hospital que lleva su nombre.

El P. Ambrosoli fue grande por su profesionalidad, por su santidad de vida, por el amor a los pobres y por la dedicación incondicional a los enfermos. 


COLOMBIA: P. DANIEL ZARANTONELLO, COMBONIANO, RECIBE PREMIO EN LA EMBAJADA TURCA EN BOGOTÁ
La Asociación ACDAC (Conyuges de Diplomáticos Acreditados en Colombia) premió a la parroquia de la Resurrección de Tumaco (Nariño), animada por los Misioneros Combonianos, por su labor entre el pueblo afrocolombiano a favor de los marginados y víctimas de la violencia.

 

 

 

 

 

 

 

VISITA DEL PAPA FRANCISCO A TAILANDIA

El sumo Pontífice denuncia durante su visita oficial y ante las autoridades tailandesas la explotación de mujeres y niños en un país conocido por su turismo sexual.

Cuando el líder de la Iglesia Católica visita un país en el que menos del 1% de la población es cristiana nadie se espera que lo reciban agasajándole con piropos y honores militares. "Con gratitud por la hospitalidad que he recibido, rezo para que Dios Todopoderoso permita que el pueblo de Tailandia florezca siempre en armonía y cooperación en la búsqueda del bien común", escribió el Papa Francisco en el libro de honor tailandés a su llegada esta mañana a la Casa de Gobierno de Bangkok para la ceremonia de bienvenida.

Allí lo recibió el general Prayuth Chan-ocha, primer ministro del país, quién destaco la encomendable labor del sumo Pontífice para "promover la paz, la armonía y por erradicar la pobreza". Después lo invitó a pronunciar un discurso televisado para toda la nación.

Pero saltémonos unas horas y vayamos al momento más esperado del trigésimo segundo Viaje Apostólico del Papa Francisco: al encuentro, catalogado como privado, con el rey Maha Vajiralongkorn, tratado oficialmente como Rama X.

El líder espiritual y el hombre que nombró a su caniche jefe de la fuerza aérea se reunieron a las 17:00 horas locales en el Amphorn Royal Palace. El encuentro duró poco más de 35 minutos y el Papa obsequió al rey con un cuadro ("Bendición Papal en la Plaza de San Pedro") tomado de una pintura al óleo del siglo XIX del pintor italiano Ippolito Caffi.

El monarca tailandés, el más rico del mundo -con una fortuna de 30.000 millones de dólares-, es habitual protagonista de las páginas rosas por sus secretos de alcoba, que en realidad no son tan secretos. También por sus excentricidades y purgas.

Hace unas semanas fue noticia por expulsar a su consorte oficial, también general de su ejército, por "robar protagonismo a la reina". Poco después despidió a cuatro de sus cortesanos, llamados pajes de habitación, por sus "comportamientos malvados". Y a su chambelán -su gran sirviente- porque, según él, había obligado a abortar a una amante que tenía. También envió al paro a una enfermera de la corte y al veterinario de sus perros porque "habían obtenido beneficios personales aprovechándose de su posición en el palacio". Las aguas andan algo revueltas por el trono tailandés, en el que no florece precisamente esa "armonía" a la que se refería el Papa en su firma en el libro de honor.

Volvamos al discurso televisado del Pontífice, en el que 388.000 católicos -en un país con 69 millones de habitantes- estuvieron pegados al televisor. El Papa fue bastante directo: "Pienso en todas esas mujeres y niños de nuestro tiempo, especialmente aquellos heridos, violados y expuestos a toda forma de explotación, esclavitud, violencia y abuso", dijo ante las autoridades tailandesas, denunciando la explotación de mujeres y niños en un país conocido por su turismo sexual. Según un informe de la organización Onusida, hay alrededor de 123.530 trabajadoras sexuales en Tailandia. Y muchos de los 35 millones de turistas que cada año visitan el país del sudeste asiático acaban solicitando alguno de sus servicios.

Cuando el Papa llegó ayer a Bangkok, lo primero que hizo fue abrazar a su prima, la monja salesiana Ana Rosa Sívori (77 años) quien está haciendo de traductora a Francisco durante el viaje hasta el día 23, cuando seguirá su ruta programada hasta Japón. Se trata del segundo Papa que visita estas dos naciones, después de que Juan Pablo II fuera al país nipón en 1981 y a Tailandia en 1984.

Tras su discurso televisado, el Papa tuvo un encuentro con el Patriarca Supremo de los Budistas y, después, con el personal médico del St. Louis Hospital. Luego llegaría su visita privada al rey Rama X. El Pontífice ha cerrado la jornada con una homilía en el Estadio nacional de la capital ante 50.000 seguidores.


OBISPOS DE BOLIVIA: “NO A LA VIOLENCIA, UNA SOLUCIÓN CONSTITUCIONAL Y PACÍFICA”

Tras la renuncia del Presidente Evo Morales y las diferentes acciones de violencia que se registran en Bolivia, los Obispos de la Conferencia Episcopal, los Representantes de Comunidad Ciudadana, de los comités cívicos del país y del CONADE, se reunieron en un diálogo constructivo sobre la inédita situación que atraviesa Bolivia. En este contexto, compartimos las declaraciones de Moneñor Ricardo Centellas, Obispo de Potosí y Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, entrevistado por Radio Iglesia Viva.

“En nombre de Dios les decimos: cesen las acciones de violencia y preservemos la vida y la paz. Mantengamos el espíritu pacífico que ha reinado en el pueblo en este tiempo”, es el llamado de los Obispos de la Conferencia Episcopal Boliviana, reunidos en un diálogo constructivo sobre la inédita situación que atraviesa Bolivia, con los Representantes de Comunidad Ciudadana, de los comités cívicos del país y del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE).

No cometer actos vandálicos, ni de revancha

En la Declaración, los Obispos bolivianos afirman que, “lo que sucede en Bolivia no es un golpe de estado, lo decimos ante los ciudadanos bolivianos y ante toda la comunidad internacional”. Por ello, los Pastores hacen un llamamos a los bolivianos a la paz y a no cometer actos vandálicos, ni de revancha, ni nada de lo que podamos arrepentirnos. “Tenemos todos – precisan los Obispos – una grave obligación de defender la vida de todos los bolivianos. En nombre de Dios les decimos: cesen las acciones de violencia y preservemos la vida y la paz. Mantengamos el espíritu pacífico que ha reinado en el pueblo en este tiempo”.

Preservar la vida y la libertad de todos

Además, los miembros de la Conferencia Episcopal Boliviana ante las diferentes situaciones de violencia que vive este país Sudamericano, que se fueron agravando sobre todo en los últimos dos días, hacen un llamamiento “a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas de la nación a cumplir con urgencia con su rol constitucional de defensa de la propiedad y de las personas, preservando la vida y la libertad de todos”.

Una solución constitucional y pacífica

Finalmente, los Obispos bolivianos invocan a toda la población a buscar una solución constitucional y pacifica que los lleve a nuevas elecciones, de forma que todo el pueblo pueda expresar su opinión en libertad y paz. “Estamos de acuerdo todos en proponer a la Asamblea Nacional de Bolivia una solución constitucional y pacífica – subrayan los Pastores – para tener en breve un presidente constitucional con el encargo de formar un nuevo tribunal electoral y conducirnos a nuevas elecciones de forma que todo el pueblo pueda expresar su opinión en libertad y paz”.

Y en este contexto, compartimos también las declaraciones de Moneñor Ricardo Centellas, Obispo de Potosí y Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, entrevistado por Radio Iglesia Viva, en la que el prelado ofrece una evaluación de cara a las circunstancias que se han vivido en Bolivia con los delicados acontecimientos acaecidos el domingo 10 de noviembre.

"No hay un proceso de transformación perfecto, pero es importante que sigamos construyendo sobre los aspectos positivos que nos llenan de esperanza", argumenta el prelado.


ENTREVISTA AL PRIMER CARDENAL COMBONIANO

El cardenal electo Miguel Ángel Ayuso Guixot (Sevilla, 1952) es misionero comboniano, profesor, arabista, islamólogo y…bético. Por eso, con fino humor, lamenta el día en que los sevillistas le van a ver vestido de ‘colorao’, cuando reciba la púrpura que, como misionero, no esperaba. A su juicio, es un premio a los misioneros y al diálogo interreligioso, un campo en el que lleva trabajando toda la vida. Orgulloso del documento firmado por el Papa y el Gran Imán en Abu Dhabi, pide que se divulgue y que «los mismos musulmanes denuncien la falsedad de las afirmaciones de los terroristas». También asegura que, en contra de lo que se suele decir, «en la Curia romana, hay un clima de mucha familiaridad y de mucha hermandad». 

Le acaban de nombrar cardenal, ¿se lo esperaba?

No, en absoluto. Aunque el hecho de haberme nombrado presidente de dicasterio era algo que podría presagiarlo, hay dicasterios en los que a veces no ha ocurrido. Por ejemplo, el neo cardenal Michel Fitzgerald había terminado su misión en nuestro dicasterio como presidente arzobispo, pero no había sido creado cardenal. Ahora, sí lo ha sido. Entonces, estos cálculos que se hacen de escalafón son lógicos pero, en realidad, la lógica que se sigue, sobre todo la que sigue el papa Francisco, no se puede deducir fácilmente.

Francisco ha roto el carrerismo y el escalafón, ¿no?

Sí, ha roto un poco el esquema y de ahí que yo no me lo esperara, para nada.

¿Cómo se encaja usted en un consistorio de cardenales de periferia?

Yo creo que es por la experiencia. Pienso en mí como pienso en el neocardenal Cristóbal López, que tenemos un bagaje misionero, muy rico, hecho del trabajo de toda una vida dedicado a la misión como religiosos pertenecientes a diferentes congregaciones religiosas; él, salesiano y yo, comboniano. Creo que este bagaje ha ayudado y ayudará mucho.

Usted estuvo en la misión como comboniano

He trabajado veinte años en el Valle del Nilo. En Egipto y en Sudán.

«Benedicto propuso vivir el acercamiento y la colaboración humana desde nuestras diferentes perspectivas»

O sea, que la especialización en el Islam y en el diálogo interreligioso le viene de antiguo

Hice una licenciatura, cuando acabé la Teología, en Roma. Fue una licenciatura de especialización de un instituto de excelencia, el Pontificio Instituto de estudios Árabes et Islamística. Y en el 82, cuando la terminé, me enviaron a la misión. Desde entonces y hasta 2002 he estado en el Valle del Nilo, en Egipto, trabajando de párroco. Después, en el centro del Sudán, en la región del Kordofan, en la diócesis de El Obeid.

Ahí había un obispo muy famoso, ¿no?

Macram Max Gassis. Trabajé como director del Centro Pastoral Catequético Litúrgico organizando cursos de formación para catequistas, organizando y educando cómo enseñar el catecismo, cómo enseñar a los niños las oraciones y cómo enterrar a los muertos porque no había misioneros, no había sacerdotes. Cómo hacer la liturgia de la palabra un domingo… En fin, cosas muy rudimentarias, pero esenciales para la vida de la comunidad cristiana.

¿Y después pasó a la curia?

Después volví a Jartúm, donde empecé a hacer unos estudios para mi tesis de doctorado, que hice desde la misión y la acabé en la facultad de Teología de Granada. Y ya en el 2002 pasé a Roma y entré a formar parte del equipo educativo del Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islamística, el PISAI, que es un instituto de excelencia que prepara al mundo islámico. Allí se estudia, como propedéutico, la lengua árabe y después se hace una especialización de estudios objetivos de las fuentes y de las diferentes ciencias islámicas. Es una preparación muy completa, seria y apreciada en el mundo islámico. Entré allí a enseñar, me nombraron jefe de estudios y después director de este instituto. Me renovaron como director y en 2012 fue cuando el papa Benedicto XVI me nombró secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso.

¿Con el cardenal Tauran?

Sí. Y Permanecí como sacerdote religioso trabajando como secretario. En 2016 el papa Francisco me nombró obispo titular de Luperciana. Y me consagró el día de San José del 2016 como obispo. Estuve acompañando al cardenal Torán, que sufrió una enfermedad muy dura. Físicamente su degradación fue creciendo día tras día, aunque su mente siempre fue muy buena; siempre vivió con una gran lucidez de mente y por eso fue para mí una fuente de conocimiento.

Un gran maestro en el diálogo interreligioso, ¿no?

Un gran maestro. Pero él decía que conmigo era como un novicio. Y yo le decía a él que era para mí un maestro. Y, la verdad, que hemos sido un tándem muy eficaz a nivel de la Iglesia universal en la promoción del diálogo.

Son estos encuentros de la vida porque yo, misionero, nunca hubiera pensado que iba a acabar en la curia. Y lo hice porque los misioneros de África me habían pedido colaborar en este instituto que conseguí, un poco, transformar, porque vivía un período de crisis. Pero siempre desde la perspectiva de la misión; para preparar misioneros y no para trabajar en el mundo árabe e islámico. Por tanto, nunca pensé acabar en la curia romana.

«Yo, misionero, nunca hubiera pensado que iba a acabar en la curia».

Y menos con un capelo.

Y menos con un capelo, créame. Tengo que aterrizar todavía.

«El Papa, como guía de esta barca en un mundo tan líquido, con estas sociedades que sufren desigualdades, tiene esa visión de acercarse a personas con una experiencia»

¿Con los nuevos capelos el Papa está, por así decirlo, atando la sucesión?

Yo creo que el papa Francisco, como cada papa será sucedido y tiene una visión de las cosas. Yo no haría cálculos desde este punto de vista. Lo que yo veo es que en diálogo interreligioso desde el Concilio Vaticano II, con la declaración Nostra aetate, ha habido todo un proceso: Pablo VI que proclama la necesidad para la Iglesia de un diálogo con el mundo. Juan Pablo II, que proclama un diálogo en favor dela paz. Y ahora tenemos el acontecimiento de Asís y el espíritu de Asís, que estamos celebrando estos días aquí, en Madrid, con el mitin de la Comunidad Sant’Egidio.

Benedicto XVI creó el punto de la situación del diálogo porque había habido un fervor, diría yo, que llevó a veces a situaciones de sincretismo, de relativismo. Entonces, propuso un diálogo de la verdad en la caridad, como diciendo: tenemos que estar fuertemente radicados en nuestra propia identidad. Y a partir de esta identidad vivir en la caridad; en el acercamiento, en el crecimiento y en la colaboración humana, como seres humanos, desde nuestras diferentes perspectivas.

El papado de Francisco (en continuidad de ese diálogo con el mundo de la paz, de la verdad en la caridad) ha propuesto un diálogo de respeto y de amistad. Por tanto, desde el inicio de su pontificado, el papa Francisco quiere llegar al corazón del ser humano. Cuando me ordenó obispo, me dijon en la homilía, saliéndose del guión: “tenéis que mirar, vosotros que sois pastores, en los ojos de cada persona para leer lo que hay en su corazón”.

Creo que el Papa como responsable y guía de esta barca en un mundo tan líquido, con estas sociedades que sufren desigualdades y siendo una persona de frontera que va a la periferia, por este contexto y también a nivel de elección del colegio cardenalicio, tiene esta visión de acercarse a personas con una experiencia. Como Simoni, por ejemplo, un jesuita que había estado en la cárcel toda la vida. O Aquilino Bocos, porque también tiene mucha amistad con los claretianos en Argentina.

Él va mirando más a la Iglesia periférica y es en este consistorio, donde quizá haya un gesto de quien trabaja en el campo del diálogo interreligioso, que el Papa haya querido crear cardenales para hacer ver un poco la importancia que él le da, a través del respeto y de la amistad, en su pontificado.

Un campo en el que él llega a hablar de fraternidad en el documento de Abu Dhabi. Da la sensación, visto desde fuera, de que nunca hubo tan buenas relaciones entre el Islam y la Iglesia católica.

La verdad es que ha sido una cosa muy providencial. Yo he trabajado mucho desde el dicasterio para efectuar un acercamiento de la Iglesia católica al mundo islámico desde la perspectiva de Al-Azhar. Y este acercamiento se ha hecho realidad a través del espíritu del papa Francisco, que mira cada persona y que quiere leer el corazón de cada ser humano, junto al Gran Imán de Al-Azhar, y de ahí ha partido toda una aventura de amistad que ha hecho ver esta familiaridad con el mundo islámico que nos ha transformado, en cierta manera.

¿Se podría calificar de histórico ese acercamiento? Con un documento tan importante.

El documento es importante e histórico, a mi manera de ver, por un motivo; porque el Papa ha querido firmar un documento y normalmente no se firma; se hacen declaraciones, se mandan mensajes, se hacen reuniones y después se hace un comunicado de prensa… El Papa ha querido, intencionadamente, firmar como un compromiso. Por lo tanto, lo tenemos todos. Y desde aquí hago un llamamiento a los medios de comunicación y a Religión Digital para que se busquen los instrumentos y que, de un modo metódico y regular, se pueda dar a conocer los contenidos del documento de Abu Dhabi. Que pueda ser leído porque está propuesto desde los artistas a los filósofos, a los académicos, a los políticos, a los financieros…

«El documento es importante e histórico, a mi manera de ver, por un motivo; porque el Papa ha querido firmar un documento y normalmente no se firma; se hacen declaraciones, se mandan mensajes, se hacen reuniones y después se hace un comunicado de prensa… El Papa ha querido, intencionadamente, firmar»

Y a los señores obispos…

Y a los señores obispos, que tienen también que promover el diálogo que tantas veces, como ya sabe, cuesta un poco de trabajo porque las circunstancias de una sociedad líquida, en la que los problemas afloran y aleja a las comunidades y a las personas frente a ciertas problemáticas y ciertas realidades, generan reacciones que son negativas con respecto al otro. Pero yo digo que me gusta aceptar. Pienso que es ahí donde hay que trabajar porque a nivel de medios de comunicación y a nivel de educación hay una necesidad muy importante para educar en la alteridad, en el conocimiento del otro. Es lo que el Papa dijo en El Cairo, que hay tres elementos fundamentales: uno, el de mantener la propia identidad; dos, el coraje de conocer al otro objetivamente y de hacerse conocer, y tres, la sinceridad de las intenciones, que es algo fundamental.

A veces ocurre que se tiene la impresión de que hay una desinformación y que la gente se hace una visión errónea de lo que es el otro. Y hablo en un modo ‘reverse’ porque pasa en nuestras sociedades como pasa en las sociedades islámicas. Y muchas veces me pregunto hasta qué punto la gente tiene una visión correcta, objetiva del otro.

Sin prejuicios, que tanto abundan… El cardenal Sako acaba de decir que espera que la iglesia dé ese mismo paso con los musulmanes chiítas, no solo con los sunitas. ¿Es posible?

Claro. Nosotros tenemos ya colaboración con el mundo chiita, y un protocolo. Yo, en noviembre, voy a Teherán como he ido cada dos años. Y tenemos un diálogo muy bueno. Ha habido un diálogo de la Iglesia católica a nivel académico, de intercambio, con expertos en varias materias. E intercambio de enseñanza, sea en Roma en instituciones pontificias, como en la Universidad de Qom, en Irán. La verdad es que sí es posible. En este contexto hay una reacción por parte de todos los países islámicos de querer hacer algo. En este sentido quisiera subrayar que hubo chiitas que fueron a Abu Dhabi, donde la declaración se hizo al final de una conferencia global. Y en esa conferencia global hubo chiitas.

Pero lo que pasa es que la firma sí fue solo con el Gran Iman de los sunitas

La firma fue exclusiva del Papa por la amistad y el vínculo que hubo y porque se fraguó de esta manera. Por eso para mí, ya lo he dicho muchas veces, no hay que preguntarse ni el cómo, ni el cuándo, ni el dónde porque esto no es lo importante del documento de Abu-Dhabi; a veces nos quedamos solo en por qué se ha hecho en Abu Dhabi y por qué han firmado el Papa y el Gran Imán.

¿Lo importante es el qué?

Exacto. Hoy hay una gran necesidad de fraternidad humana y el mundo lo que necesita es, como ya he dicho repetidas veces, también en los medios de comunicación, que vayamos a la esencia. La esencia es el abc de los principios fundamentales de nuestro ser humano: vivir en fraternidad, en paz y en convivencia pacífica. Y la verdad es que esto sorprende porque es el abc y ha habido reacciones fuertes o negativas con respecto al documento, pero se queda un poco en la superficie.

Y reacciones negativas dentro de la propia Iglesia.

Normalmente han sido todas muy positivas, en general. Sí ha habido algunas observaciones ad intra de la Iglesia. Yo no conté estas críticas que se han hecho porque tienen su motivación pero, si se va a la raíz de la cuestión, este documento se ha hecho con cuatro ojos y cuatro manos y ha habido todo un respetuoso diálogo donde integrar toda una serie de elementos. Y no es que uno se venda por complacer al otro, o para que el otro haga o para que nosotros renunciemos a nuestros valores. A nivel de pluralismo, por ejemplo, ha habido una serie de referencias que la Iglesia siempre ha defendido. Después, el Papa también subrayó, en su viaje de regreso, que el documento no se había salido ni un ápice de lo que era el espíritu del Vaticano II. Y que había consultado al teólogo de la Casa Pontificia. Además, que el pluralismo religioso en la Iglesia católica no quiere decir que todas las iglesias sean iguales, donde perdemos terreno y nos ponemos igual a los demás. Pero lo que sí es verdad es que en el mundo hay muchas religiones y nosotros, desde el punto de vista interreligioso, tenemos que saber activar una relación, como quiere el Papa, de respeto y de amistad a través de la cual podamos defender la igualdad como seres humanos que somos, también creyentes, con diferentes visiones pero sin renunciar a nuestra propia identidad, sino reclamando un poco la sinceridad de las intenciones.

«En el mundo hay muchas religiones y nosotros, desde el punto de vista interreligioso, tenemos que saber activar una relación, como quiere el Papa, de respeto y de amistad»

No es un renunciar a nuestras creencias. Nosotros, cuando promovemos el diálogo auténtico, siempre decimos que tenemos que estar auténticamente enraizados en nuestra tradición. Como decía el papa Benedicto XVI: “hoy hace falta una buena educación de la doctrina cristiana en nuestros fieles y una buena información sobre la fe de los demás”.

De lo que se trata aquí es, desde nuestra integridad, conocer al otro para saber que somos diferentes. Y esto nos refuerza, porque nos ayuda a redescubrir lo que nosotros somos y nos proporciona una consolidación de nuestra propia identidad. Esto se lo he explicado a nuestros estudiantes más de una vez: Yo soy de Sevilla, y me di cuenta y supe lo que significaba ser sevillano, cuando me fui al extranjero de misionero. Si no hubiera salido nunca de España y me hubiera quedado en mi tierra, vería que es mi tradición, mi cultura, mi modo de comer. Pero tuve que salir para estar unos años comiendo macarrones, no para echar de menos la tortilla de patatas. Salir me ayudó a descubrir qué significaba ser sevillano o ser español. Y este es el proceso, con una imagen un poco banal.

Cuando uno sale de sí mismo para conocer otra realidad, no hace más que redescubrirse a sí mismo y descubrir que somos diferentes. Pero, a partir de esa diferencia hay una plataforma común, que es la humana, a través de la cual hay que promover la fraternidad para vivir en paz. Para promover la convivencia común.

¿Europa y España siguen siendo islamófobas, en el fondo?

Hay movimientos islamófobos en todas las partes del mundo y quiero decir con esto que quizás hay que remontarse un poco al 11 de septiembre. Ese día dijimos, los medios de comunicación, muchas veces, que habría un antes y un después. Y en el después del 11 de septiembre, con las subsiguientes guerras, conflictos y problemas que surgieron, se creó toda una estructura a nivel de medios de comunicación que llevó a un gran sector de la población a rechazar todo lo que era islámico.

Desde entonces esto ha ido creciendo y no se ha llegado todavía a valorar, por parte occidental, la necesidad de ese conocimiento objetivo y ese saber distinguir lo que es genuinamente parte de la religión y lo que es manipulación de valores religiosos pertenecientes a una religión concreta. Por lo tanto, creo que ahí hay mucho en lo que trabajar. Y, por medio de la educación, ayudar a estos colectivos, que tienen también sus motivaciones lógicas.

Aunque no soy nadie para hacerlo, cuando veo a los terroristas que hacen uso de las fuentes de la religión islámica para justificar sus acciones, esperaría y desearía que sean los mismos musulmanes los que denuncien la falsedad de estas afirmaciones, que tanto daño están haciendo en el mundo, para destruir esa islamofobia que hay, proponiendo una interpretación de los textos en los cuales ellos creen y que podría dar un giro de 360 grados para reconocer, desde la diferencia, los valores de la religión del otro y, al mismo tiempo, para ir reduciendo esa reacción visceral que ha surgido a nivel de islamofobia.

¿Esos textos son compatibles con la democracia occidental? Hay quien dice que lo que les falta a los musulmanes es un Concilio Vaticano II que ponga al día su doctrina.

La renovación siempre es parte del proceso de todo colectivo humano, de toda sociedad y de toda cultura que va asimilando y asimilando. También a nivel religioso. Pasa con el cristianismo, y pasa con la Iglesia, estar en continuo movimiento y en continua renovación.

Yo, como he estado enseñando en este centro de estudios islámicos, he visto la riqueza de teólogos clásicos del Islam que tienen una visión maravillosa de lo que es la religión islámica. Y que, haciendo uso de la razón, llegan a conclusiones teológicas que, hoy con el Islam político, se han llegado, a veces, a ignorar. Toda esa riqueza y todo ese patrimonio dados de lado para imponer una visión un poco ciega, de simple obediencia y de simple sumisión a lo que dictan algunos desvirtuadores de la propia religión.

«Se trata de conocer al otro para saber que somos diferentes»

Usted que forma parte de la Curia, las resistencias tan tremendas que nos llegan ¿son reales o no son ustedes tan malos como decimos?

Son ficticias.

¿Totalmente?

Créame, hay un clima de mucha familiaridad, de mucha hermandad y creo que sea más lo que se dice que lo que se hace.

Claro, en la complejidad de todos estos dicasterios, congregaciones y estructuras siempre la colaboración puede resultar más fácil o más difícil. Se trabaja muchísimo. Todos, desde el sencillo portero hasta el último. Y yo le puedo afirmar, solo como un juicio personal, que siempre he visto un clima muy bueno, muy simpático. Y cuando he leído algo de lo que usted me pregunta, siempre me deja un poco sorprendido, pienso: «o soy tonto, o vivo en otro planeta».

Pero el Papa sí que les zurra -como decimos en España- y habla de las enfermedades curiales, todos los años, en el discurso a la Curia.

Sí, pero él lo que quiere es, un poco, ayudarnos a crecer. Esto lo hace un padre con sus hijos.

Con el corazón en la mano, desde que entré a formar parte de la curia romana me he sentido como entrando a formar parte de una familia. Y me siento parte de esa familia. El que me comunicó mi nombramiento de creación de cardenal fue el comandante Gianni, de la gendarmería romana que, apenas oyó mi nombre, me llamó para felicitarme. Y yo todavía no lo sabía, porque me había escrito mi secretaria para decirme: “Miguel, qué alegría y qué emoción escuchar al Papa pronunciar tu nombre”.

El día que se quedó en el ascensor con sus nombramientos en el bolsillo.

Sí, ese día. Entonces, lo que pasa es que tú ves el cariño, el arropamiento, el acercamiento, el aprecio y, la verdad, no veo lo que me dices. Lo que veo es que Roma, la curia y su entorno, tiene esa fascinación mediática que vende mucho, en el sentido de que cualquier cotilleo tiene mucho morbo.

Cómo ve la Iglesia española que conoce: ¿Goza de buena salud? ? ¿Estamos en el buen camino? ¿Seguimos al Papa como debiéramos?

Yo creo que sí. No puedo hacer un juicio porque he estado siempre fuera. Yo soy un misionero y solamente he venido de vacaciones. Pero creo que sí porque creo que hay que tener en cuenta que, como dice el filósofo Bauman, hoy vivimos en una sociedad líquida, queremos soluciones momentáneas y se crea toda esta serie de problemáticas que generan ansiedad, problemas, rivalidades.

España siempre se ha distinguido, un poco, en toda nuestra historia pasada, por un cierto anticlericalismo, por reacciones en pro y en contra. Estas dos Españas siempre han estado presentes en nuestra historia.

La realidad, no solamente española, sino europea y occidental, está atravesando momentos difíciles. Yo quiero señalar que con la crisis económica que hemos tenido que pasar estos años pasados, estoy convencido de que en buena parte lo que nos ha ayudado a salir ha sido el espíritu de familia humana; el apoyo de padres a hijos y también el sostenimiento de la Iglesia a tantas familias. Como digo, no conozco la realidad por mucha ausencia, pero sé de muchos párrocos que pagan facturas de gastos de las casas; la energía, la hipoteca y la comida de mucha gente pobre.

El colchón familiar.

Que ha favorecido muchísimo. Por lo tanto, yo sería optimista. El hecho de que se vean evidencias de crisis, no es evidencia de crisis en la Iglesia española. Son evidencias de crisis en una sociedad global que, en nuestro contexto nacional y español, estamos sufriendo e intentando superar. Pero, como dice el refrán, de todo se sale menos de la muerte.

¿Cómo le sienta a usted y a sus hermanos que vaya a ser el primer cardenal de los Combonianos?

Tanto a mi familia carnal como a mi familia religiosa de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús, la noticia de ser el primer cardenal, nos ha cogido de sorpresa y ha originado una gran alegría en todos nosotros. También entre sevillanos parece que haya mucha alegría por volver a tener un hijo nacido en la ciudad cardenal, después de más de un siglo, según ha reportado un periódico regional.


OBISPO SE VISTE DE MENDIGO PARA HACER REACCIONAR A SUS FIELES

Vestido y personificando a un habitante en condición de calle, el obispo de Armenia, Carlos Arturo Quintero Gómez, quiso vivir la experiencia de entrar a un espacio donde generalmente no ingresa esta población y conocer la reacción de las personas.

El presbítero expresó que la idea nació hace algunos años cuando le surgió una inquietud y era conocer y reflexionar sobre la sensibilidad frente a los pobres y la pobreza.

“Me ha llamado mucho la atención ver la reacción de las personas en la calle, o cuando entra una persona pobre, andariega, mugrosa o maloliente a un templo parroquial o a una oficina e identificar las actitudes que asumen los mismos cristianos”, explicó monseñor Carlos Arturo Quintero.

La oportunidad para hacer este experimento social se presentó cuando desde la Pastoral de la diócesis de Armenia se quiso realizar un encuentro diocesano con un Congreso Regional, que se desarrolló en el auditorio Bernardo Ramírez Granada de la Universidad del Quindío.

El obispo de la capital quindiana tuvo la ayuda para la personificación del grupo Versión Libre Teatro, que brindó los elementos como vestuario y maquillaje, para que las condiciones fueran lo más cercano a la realidad.

 El obispo Carlos Arturo Quintero narró qué sintió en el momento que entró al auditorio, “mientras me maquillaban ya me empezaba a poner en los zapatos de esa persona. En ese instante sentí todo ese dolor y como se desgarra el corazón cuando uno piensa en las carencia y en la pobreza”.

“Cuando ingresé al auditorio empecé a sentir la indiferencia porque entré como Pedro por su casa por la recepción y nadie me recibió, nadie me preguntó, nadie me acogió. Yo seguí al recinto y me ubiqué en varios espacios para analizar las reacciones de las personas”, expresó el obispo.

Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez fue claro en decir que nadie lo trató mal y resumió el experimento en la palabra "indiferencia".

El máximo representante de la iglesia católica en el Quindío expresó que la idea fue hacer un homenaje a aquellas personas que son rechazadas en muchos aspectos por la sociedad, viviendo en carne propia en medio de un auditorio lo que se siente hacer parte de una población vulnerable y conocer la sensibilidad frente a la pobreza y los pobres.


EL MISIONERO COMBONIANO MIGUEL ÁNGEL AYUSO, NUEVO CARDENAL DE LA IGLESIA CATÓLICA

Mons. Miguel Ángel Ayuso Guixot, comboniano presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, es desde la tarde de este sábado cardenal de la Iglesia Católica. El Papa Francisco lo ha creado cardenal durante un consistorio celebrado en la basílica de San Pedro del Vaticano. 


 

 

 

 



ATAQUES DE ABORTISTAS A TEMPLOS CATÓLICOS EN MÉXICO

Ante los ataques realizados por violentas feministas a la Catedral Metropolitana, el 28 de septiembre, el Arzobispo Primado de México, Cardenal Carlos Aguiar Retes, pidió defender “el diálogo, la tolerancia y el amor”.

En un mensaje publicado a través de su cuenta oficial en Twitter la noche del 28 de septiembre, el Cardenal Aguiar Retes señaló que “saludo y reconozco a todas las personas que hoy se unieron para orar, y para cuidar los templos en el centro de la Ciudad de México, así como para hacer valer el derecho a la manifestación en libertad y en paz”.

“La Iglesia rechaza tajantemente toda forma de confrontación violenta entre mexicanas y mexicanos, por diversas que sean sus ideas o formas de pensar”, añadió.“Defendamos el diálogo, la tolerancia y el amor al prójimo como herramientas para construir el país de todas y todos”, dijo.

La tarde del 28 de septiembre un colectivo feminista, en el marco de su marcha para promover la legalización del aborto en todo el país, atacó la Catedral de México, intentó incendiarla y realizó pintas en su cerco exterior y en los alrededores. El intento de incendio fue frenado por los bomberos locales y la policía finalmente protegió el templo.

El tuit del Cardenal contrasta con el comunicado publicado por el Arzobispado el 27 de septiembre en el semanario arquidiocesano Desde la Fe, en el que se distanciaba de las campañas convocadas en redes sociales y servicios de mensajería para defender los templos ante las amenazas de los abortistas.

En diálogo con ACI Prensa, Javier Rodríguez, director de Comunicación de la Arquidiócesis de México, justificó el comunicado en que los sacerdotes locales habían recibido mensajes “en los que se convoca a defender los templos incluso armados”.

Sin embargo, desde la mañana del 27 de septiembre las iglesias del Centro Histórico de Ciudad de México amanecieron con grupos de católicos pacíficamente reunidos como “muro humano” para defenderlas de cualquier vandalismo a manos de abortistas.

Al pie de la iglesia de San Francisco y el vecino Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, vandalizada con pintas el 8 de marzo, decenas de católicos rezaron el Rosario, gritaron “¡Viva Cristo Rey!”, mientras las abortistas realizaban proclamas como “saquen sus rosarios de nuestros ovarios”.

El Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Mons. Alfonso Miranda, también a través de Twitter dijo que “nos solidarizamos y unimos al Card. Carlos Aguiar, Arzobispo de México ante los lamentables hechos de violencia perpetrados afuera de la Catedral de México. ‘No permitas Señor que nos dejemos vencer por el mal, antes danos tu fuerza para que venzamos al mal a fuerza del bien’”. 

En diálogo con ACI Prensa, Rodrigo Iván Cortés, presidente del Frente Nacional por la Familia (FNF), destacó el “gran contraste entre lo que fue el vandalismo y los ataques a templos religiosos por parte de las feminazis” y “lo que es una marcha pacífica, cívica, a favor de las dos vidas, en Mérida, Yucatán, donde 20 mil personas se sumaron a las cerca de 600 mil personas que el 21 de septiembre se manifestaron en más de 100 ciudades en toda la República Mexicana, también de manera cívica y pacífica”.

Cortés alentó además a exigirle a las autoridades mexicanas, especialmente a Claudia Sheinbaum, gobernadora de Ciudad de México, que “haga lo que tiene que hacer: cumplir con la ley y proteger tanto los templos físicos, que están destinados para el culto, como el ejercicio fundamental de la creencia religiosa”.

“Exijamos de manera muy puntual a Claudia Sheinbaum y a las autoridades en México, para que hagan su deber: que se respete la ley y que se respeten los derechos fundamentales”, expresó.



ECUADOR: EL PARLAMENTO DIJO NO A LA LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

El aborto en Ecuador no será legal. Lo decidió la Asamblea Nacional del país, expresión del Parlamento unicameral. Fueron decisivas las siete ausencias y las otras tantas abstenciones que detuvieron en sesenta y cinco los votos a favor de la despenalización, mientras la mayoría requería el sí de al menos setenta y un parlamentarios. Los votos en contra fueron cincuenta y nueve.

Satisfacción de la Iglesia

"Estamos muy contentos con el resultado de la votación, pero también somos conscientes de que el trabajo continúa, especialmente a nivel educativo y cultural, para ayudar a las madres”. Es el comentario que hizo Monseñor José Alfredo Espinoza Mateus, Arzobispo de Quito y Primado del Ecuador, quien subrayó que el proyecto de ley era inconstitucional. "En el debate de estos días – agregó Monseñor Espinoza – se decía que el aborto sólo habría sido permitido en caso de violencia contra la madre, pero no era verdad, había muchas otras causas posibles para permitir su legalización".

Una satisfacción que también deriva de la incertidumbre del resultado de la votación en vísperas de la expresión del Parlamento. De hecho, Ximena Peña, Presidenta de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, había dicho que eran al menos setenta y cinco los parlamentarios a favor de la despenalización del aborto.

El compromiso de los Obispos locales

"Debo decir – afirmó Monseñor Espinoza – que como Conferencia Episcopal y también aquí, en la Arquidiócesis, con los proyectos coordinados por Monseñor Danilo Echeverría, hemos hecho un gran trabajo, tanto en el contacto y diálogo con los parlamentarios, como en la sensibilización de los movimientos eclesiales y de los fieles". El llamamiento a la defensa de la vida de los Obispos ecuatorianos subrayó con fuerza, en vísperas de la votación parlamentaria, la posición de siempre de la Iglesia católica.

"Puesto que somos un país en el que más del 80% cree en Dios y, por lo tanto, en el amor, el perdón, la justicia, la verdad y la misericordia – se lee en la nota de la Conferencia Episcopal de Ecuador – también debemos rezar por aquellos que, confundidos o bajo presión, pretenden negar el derecho a la vida". De donde surge la pregunta:

“ ¿Quiénes somos nosotros para matar a un ser inocente e indefenso? ”

“Nuestro compromiso con ambas vidas – se lee asimismo en el llamamiento de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana en la víspera del voto – es ofrecer esperanza y no oscuridad; dar a muchas madres embarazadas nuestro consejo, escucha y apoyo y, sin juzgarlas, ayudarlas a comprender que valen tanto que estamos luchando por sus vidas y la de su hijo que ya vive en su seno".

El trabajo debe continuar

Sin embargo, el Arzobispo de Quito y Primado de Ecuador reitera que esta victoria no debe llevar a pensar que el trabajo haya concluido. "El trabajo continúa, sobre todo en el plano cultural y de las iniciativas que ya son muchas – subraya Monseñor Espinoza – y que tenemos en nuestras diócesis para las madres, para las mujeres que sufren violencia, para las que han abortado y para los menores". Entre los muchos proyectos, el más importante se refiere a la arquidiócesis de Quito: "Se llama ‘SOS Mamá’ y prevé un proceso de atención y promoción integral para las mujeres embarazadas, que afrontan un embarazo a causa de la violencia, o que han sido abandonadas o expulsadas de sus hogares. El proyecto – explica el Arzobispo – trata de prestarles asistencia, a ellas y también a sus hijos, y de hacer que en estas mujeres crezca la autonomía y la posibilidad tener un futuro".


MOMENTOS ANECDÓTICOS DE LA VISITA DEL PAPA A ÁFRICA

Del 4 al 10 de septiembre, el Papa Francisco realizó su cuarto viaje a África que esta vez comprendió a Mozambique, Madagascar y Mauricio; y cuyo programa comprendió una vigilia con jóvenes, la visita a las tumbas del Beato Padre Laval y de la Beata Victoire Rasoamanarivo, entre otras actividades oficiales. Sin embargo, como en todo viaje, ocurrieron episodios que tal vez no viste y que los presentamos a continuación:

  1. Alegre recibimiento. A su llegada a cada uno de los tres países, el Papa Francisco fue recibido con distintos bailes típicos llenos de alegría. Una bienvenida al Santo Padre en Mozambique con el más típico estilo africano.
  1. Una pelota de fútbol que trajo recuerdos al Papa. Un par de jóvenes pertenecientes Scholas en Mozambique, organización internacional promovida por el Papa Francisco, realizaron una particular ofrenda al Pontífice: una pelota de fútbol de plástico. De acuerdo con Raquel y Celestino, el Papa los sorprendió al comentarles que también jugó con una pelota igual cuando era pequeño. Asimismo, los jóvenes le comentaron al Pontífice que además le obsequiaron una al jugador de fútbol Leonel Messi.
  1. Un presupuesto austero. De acuerdo con el Obispo Auxiliar de Maputo, capital de Mozambique, Mons. Antonio Juliasse, para la visita apostólica se dispuso de un presupuesto general de 12 millones de Metical mozambiqueño (200 mil dólares), una cantidad baja comparada con los 45 millones de dólares empleados para la visita del Papa a Estados Unidos del 22 al 27 de septiembre de 2015. “El gasto principal se ha ido al grupo con el Santo Padre. Nos dijeron que estamos a cargo de todos los gastos de las personas que acompañan al Papa. Tienen que quedarse en el hotel, trasladarse, comer, etc.”, explicó. Asimismo, recordó que la preparación de las actividades, la estadía de los obispos que llegan de diferentes diócesis, organizar a los jóvenes que se reunirán con el Papa, la preparación de insignias y los elementos relacionados con la liturgia es parte de la logística que incluye este presupuesto.
  1. Improvisan pantalla para ver al Papa. Debido a que solo el 40% de los habitantes de Mozambique cuenta con electricidad, la mayoría no seguir las transmisiones por la visita del Papa durante su visita. Es así que un misionero argentino llamado Juan Gabriel Arias, quien es párroco en la parroquia de San Benedito de Mangundze, improvisó una pantalla en el templo con un panel solar y una sábana para ver la Santa Misa que ofició el Pontífice. Pusimos una tela grande en la Iglesia y vamos a proyectar la misa del Papa Francisco. Francisco está en Mozambique estos días, pero la mayoría de sus habitantes no están siguiendo su visita en televisión. No tienen electricidad. El misionero argentino Juan Gabriel Arias, con un poco de ingenio, una sábana y un panel solar, ha montado una pantalla.
  1. Indumentaria particular. Con motivo de la Misa celebrada en Mozambique, se elaboraron trajes especialmente para el evento, los cuales tenían el logo oficial de la visita del Santo Padre al país.
  1. “Dios está aquí”. Miles de niños recibieron al Papa Francisco en Akamasoa (Ciudad de la Amistad), ubicada en Madagascar. Aquí lo recibió el P. Pedro Opeka, sacerdote misionero argentino quien desde hace 30 años apostó por un proyecto centrado en la educación y el trabajo, el cual le devolvería la dignidad a miles de familias sumergidas en la pobreza extrema.
  1. Cerca de un millón. Casi un millón de personas acudieron a la Santa Misa que ofició el Papa Francisco en Madagascar, donde miles pernoctaron a pesar del frío clima. Por mucho que parezca normal, no lo es. Cerca de 1 millón de personas en una Misa con el Papa. Es invierno en Madagascar y millares han pasado la noche a 9º de temperatura en medio de un gran viento y tierra roja que mancha todo lo que toca. Y el Papa se lo ha agradecido.
  1. Zaqueo en Mauricio. En medio de la multitud de que recibía al Papa Francisco para la celebración de la Santa Misa en Mauricio, destacó un hombre, quien desde lo alto de un árbol pudo observar al Santo Padre, recordándonos el pasaje de Zaqueo, quien buscó vencer diferentes obstáculos para ver a Cristo. 
  1. Una camiseta de fútbol. También durante su visita a Mauricio, el Pontífice recibió como obsequio de los jóvenes una camiseta del club argentino San Lorenzo de Almagro, su equipo de fútbol favorito. El Papa Francisco es el socio N° 88.235, y cumple religiosamente con su cuota de membresía.

EL MISIONERO COMBONIANO MONS. AYUSO GUIXOT, NUEVO CARDENAL

Este domingo, tras el Ángelus, el papa Francisco anunció un consistorio para el 5 de octubre en el que creará diez nuevos cardenales de procedencias muy distintas, con las que, según dijo, quiso reflejar la universalidad de la Iglesia.Entre los nuevos cardenales se encuentra Monseñor Miguel Angel Ayuso, misionero comboniano y presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso.
Monseñor Ayuso Guixot, habla árabe, fue misionero en Sudán y Egipto, conoce África y el Islam. Nació en Sevilla (España), tiene 67 años y fue ordenado y formado en los misioneros combonianos. Fue nombrado en 2012 secretario del Consejo para el Diálogo Interreligioso por Benedicto XVI, y en mayo de este año fue nombrado presidente por Francisco, sustituyendo al cardenal Jean-Louis Tauran, fallecido en julio del año pasado. Ayuso fue ordenado sacerdote en 1980, estuvo en misión en Egipto y Sudán hasta 2002. Se licenció en estudios árabes e islámicos en la Universidad Pisai de Roma en 1982 y se doctoró en teología dogmática en la Universidad de Granada en 2000. Desde 1989 fue profesor de islamología, primero en Jartum, luego en El Cairo y luego en el Pontificio Instituto de Estudios Árabes e Islámicos, donde más tarde ocupó el cargo de Decano hasta 2012. Ha presidido varias reuniones de diálogo interreligioso. Francisco lo consagró obispo en 2016. 


 

  

BRASIL: 20º ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE HELDER CÂMARA

La Iglesia en Brasil hoy recuerda el 20º Aniversario de la muerte de Dom Helder Pessoa Câmara y el 13º Aniversario de la muerte de Dom Luciano Mendes de Almeida.

Ciudad del Vaticano

Hoy se conmemora en Brasil el 20º Aniversario de la muerte de Dom Helder Pessoa Câmara y el 13º Aniversario de la muerte de Dom Luciano Mendes de Almeida. El primero, señala la Agencia SIR, Arzobispo de Olinda y Recife, fue uno de los fundadores de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), Secretario General de la CNBB y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM); el segundo, Arzobispo de Mariana, Presidente y Secretario General de la CNBBB.

Dos hombres que han marcado a la Iglesia

“Fueron dos hombres que marcaron la Iglesia y, viviendo para y con la Iglesia, marcaron el mundo”, lo afirma en el sitio web de la CNBB, el actual Secretario General, Dom Joel Portella Amado. Y es precisamente el Secretario General quien preside hoy, en la sede de la CNBB en Brasilia, la celebración eucarística del sufragio. En los últimos días se han expuesto imágenes y frases de los dos Obispos en los pasillos y salas de la sede de esta organización eclesial.

Se completaron las fases diocesanas de beatificación

Dom Helder Pessoa Câmara y Dom Luciano Mendes de Almeida son actualmente considerados por la Iglesia como “siervos de Dios”. Las fases diocesanas de los dos procesos de beatificación han sido completadas y enviadas a la Congregación para las Causas de los Santos – señala la Agencia SIR – que procederá a la “fase romana” del proceso.

El compromiso de Dom Hélder Câmara con la justicia

La Causa de Beatificación de Dom Hélder Câmara comenzó en la arquidiócesis brasileña después de que la Congregación Vaticana para las Causas de la Nulla Osta de los Santos diera su aprobación en febrero de 2015. El arzobispo no lo pasó bien en su país, se opuso durante la dictadura militar (1964-1985) y fue acusado por los generales, cuyos abusos denunció como el uso de la tortura contra los opositores políticos, de ser un obispo rojo, un obispo comunista. "Cuando alimento a un pobre hombre", solía repetir, "todo el mundo me dice bien. Pero cuando pregunto por qué los pobres no tienen comida, todos me llaman comunista y subversivo". Fue amenazado de muerte varias veces. Pero el Papa Pablo VI tenía una gran confianza en él, y siempre le dio su apoyo. "El Papa Montini le dijo a Dom Câmara la última vez que lo vio, el 15 de junio de 1978. Pero Juan Pablo II también lo saludó durante su viaje a Brasil, reconociéndolo como "Hermano de los pobres y mi hermano".

"Cuando su barco, anclado durante mucho tiempo en el puerto, le da la engañosa impresión de ser un hogar, cuando su barco comienza a echar raíces en las aguas estancadas del muelle, se lanza al mar. Es necesario salvar a cualquier precio el alma viajera de tu barco y de tu alma peregrina (Dom Hélder)".

El rostro de Jesús en el rostro de los pobres

La contribución del arzobispo al nacimiento de la Conferencia Episcopal Brasileña en 1950 fue decisiva, al igual que la del CELAM, Consejo de las Conferencias Episcopales Latinoamericanas de 1955, del que fue presidente. Profundamente marcado por el Concilio Vaticano II a esa visión de la Iglesia, fue siempre fiel. En el centro de su espiritualidad está la identificación entre Cristo y los pobres. De ahí la acción implacable contra la explotación y la miseria capaz de destruir "la imagen de Dios que hay en cada hombre". Tenía sed de justicia, en nombre de los millones de hombres al margen de un sistema económico basado en la explotación y para los que quería un mundo más humano. Denunció la existencia en el mundo de'estructuras de pecado' que necesitaban ser borradas. En 1973 escribió: "Está claro que lo más razonable no será la destrucción del progreso, sino el cambio, incluso en los países ricos, de las estructuras antihumanas, para que el progreso tecnológico, que es una gloria humana, se ponga al servicio del hombre integral y de todos los hombres".

Iniciativas para recordar a Dom Helder Câmara

Para el Secretario General de los Obispos de Brasil, una de las características de Dom Helder Câmara era promover siempre “un espíritu de comunión para unir fuerzas y ayudarse mutuamente”. Es imposible que alguien se ocupe de los problemas por sí solo. Dom Helder sentía que era necesario estar juntos, sentarse, hablar y trabajar, discernir juntos. Y otra característica de él eran las frases sorprendentes y creativas, como cuando afirmaba que la “bella y santa profesión de la Iglesia era para encender la esperanza”. Dom Helder Câmara también es recordado estos días en Recife con un programa de eventos que comenzó el sábado pasado y terminará mañana, mientras que a Dom Luciano de Almeida la Arquidiócesis de Mariana dedica una semana de estudio.


EL CELAM LEVANTA LA VOZ POR LA AMAZONÍA

La situación que vive la región Pan-Amazónica, asolada por incendios de proporciones dantescas, especialmente en Brasil y Bolivia, muchos de los cuales han sido provocados, no por las ONGs como ha insinuado el presidente brasileño, sino por aquellos que ven la Amazonía como una despensa, pues se sitúan en las zonas conocidas como frontera agrícola, en las que el agro negocio va penetrando en la selva virgen a un ritmo desenfrenado y con consecuencias dramáticas, no sólo para el medio ambiente como para los pueblos que allí habitan.

A las reacciones en todo el mundo se ha sumado la de la Iglesia latinoamericana, que a través del Consejo Episcopal Latinoamericano – CELAM, ha lanzado una nota que lleva por título “Levantemos la voz por el Amazonas”, en la que dicen “que queremos manifestar nuestra preocupación por la gravedad de esta tragedia que no solo es de impacto local, ni siquiera regional sino de proporciones planetarias”.

La reacción se produce en el contexto del Sínodo para la Amazonía, cuya esperanza “se ve ahora empañada por el dolor de esta tragedia natural”. En ese sentido, podemos decir que la nueva presidencia del CELAM se ha implicado decisivamente en este proceso sinodal. De hecho, su presidente, Monseñor Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo, Perú, se ha pronunciado en varias ocasiones en ese sentido en las últimas semanas. Junto con eso, han convocado un encuentro de estudio del Instrumentum Laboris, citado en el escrito, para los próximos días 6 y 7 de septiembre en Bogotá.

La nota muestra la cercanía del episcopado latinoamericano “a los hermanos pueblos indígenas que habitan este amado territorio” y con ellos quieren “gritar al mundo por la solidaridad y la pronta atención para detener esta devastación”, por lo que afirman con firmeza que “urgimos a los gobiernos de los países amazónicos, especialmente de Brasil y Bolivia, a las Naciones Unidas y a la comunidad internacional a tomar serias medidas para salvar al pulmón del mundo”, algo urgente, pues hasta ahora se ha hecho poco o nada. Muchas veces por falta de medios, pero también por ineficiencia o complot con aquellos que han provocado está catástrofe.


OBISPOS DE EEUU:

LA NORMATIVA PARA LOS SOLICITANTES DE ASILO ES "ILEGAL E INJUSTA"

 

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos presentó unas declaraciones el 9 de agosto en las que califica la normativa establecida por la administración del presidente Donald Trump para los solicitantes de asilo, "como ilegal, injusta y desconsiderada".

La Agencia Fides recibió una declaración de los obispos de Estados Unidos en relación con la legislación recientemente emitida por la administración Trump acerca de los migrantes que residen en el país, sobre la cual se concedió un plazo de 30 días para enviar comentarios al gobierno. La medida permitiría a la administración impedir que la mayoría de las personas que llegan a nuestra frontera sur tengan acceso al asilo en Estados Unidos", dice el texto enviado a Fides, y añade:

 

Norma ilegal que pone en peligro a las personas

"La Conferencia Episcopal de Estados Unidos presentó unas declaraciones el 9 de agosto y calificó la norma como ilegal, injusta y desconsiderada". En este contexto, Monseñor Joe S. Vásquez, obispo de Austin y presidente del Comité de Migración de la Conferencia Episcopal (USCCB) ha emitido la siguiente declaración:

"Tenemos serias preocupaciones acerca de la regla provisional final de la Administración, emitida el 16 de julio de 2019, que limita severamente la elegibilidad de asilo en los Estados Unidos en la frontera sur. La regla cierra todos los intentos a la abrumadora mayoría de los solicitantes de asilo, porque pide buscar protección en casi todos los demás países por los que viajan, dejando el asilo en los Estados Unidos como una posibilidad remota. No sólo creemos que esta norma es ilegal, sino que también pone en peligro la seguridad de las personas y familias vulnerables que huyen de la persecución y amenaza la unidad de la familia", expresa el prelado.

 

Responder a los solicitantes de asilo con moralidad

"Además, la norma va en contra de la tradición de nuestra nación de ser un líder mundial que ayuda y es un catalizador para que otros proporcionen protección humanitaria a los necesitados. Recordamos al Departamento de Justicia y al Departamento de Seguridad Nacional que la forma en que respondemos a los solicitantes de asilo que llegan a nuestra frontera es prueba de nuestro carácter moral y recomendamos encarecidamente a la administración que anule esta norma", dice la declaración de los obispos católicos, fechada el 12 de agosto de 2019.


Iglesia en Colombia se prepara para el Sínodo sobre la Amazonía

 

“Lo que el Sínodo busca es poner en diálogo a los distintos actores, organizaciones, con sus propuestas, trabajar entre todos los sectores, para crear una perspectiva común que conduzca hacia una visión mucho más responsable hacia la selva", aseguró Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal colombiana.

Ciudad del Vaticano

Monseñor Héctor Fabio Henao Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal colombiana, ha explicado con detalle en una entrevista concedida a la revista Semana, cómo avanza la preparación del próximo Sínodo de la Amazonía, que se celebrará en el mes de octubre en Roma y en el cual Colombia tendrá una participación activa.

Poner en diálogo distintos actores

“Lo que el Sínodo busca es poner en diálogo a los distintos actores, organizaciones, con sus propuestas, trabajar entre todos los sectores, para crear una perspectiva común que conduzca hacia una visión mucho más responsable hacia la selva", aseguró el prelado.

Asimismo, Mons. Henao afirmó que la Iglesia colombiana se sigue preparando a este acontecimiento eclesial, siendo fiel al mandato del Papa Francisco, a través de la carta "Laudato Si", en 2015, donde el Pontífice pidió elevar el compromiso en todos los niveles con respecto a los bosques, tanto en el cuidado como en el acompañamiento a las comunidades que habitan en ellos.

Cuidado de la Casa Común

Igualmente, además de este mandato papal, el Secretariado Nacional de Pastoral Social asegura que desde la perspectiva espiritual se debe mirar a la Amazonía dentro de la creación y entender su protección como la plantea el Santo Padre: como el cuidado de la Casa Común.

“Tenemos que verla con responsabilidad, no solamente es un espacio geográfico. Estamos hablando de un lugar en el cual descubrimos la oportunidad de profundizar nuestra fe en la manifestación de Dios”, añadió.

El mitrado hizo hincapié en que la Iglesia ha venido analizando los grandes desafíos que tiene la selva en este momento e identificando cuáles son los actores que la impactan de forma negativa; además advirtió, que uno de los riesgos de los bosques es la conversión del suelo para actividades extractivistas y siembra de cultivos ilícitos.  En este sentido, el prelado indicó que se encuentran en conversaciones con el Ministerio de Medio Ambiente en busca de estrategias que permitan frenar la destrucción de la selva.

Compartir con las comunidades indígenas

Finalmente, Mons. Henao informó que los días 13 y 14 de agosto se reunirán en Bogotá, representantes de las 15 jurisdicciones del país que hacen parte de la Amazonía colombiana, para trabajar una propuesta conjunta que se enviará luego a la Santa Sede como aporte de reflexión al Sínodo. “Este espacio de encuentro será una oportunidad para compartir también con grupos de comunidades indígenas, quienes son actores importantes en este campo de la conservación del territorio”.


34 años del martirio del P. Ezequiel Ramín, misionero comboniano

En el aniversario No. 34 del asesinato del padre Ezequiel se realizó una «Romaria» (caminata popular, procesión) de la tierra y de las aguas, en el Estado entero de Rondonia. Hubo gran participación de personas. El municipio donde Ezequiel fue muerto declaró el día 24 de julio feriado municipal, en conmemoración a la gran figura de este testimonio de la fe.

Su historia

Nacido en Italia en 1953, Ezequiel Ramin, aprendió desde temprano a vivir la fe con autenticidad y compromiso. Estudió, creció y vivió su juventud soñando con soluciones a algunos problemas de los países más pobres. No se contentó con teorías, se involucró directamente en el movimiento “Manos extendidas”, hasta asumir el liderazgo. La manera de ser de Ezequiel asociaba gran sensibilidad por los pobres junto a una personalidad fuerte. Poco a poco maduró su vocación misionera. Entendió que no era suficiente dedicar unas horas a la semana en beneficio de los excluidos. Su corazón le pedía algo más. Sentía que Dios lo llamaba a ir en misión más allá de las fronteras, y por eso, decidió ser misionero.

El P. Ezequiel tenía un hermoso sueño: amar sin fronteras. Su sueño no incluía solamente a sí mismo, pero en él estaban muchas personas. En 1984, llegó a él la oportunidad de vivir ese sueño misionero. Con 31 años de edad, el P. Ezequiel fue enviado a Brasil.

El Gobierno Federal había iniciado en aquella región un proceso de colonización a gran escala. La gente venía a los miles de los cuatro rincones del país, cargando sus cosas y tratando de dejar atrás sus sufrimientos. Pero los lotes preparados por el Gobierno no eran suficientes para tanta cantidad de familias que llegaban constantemente. Gran parte de ellas acababan viviendo de favores o trabajando en la tierra de otros, pero bajo la condición de dar parte de la producción al propietario del lote.  De ese modo, en Cacoal, como en toda Rondônia, había muchísimas familias sin tierra. Los Conflictos de tierra eran, y aún hoy, resueltos a precio de bala. El pistolaje era muy común en aquel tiempo. Matar a la gente, para algunos, era una profesión que rendía.

Al llegar a Cacoal, a mediados del año 1984, el P. Ezequiel abrazó con garra y espíritu de comunión el proyecto eclesial de la diócesis de Ji-Paraná y el trabajo pastoral realizado en la parroquia de Cacoal por los Combonianos. Encontró comunidades eclesiales en el interior y en la ciudad que contaban con líderes con un buen grado de compromiso y madurez. No tuvo dificultad para insertarse. Sus constantes visitas le permitieron ver y experimentar el sufrimiento vivido por las familias pobres y los indígenas. La dura realidad que encontró le tocaba profundamente. Sufría con el sufrimiento del pueblo: “Cada cinco días, un líder de las Comunidades Eclesiales de Base es asesinado. Aquí la gente tenía tierra, pero fue vendida. Tenían casas pero fueron destruidas. Tenían hijos pero murieron. Habían abierto las carreteras pero fueron cerradas.”

Se colocó valientemente en defensa de los indígenas y de los agricultores pobres, en la lucha por el derecho a la tierra ya la vida digna. Hizo causa común con los pobres de la Amazonia. Comprendió que ser misionero era servir a los que más sufrían: “Mi trabajo aquí es de anuncio y denuncia. No podría ser diferente considerando la situación del pueblo. Necesitamos apoyar decididamente los movimientos populares y las asociaciones sindicales. La fe necesita caminar junto con la vida … ”

No tardaron en llegarle amenazas de muerte. Había quien se sentía incómodo por su solidaridad con las familias pobres sin tierra. Para algunos, su amistad y apoyo a los indios Suruí se había convertido en una amenaza.

El Padre es un signo de esperanza.

En una de sus últimas homilías declaró: “El sacerdote que les habla ha recibido amenazas de muerte. Querido hermano, si mi vida le pertenece, también le pertenece mi muerte. Pero si queremos encontrar la verdadera razón para su actuación como misionero y su entrega, aquí la tenemos en primera persona: “Liberemos a las personas del hambre, de las enfermedades, hagamos de ellas personas libres, testimoniando de este modo al Cristo que está dentro de nosotros. A este punto, amigos, si no formamos parte de la solución, formamos parte del problema. ¡Piensen en eso y hagan las cuentas!


70 católicos detenidos en Estados Unidos

Al menos 70 católicos, entre sacerdotes, religiosos y feligreses, fueron arrestados hoy durante una protesta en un edificio del Senado en contra de la política migratoria del presidente Donald Trump.

Exhibiendo carteles con fotografías de pequeños, los manifestantes se apostaron en la rotonda del edifico Rusell de oficinas del Senado, mientras cinco de ellos, acostados en el piso, formaron una cruz con sus cuerpos.

Los que murieron

“Darlyn, Jakelin, Felipe, Juan, Wilmer, Carlos -los nombres de los pequeños que han perdido la vida bajo custodia de las autoridades-“, coreaban los manifestantes, según reseñó el diario The Washington Post.

“Estamos indignados por el tratamiento horrible de las familias y especialmente de los niños”, dijo a los asistentes la religiosa Ann Scholz, de la Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas, citada por el rotativo capitalino.

La movilización, organizada por más de 15 grupos católicos y que congregó a decenas de personas en los alrededores del edificio, tuvo lugar un día después de que al menos diez personas de la comunidad judía fuera arrestadas por entrar ilegalmente a la sede del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) en Washington.

Los detenidos fueron acusados de “hacinamiento, obstrucción o incomodidad”, añadió la versión.

La protesta de este jueves, denominada “Día de acción católica para los niños inmigrantes”, tenía como objetivo denunciar el “tratamiento inhumano de los niños inmigrantes y la detención de niños por parte del Gobierno”, indicaron los organizadores en una declaración citada por Fox News.

Según la nota, las “imágenes de pequeños inmigrantes detenidos en jaulas, separados de los miembros de su familia y viviendo en condiciones insalubres y poco saludables han enojado a la nación en los últimos días”.

Condiciones pésimas

La Administración de Trump ha enfrentado numerosas críticas después de conocerse denuncias sobre las condiciones de detención de los inmigrantes, en especial de los menores de edad.

Un grupo de abogados que visitó recientemente el centro de detención de Clint, en Texas, advirtió sobre las condiciones insalubres en las que permanecían los pequeños: sin pañales, sin jabón y con poco sueño.

El pasado 2 de julio, la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) difundió un documento en el que reconocía hacinamiento extremo, estancias largas y riesgos para la salud en los centros de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas.

El documento, dado a conocer tras una visita en junio a varios centros, indicó que en el momento de la visita del inspector habían alrededor de 8.000 inmigrantes en las comisarias de la Patrulla Fronteriza, de los cuales unos 3.400 llevaban más de 72 horas y unos 1.500 más de 10 días.


NUEVAS VOCACIONES ENRIQUECEN EL INSTITUTO COMBONIANO

Este año, 31 novicios, dos de ellos Hermanos, emitieron sus primeros votos en las diversas localidades de los noviciados combonianos: Cotonú (13), Lusaka (8), Nampula (4) y Xochimilco (6). Los nuevos profesos provienen de tres continentes: Asia (1), África francófona (13), África anglófona y portuguesa (12), América (5). El Instituto acoge con gran alegría a estos 31 nuevos hermanos que ya han sido asignados a los diversos teologados y centros internacionales para Hermanos para continuar su formación inicial.
Para el próximo año de formación, el Instituto cuenta con la llegada de 63 nuevos novicios, 59 de los cuales son candidatos al sacerdocio y 4 candidatos a hermanos: Decameré (3), Cotonú (24), Lusaka (16), Manila (4), Nampula (4), Santarém (4), Xochimilco (8).