Misioneros Combonianos - Colombia

Noticias

Último adiós al P. Carlos Bascarán, Misionero Comboniano en Brasil

Los Combonianos están de luto en OviedoEspaña y hasta el mismo Brasil. El misionero asturiano Carlos Bascarán falleció ayer a los 78 años en un hospital de João Pessoa (Paraíba), tras dos semanas de intensa lucha contra la covid-19.

Bascarán, hijo del fundador de la clínica oftalmológica y hermano de Antonio y Juan José, pasó más de media vida al otro lado del Atlántico. De vocación temprana, a los 21 años conoce a los padres misioneros con los que iniciaría en 1962 su particular viaje espiritual y humano hacia lo desconocido. Cursó sus estudios en Espiritualidad, Filosofía y Teología entre Valencia, Navarra y Oporto (también pasó por Inglaterra e Italia brevemente). Este último destino, tras familiarizarse con el idioma, fue el que le llevó a decantarse por Brasil y no por África para partir, por fin, en 1983.

Desde entonces, recordó ayer su sobrina, Teresa Bobes Bascarán, en un último adiós al difunto a modo de carta, «a golpe de patada en cualquier barrizal de favela, cantando incansable con la guitarra coros para reunir y mostrar el amor de Dios, fue llenando de vida a muchas personas, sobre todo, a aquellas a las que toda esperanza y dignidad les había sido robada». «Era algo así como un Jesucristo terrenal», le definía Bobes Bascarán. «De largo cabello y barba poblada, daba siempre muestras de su humildad, su compromiso y su entrega incondicional a la fe», destaca.

Carlos Bascarán, aseguran sus familiares, cogía vacaciones «cada tres años» para poder pasar en Asturias tres meses seguidos al lado de su familia y amigos. Este año, continuó su sobrina, «íbamos a reunirnos para celebrar sus 50 años de ordenación»; no obstante, el virus impidió su vuelta a casa.

Trabajaba como vicario parroquial en la iglesia de San Antonio, en el municipio de Santa Rita, desde hacía ocho años, donde fundó, entre otras muchas cosas, un centro de defensa de los derechos humanos y un centro formativo para jóvenes y niños. Un lugar muy pobre con una comunidad heterogénea de mestizos, blancos, negros y descendientes de indígenas. Cuando llegaba a España, el misionero era un «testimonio viviente».

Las exequias serán realizadas en Brasil dentro de unos ocho días -así lo marca la costumbre-, y al mismo tiempo la familia oficiará una despedida desde Oviedo. «Estaremos sincronizados con Brasil para rezar juntos por él», adelantó la familia, «profundamente afectada». «Podemos decir todos los que le conocimos que él se fue con la maleta bien preparada», sentenció Bobes Bascarán al final de su despedida escrita.

Brasil celebra el grito de los excluidos "no más miseria, prejuicios y represión"

El Santuario Nacional de Aparecida será el anfitrión de la misa a las 9:00 a.m. del próximo lunes 7 de septiembre, día en el que se celebrará la 26ª edición del Grito de los Excluidos en Brasil.

"No más miseria, prejuicios y represión. Queremos trabajo, tierra, casa y estar involucrados". Este es el lema de la 26ª edición del "Grito de los Excluidos" que este año tendrá que hacer frente a las restricciones debidas a la pandemia. Pero las manifestaciones seguirán realizándose con la ayuda de plataformas digitales. Hay dos novedades: "El día D del grito" que se celebrará el 7 de cada mes (más allá de la fecha canónica fijada para el 7 de septiembre, día de la independencia de Brasil) y eventos online para evitar las multitudes. "El tam tam comenzó en todo el país a través de la red. Hay varias iniciativas que propondremos. Empezaremos poniendo una tela negra en las puertas y ventanas de nuestras casas junto con carteles de protesta. Sin duda, la calle no se apartará del camino, sino sólo en entornos seleccionados y en pleno cumplimiento de las normas vigentes sobre protección de la salud", dijo Rosilene Wansetto, de la Coordinación del Grito de los Excluidos y la Peregrinación de los Trabajadores.

El Santuario Nacional de Aparecida será el anfitrión de la misa a las 9:00 a.m. del próximo lunes. El evento será transmitido por la televisión local y otras emisoras católicas. El Arzobispo, Monseñor Orlando Brandes dijo que se rezará "por el respeto de la dignidad humana". Según el prelado "la gente que trabaja es la que produce riqueza. Por eso es fundamental que, juntos, construyamos un mundo justo capaz de garantizar una buena calidad de vida para todos".

Las organizaciones de la sociedad civil, los movimientos, las organizaciones de diferentes orígenes, los activistas e incluso los parlamentarios se unirán al Grito a través de las redes sociales para apoyar la campaña. El 7 de septiembre también será una oportunidad para unirse a la recogida de firmas para protestar contra la reducción de los recursos que se destinarán a la salud pública. El Consejo Nacional de Salud (NHS), preocupado por las condiciones de la pandemia en el Sistema Único de Salud (SUS), ha lanzado una petición contra la reducción de los recursos para la salud. La idea es llegar a cien mil miembros para ser presentados en el Congreso Nacional el 9 de septiembre.

El "Grito de los Excluidos" fue implementado por primera vez en 1995, como parte de la "Campaña de Fraternidad". En 1996, en su segunda edición, se incluyó en la programación pastoral de la CNBB (Conferencia Nacional de Obispos del Brasil) a nivel nacional.

"Hermanos todos", Francisco firmará su encíclica el 3 de octubre en Asís

El documento está subtitulado "Sobre la fraternidad y la amistad social". El Papa lo firmará después de la Misa celebrada en la Basílica Franciscana. La ceremonia será sin fieles en el respeto de la actual situación sanitaria.

Sobre la tumba del santo que comprendió la fraternidad en cada criatura de Dios y la transformó en una canción intemporal. A partir de ahí comienza la nueva etapa del Magisterio del Papa que ha elegido llevar el nombre del Santo de Umbría. Después de La Lumen fidei (2013) y Laudato si' (2015) - que también se hace eco en el título del Cántico de las Criaturas - esta vez es la ciudad del Poverello la que celebrará la tercera Encíclica "Fratelli tutti (Hermanos todos)" sobre la fraternidad y la amistad social, que se inspira en el título de los escritos de San Francisco: "Miremos, todos los hermanos, al buen pastor que sostuvo la pasión de la cruz para salvar a sus ovejas". (Admoniciones, 6, 1: FF 155)

El Papa lo firmará en la tarde del 3 de octubre, después de haber llegado a Asís a las 15 horas y haber celebrado la misa en la Basílica inferior. Una celebración todavía condicionada por la pandemia, ya que el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, informó de la información de la Prefectura de la Casa Pontificia, según la cual por deseo de Francisco, la visita "se realizará de forma privada, sin ninguna participación de los fieles", "debido a la situación sanitaria". Tan pronto como la celebración termine, el Papa regresará al Vaticano.

 

En el corazón de un Magisterio

El título del último documento se refiere a un valor central del Magisterio de Francisco, que en la noche de su elección, el 13 de marzo de 2013, se presenta al mundo con la palabra "hermanos". Y hermanos son los invisibles que abraza en Lampedusa, los inmigrantes, en su primera salida del Pontificado. Shimon Peres y Abu Mazen que dan la mano al Papa en 2014 son también un ejemplo de esa fraternidad que tiene como objetivo la paz. Hasta la Declaración de Abu Dhabi del año pasado, también en este caso un documento sobre la "hermandad humana" que, según Francisco, "nace de la fe en Dios que es Padre de todos y Padre de la paz".

Sorrentino: del gesto del Papa la fuerza para empezar de nuevo

Con la del 3 de octubre habrá cuatro visitas del Papa a Asís, después de las etapas del 4 de octubre de 2013 y la doble visita de 2016, 4 de agosto y 20 de septiembre. Un regreso que el obispo de la ciudad, Domenico Sorrentino, espera con "emoción y gratitud", como leemos en una declaración. "Mientras el mundo sufre una pandemia que pone en dificultades a tantos pueblos y nos hace sentir hermanos en el dolor, no podemos dejar de sentir la necesidad de convertirnos sobre todo en hermanos en el amor", escribe monseñor Sorrentino, que habla de la "fraternidad cósmica" de San Francisco. "Este gesto del Papa Francisco -concluye el obispo de Asís - nos da nuevo valor y fuerza para 'recomenzar' en nombre de la fraternidad que nos une a todos".

Padre comboniano: nuevo vicario apostólico en Egipto

𝐋𝐚 𝐒𝐚𝐧𝐭𝐚 𝐒𝐞𝐝𝐞 𝐚𝐜𝐚𝐛𝐚 𝐝𝐞 𝐚𝐧𝐮𝐧𝐜𝐢𝐚𝐫 𝐞𝐥 𝐧𝐨𝐦𝐛𝐫𝐚𝐦𝐢𝐞𝐧𝐭𝐨 𝐝𝐞𝐥 𝐏𝐚𝐝𝐫𝐞 𝐂𝐥𝐚𝐮𝐝𝐢𝐨 𝐋𝐮𝐫𝐚𝐭𝐢, 𝐦𝐢𝐬𝐢𝐨𝐧𝐞𝐫𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐛𝐨𝐧𝐢𝐚𝐧𝐨 𝐜𝐨𝐦𝐨 𝐯𝐢𝐜𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐚𝐩𝐨𝐬𝐭ó𝐥𝐢𝐜𝐨 𝐝𝐞 𝐀𝐥𝐞𝐣𝐚𝐧𝐝𝐫í𝐚 𝐝𝐞 𝐄𝐠𝐢𝐩𝐭𝐨. 𝐑𝐞𝐠𝐫𝐞𝐬𝐚 𝐚𝐥 𝐥𝐮𝐠𝐚𝐫 𝐝𝐨𝐧𝐝𝐞 𝐯𝐢𝐯𝐢ó 𝐝𝐨𝐜𝐞 𝐚ñ𝐨𝐬 𝐲 𝐝𝐨𝐧𝐝𝐞 𝐯𝐢𝐨 𝐧𝐚𝐜𝐞𝐫 𝐨𝐛𝐫𝐚𝐬 𝐲 𝐠𝐫𝐚𝐧𝐝𝐞𝐬 𝐚𝐦𝐢𝐬𝐭𝐚𝐝𝐞𝐬

Es pequeño el rebaño de católicos latinos en Egipto. Setenta mil fieles, una minoría dentro de la minoría de una comunidad cristiana que allí comprende a muchas familias –la más numerosa es la copta–, surgidas de una historia antigua y arraigada en la pluriformidad de la Iglesia. Para guiarlas, el papa Francisco llamó hace unos días al padre Claudio Lurati, nacido en 1962, un comboniano que –como el fundador de su congregación– siempre lleva a África en su corazón. Después de estudiar Teología en Kenia, vivió cinco años en Verona, uno en Sudán y doce en Egipto. Luego estuvo en Roma como ecónomo general y ahora llega su nombramiento como vicario apostólico en Alejandría de Egipto, donde se reencontrará con muchos rostros amigos.

«Ser una comunidad tan pequeña en un país fuertemente marcado por la presencia musulmana es una gran oportunidad para recuperar las razones de una presencia que no depende de las cifras ni de las obras, aunque estas tengan su valor», afirma el padre Claudio. «Las razones nos las da la persona de Jesús, que estamos llamados a testimoniar con nuestra vida, viendo con asombro que puede llegar hasta las personas y lugares más inesperados y que pueden nacer relaciones significativas y múltiples posibilidades de caminar juntos incluso con los que son diferentes a ti».

Dos canales de testimonio y diálogo que han dado mucho fruto son las escuelas fundadas por la Iglesia –que gozan de gran prestigio en el país por la calidad de la educación, donde la asistencia de estudiantes musulmanes puede llegar al 50% del total– y las obras de caridad, como dispensarios, centros médicos, iniciativas para la formación de mujeres y a favor de los refugiados y desplazados, procedentes sobre todo de Sudán y Eritrea. Muchas de ellas son católicas y conforman el último eslabón de una larga cadena que comenzó hace ochocientos años con la visita de san Francisco a Damieta –aunque las primeras iglesias no surgieron hasta 1600– con la predicación de los franciscanos, a la que se sumó en el siglo XIX la llegada de emigrantes franceses e italianos y –más recientemente– europeos y americanos, que se quedan varios años con contratos de trabajo, aparte de la presencia de personas procedentes de Asia y otros países africanos.

«Este es el testimonio elocuente de qué quiere decir “catolicidad”, la universalidad de una Iglesia donde viven sensibilidades, lenguas y tradiciones distintas, como experimenté ejerciendo el ministerio sacerdotal en una parroquia dirigida por los combonianos en el centro de El Cairo. Esta universalidad es un mensaje importante no solo para nuestros hermanos en la fe sino para toda la sociedad egipcia, que después de los cambios conocidos estos años está viviendo un momento de transición muy delicado, buscando su propio equilibrio».

Se trata de un reclamo para mirar más allá de los confines de la propia comunidad, prosigue. «Para considerar al “otro” como alguien que no puedes despreciar, que es muy valioso para la construcción de una identidad abierta y para una convivencia que se enriquece en el encuentro de la diversidad». Una experiencia que el padre Claudio vivió durante años con sus amigos de la comunidad de CL de Alejandría de Egipto –que nació hace unos veinte años– y que con el tiempo se ha enriquecido con encuentros significativos como el del profesor Wael Farouq y otras personas de tradición musulmana, muchas de las cuales han protagonizado acontecimientos muy significativos, como las dos ediciones del Meeting Cairo en 2010 y 2011.

Lurati también lee en la historia de Egipto hechos bíblicos de gran valor profético que tienen mucho que ver con el momento actual. «Pienso en el éxodo del pueblo judío, guiado por Moisés desde la esclavitud egipcia a la Tierra Prometida, y pienso en la huida de Egipto de la familia de Jesús, dos acontecimientos que en muchos aspectos recuerdan a los éxodos actuales de miles de personas que dejan su tierra de origen. Además, esta es una tierra que ha visto nacer la tradición monástica, que ha marcado profundamente la historia de la cristiandad».

Más recientemente, la vida de Daniel Comboni también se topó con estas tierras. Gracias a él y a su carisma misionero, en la segunda mitad del XIX, El Cairo se convirtió en un lugar privilegiado para la entrada y difusión del cristianismo en África continental, una ocasión de encuentro y mestizaje entre europeos y africanos. Un lugar que también le “contaminó” a él. «Recuerdo que en 1989, en un viaje de regreso de Kenia a Italia, decidí quedarme allí unos días para conocer la ciudad. Y me dije: “Qué calor tan insoportable, qué idioma tan difícil, nunca vendré a trabajar aquí”. Pero Dios me llevó a Egipto durante doce años y ahora el papa Francisco me quiere allí».

La oración y el llamamiento del Papa por el Líbano en este trágico momento

Al final de la Audiencia General, Francisco se dirigió al país conmocionado ayer por una explosión muy violenta que causó al menos cien muertos y miles de heridos en Beirut. El Papa habla a todos los componentes sociales, políticos y religiosos y reza por las víctimas y sus familias.

Después de las vacaciones de verano de julio, el Papa centró la Audiencia General en el tema de la curación, recordando las diversas heridas - todavía abiertas - relacionadas con la pandemia de Covid-19. Y después de la catequesis, Francisco dirigió sus pensamientos a todo el Líbano y en particular a Beirut, donde ayer se produjo una explosión que no tiene precedentes en la historia del país.

 

Un momento doloroso, que requiere el esfuerzo de todos

El Papa rezó en primer lugar por las víctimas y sus familias, pensando en las docenas de muertos y miles de heridos. Luego extendió su mirada a todo el país, lanzando un llamamiento a todos los componentes sociales, políticos y religiosos para que trabajen juntos a fin de que el Líbano pueda superar esta crisis:

Ayer en Beirut, en la zona portuaria, enormes explosiones causaron docenas de muertos y miles de heridos, y muchas destrucciones graves. Rezamos por las víctimas y sus familias; y rezamos por el Líbano para que, con el compromiso de todos sus componentes sociales, políticos y religiosos, pueda afrontar este trágico y doloroso momento y, con la ayuda de la comunidad internacional, superar la grave crisis que atraviesa.

 

La crónica

La explosión, que ocurrió ayer por la tarde en el puerto de Beirut, se escuchó a doscientos kilómetros de distancia. Edificios enteros se han derrumbado, las imágenes que llegan del puerto y de las calles adyacentes son fantasmales, coches y casas dañados en muchos barrios de la capital libanesa. Sin embargo, es el número de muertos, que es sólo provisional, lo que es motivo de preocupación: al menos cien muertos y más de cuatro mil heridos, según lo que informó la Cruz Roja local esta mañana.

Las causas

En cuanto a las causas, según la versión oficial comunicada directamente por el Presidente del Líbano, Michel Aoun, la explosión puede haber sido causada por un incendio en un almacén del puerto donde se almacenaban 2.750 toneladas de nitrato de amonio, incautado hace unos seis años por un barco. Las investigaciones están en curso y no se pueden descartar otras hipótesis por el momento. "Los responsables de la catástrofe pagarán el precio", dijo el Primer Ministro Hassan Diab en un discurso televisado sin, sin embargo, inclinarse por alguna hipótesis.

 

La nube tóxica

También existe una creciente preocupación por las consecuencias a corto y mediano plazo de la explosión. El Ministro de Salud libanés, Hamad Hasan, ha aconsejado que todo aquel que pueda hacerlo debe abandonar Beirut. Hasan - citado en los medios de comunicación locales - dijo que los materiales peligrosos liberados en el aire después de las deflagraciones podrían tener efectos a largo plazo, incluso fatales.

 

La atención de Francisco por el Libano

En varias ocasiones el Papa ha dirigido sus pensamientos al Líbano, que lucha contra una difícil crisis económica y social, agravada por la pandemia de Covid-19. El pasado mes de mayo, en particular, decidió enviar 200.000 dólares a la Nunciatura Apostólica de Harissa para apoyar 400 becas en el país de Oriente Medio, afectado por "una grave crisis que está generando sufrimiento, pobreza y que corre el riesgo de 'robar la esperanza' especialmente a las generaciones más jóvenes, que ven su presente como fatigoso y su futuro incierto". El Papa - se lee en la nota de mayo pasado - "con paternal solicitud" ha seguido en los últimos meses la situación en el amado Líbano, definido por San Juan Pablo II como "País del Mensaje", lugar donde Benedicto XVI promulgó la Exhortación Postsinodal Ecclesia en el Medio Oriente, y siempre ha sido un ejemplo de la coexistencia y hermandad que el Documento para la Hermandad Humana ha querido ofrecer al mundo entero.

 

Colapso hospitalario

Los hospitales de Beirut informan de que no pueden tratar a otras víctimas porque cientos de camas se llenaron inmediatamente después de la explosión. Jad Sakr, Director en Libano de la organización internacional Save the Children declaró: "Estamos conmocionados y devastados por la explosión. Todavía no se conoce el verdadero número de muertos, pero lo que sí sabemos es que en un desastre como éste, el impacto en los niños puede ser devastador: pueden resultar heridos, conmocionados y separados de sus padres. Nuestros trabajadores están listos para trabajar para proteger a los niños y apoyar los esfuerzos del gobierno, que continuarán durante varios días. Es fundamental que los niños y sus familias tengan acceso a los servicios que necesitan con urgencia, incluida la atención médica y la protección física y emocional".

 

Vandalismo contra estatuas y sitios católicos en EE.UU.

Preocupación de los prelados estadounidenses después de un largo período de accidentes y daños contra lugares y símbolos del catolicismo: "Signo de una sociedad que necesita curación".

Iglesias incendiadas, estatuas de Cristo y la Virgen María vandalizadas o decapitadas: los incidentes de daños contra lugares y símbolos del catolicismo están creciendo en los Estados Unidos. Un hecho preocupante que la Conferencia Episcopal local (Usccb) comenta con una declaración de dos arzobispos: Thomas G. Wenski y Paul S. Coakley, presidentes respectivamente del Comité Episcopal para la Libertad Religiosa y del Comité para la Justicia Interna y el Desarrollo Humano: "Ya sean gestos hechos por individuos atormentados que piden ayuda a gritos o por agentes de odio que tratan de intimidar - se lee en la nota - estos ataques son el signo de una sociedad que necesita sanarse. Estos son "incidentes en los que las acciones humanas son claras, pero las motivaciones no lo son", continúan los prelados y agregan: "Mientras nos esforzamos por comprender la destrucción de estos símbolos sagrados de amor y devoción desinteresada, rezamos por todos aquellos que la causaron, y permanecemos vigilantes contra ella".

Un momento social difícil

La nota episcopal subraya "el particular momento de conflicto cultural que viven los Estados Unidos": "El camino hacia el futuro -subrayan los prelados- debe pasar por la compasión y la comprensión practicadas y enseñadas por Jesús y María". "Contemplemos, en lugar de destruir, las imágenes que representan el amor de Dios - este es el llamamiento final de la Usccb - siguiendo el ejemplo del Señor, respondamos a la confusión con comprensión y al odio con amor".

Los actos de vandalismo a los que se refieren los obispos se han producido, en los últimos tiempos, en diferentes regiones del país: el episodio más llamativo se produjo en junio cuando la estatua de San Junípero Serra erigida en San Francisco fue derribada, a raíz de las protestas antirracistas desatadas tras la muerte del afroamericano George Floyd, que murió tras ser detenido por un policía blanco. Pero eso no es todo: el 18 de julio, en la iglesia de "Nuestra Señora de la Asunción" en Bloomingburg, Nueva York, se demolió un monumento a los niños no nacidos, decorado con versos del profeta Isaías. Anteriormente, a principios de julio, el crucifijo de la parroquia de Santa Bernardita en Rockford, Illinois, fue destruido con un martillo. A mediados de julio, en una estación de esquí en Monstana, una estatua de Cristo fue embadurnada con pintura marrón y cubierta con pancartas con las palabras "Rebélense".

Y aún más: en la noche entre el 2 y el 3 de julio, una estatua de la Virgen María fue decapitada en Gary, Indiana. En las últimas semanas se han registrado más actos de vandalismo contra otros lugares de culto católicos. El más grave fue el incendio de la Iglesia de la "Misión de San Gabriel" en Los Ángeles, una de las más antiguas de los Estados Unidos, fundada en 1771 por San Junípero Serra.

Nueve Hermanas combonianas para la misión

Las Hermanas Misioneras Pías Madres de África, ​ o también Hermanas Misioneras Combonianas, es una congregación religiosa católica femenina de derecho pontificio, fundada por Daniel Comboni el 1 de enero de 1872, en Montorio Veronese, con el fin de evangelizar en tierras africanas.

Ahora África está dando sus frutos. Son nueve jóvenes africanas de entre 24 y 30 años. Proceden de Congo, Kenia y Uganda y están en la recta final de su noviciado, en Namugongo (Uganda).

Todas tienen estudios superiores y después de más de tres años de formación como postulantes y novicias, Dios mediante, en septiembre, realizarán su consagración religiosa en el seno del Instituto de las Misioneras Comboniana.

Misión comboniana en Turquía

No son tiempos fáciles para las Misioneras Combonianas. La edad media de las religiosas es muy alta, son muchas las hermanas ancianas y el relevo generacional se está produciendo mucho más despacio de lo que sería deseable. Algunos podrían pensar que es tiempo de replegarse, reducir compromisos y cerrar comunidades, pero claro, esa lógica no es la que mueve el corazón de las Misioneras Combonianas.

Por eso, estas mujeres del Evangelio, decidieron hace poco abrirse a la misión en Turquía. Será un servicio llevado a cabo en colaboración con otras congregaciones en este país musulmán donde los cristianos son una pequeña minoría.

Por el momento dos hermanas abrirán los caminos de la misión comboniana en tierras turcas: la hermana Janete Santos de Castro, una brasileña de 57 años y la hermana española Expedita Pérez León de 60 años. Esta última llegó a Turquía el pasado 2 de julio, días después de que sus hermanas de Roma celebraran junto a ella una sencilla ceremonia de envío. En la foto, la Madre General de las Misioneras Combonianas, Hna. Luigina Coccia, abraza a la Hna. Expedita antes de su partida.

Por intercesión de San Daniel Comboni, oramos por la nueva presencia comboniana en Turquía, encarnada en las hermanas Janete y Expedita y que es testimonio del entusiasmo misionero de las hijas de Comboni.

Colombia dio la bienvenida al nuevo arzobispo de Bogotá

 

La Arquidiócesis de Bogotá (Colombia) dio la bienvenida a su nuevo Arzobispo, Mons. Luis José Rueda Aparicio, quien tomó posesión del cargo en una Misa privada, debido a la cuarentena instaurada en el país por la pandemia del coronavirus.

La celebración se realizó en la Catedral Primada de Bogotá y contó con la presencia de los obispos auxiliares y algunos presbíteros miembros del Colegio de Consultores.

Durante su homilía, Mons. Rueda indicó que “es un honor sacerdotal” suceder al Cardenal Rubén Salazar, que guió la Arquidiócesis de Bogotá por diez años, “pero es un gran desafío que lo asumo con fe”.

“Vengo a caminar con ustedes, a orar con ustedes, y cuando Dios me conceda, vengo a morir con ustedes”, señaló.

El Prelado indicó que como San Bernabé, a quien la Iglesia recuerda el 11 de junio, los fieles deben dejarse guiar por el Espíritu Santo y anunciar el Evangelio.

“Lo más maravilloso que nos ha pasado en la vida es habernos encontrado con Jesucristo. Anunciarlo con palabras y obras es el camino y la misión de cada día”, agregó.

Mons. Rueda pidió vivir el servicio fraterno con alegría y construir el Reino de Dios con fe y humildad. “Sigamos sirviendo a nuestro pueblo, sirvamos con pasión evangelizadora”, añadió.

Durante la transmisión de la ceremonia, el Vicario Judicial de la Arquidiócesis de Bogotá, Mons. Pedro Fernando Mercado Cepeda, indicó que la Iglesia en Colombia celebra la toma de posesión del nuevo arzobispo, quién además será el primado del país.

El arzobispo “preside a la Iglesia en la caridad, en el servicio, y que se transformará también, de alguna manera, en la voz oficial de la Iglesia en nuestro país”, resaltó.

Mons. Mercado indicó que la Iglesia en Colombia se ha caracterizado por ser una Iglesia samaritana que oye la voz de los más pobres y sale en su ayuda.

“Con la guía de Mons. Luis José vamos nuevamente a evangelizar, a seguir predicando a través del servicio, de la escucha a los hermanos más pobres”, añadió.

Muchos fieles e instituciones de la Iglesia Católica hicieron presentes sus saludos de afecto para Mons. Rueda por medio de las redes sociales y agradecieron la labor pastoral.

Breve biografía

Mons. Luis José Rueda Aparicio nació en San Gil, departamento de Santander, el 3 de marzo de 1962. Estudió Filosofía en el Seminario Conciliar San Carlos de la Diócesis de Socorro y San Gil, y Teología en el Seminario Arquidiocesano de Bucaramanga.

Fue ordenado sacerdote el 23 de noviembre de 1989. Estudió Teología Moral en la Academia Alfonsiana de Roma, donde obtuvo la licenciatura.

Como sacerdote, se desempeñó como párroco en Albania (1990); párroco en Curití y Profesor del Seminario Mayor (1992); profesor del Seminario Mayor (1994- 1999); párroco en Pinchote y director del año introductorio del Seminario Mayor (1999-2000); párroco de Barichara (2003).

También fue subdirector del Secretariado Diocesano de Pastoral Social (SEPAS) y rector del Instituto Técnico para el Desarrollo Rural (IDEAR) en el 2010; y vicario episcopal de Pastoral de la diócesis de Socorro y San Gil.

El 2 de febrero de 2012 fue designado Obispo de Montelíbano, recibiendo la consagración episcopal el 14 de abril de ese mismo año.

El 19 de mayo de 2018 fue nombrado Arzobispo de Popayán, cargo en el que servía desde el 7 de julio de ese año. El 25 de abril el Papa Francisco lo nombró Arzobispo de Bogotá.

Sudán del Sur: escalada de violencia, llamamiento ecuménico por la paz

En una nota, el Consejo de Iglesias del Sudán del Sur condena enérgicamente los asesinatos y la destrucción de casas en casi todos los estados del país, ya afectados por años de guerra civil, y pide al "gobierno revitalizado de transición por la unidad nacional", instalado el 22 de febrero, y a todos los grupos de oposición que pongan fin a toda violencia.

De la violencia cometida se tendrá que rendir cuentas a Dios: es la advertencia lanzada por el Consejo de Iglesias del Sudán del Sur (SSCC, por sus siglas en inglés) en una nota difundida en los últimos días y reportada por el blog de Amecea (Asociación de miembros de las Conferencias Episcopales de África Oriental). En el texto se hace referencia a la escalada de brutalidad perpetrada "en casi todos los Estados" del país: en particular, se condena enérgicamente "el agravamiento de la pérdida de vidas humanas y la destrucción de bienes pertenecientes a poblaciones ya empobrecidas por conflictos anteriores".

Dios nos hará responsables de esta brutalidad

Episodios dramáticos que "entristecen profundamente" a la Iglesia en el Sudán del Sur, continúa la nota. De ahí la referencia al hecho de que "Dios nos mira y nos hará responsables de la falta de respeto a la sacralidad de la vida". Al mismo tiempo, el organismo ecuménico hace un llamamiento a la "construcción de la paz", instando al gobierno a encontrar formas de detener los enfrentamientos en curso y hacer que la gente adopte el camino de la reconciliación.

Que los políticos sean fieles a los acuerdos firmados

"Pedimos al gobierno revitalizado de transición por la unidad nacional - escribe el SSCC- y a todos los grupos de oposición que pongan fin inmediatamente a esta devastadora y múltiple violencia". Se invita también a la población a "una coexistencia armoniosa, porque todos estamos ligados por el destino y el amor mutuo en esta amada tierra nuestra". Dirigiéndose asimismo a los líderes políticos, el Consejo de Iglesias recomienda que "sean fieles a los acuerdos y declaraciones que han firmado y aseguren su plena y oportuna aplicación". "Exhortamos, en nombre de Dios," continúa el texto, "a todos nuestros líderes políticos para que valoren al pueblo más allá del poder y los intereses del partido. Por lo tanto, pedimos un cese inmediato de las hostilidades y la formación de gobiernos provinciales".

Arrepentimiento, perdón y reconciliación con Dios

También se hace un fuerte llamamiento al sentimiento de arrepentimiento colectivo para curar las heridas del pasado: "Pedimos al pueblo del Sudán del Sur que se arrepienta de sus pecados, que se perdone mutuamente y se reconcilie con Dios". Por su parte, las Iglesias aseguran que permanecerán fieles a su "ministerio de reconciliación": "Seguiremos rezando y trabajando por nuestro país, porque creemos que todavía hay esperanza. No nos demos por vencidos", concluyen los líderes religiosos.

La guerra civil estalló en 2013

Formado el 22 de febrero de este año, el Gobierno de transición por la Unidad Nacional también se define "revitalizado" ya que asume en parte el del 2011, presidido por Salva Kiir y con su rival directo Riek Machar entre los vicepresidentes. El enfrentamiento entre los dos líderes provocó, en 2013, el estallido de una guerra civil que duró algún tiempo, también debido a la reavivarse de las tensiones étnicas y tribales.

El Papa al Presidente de Colombia: “tomen decisiones a favor del planeta"

El Santo Padre escribe una carta al Presidente de Colombia con ocasión de la Jornada Mundial del Ambiente que se celebra hoy, 5 de junio: “deseo que sus deliberaciones y conclusiones sean siempre a favor de la construcción de un mundo cada vez más habitable y de una sociedad más humana”.

 

Jornada Mundial del Medio Ambiente

Con ocasión de una de las fechas más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas: el Día Mundial del Medio Ambiente. Este año, el país anfitrión es Colombia, pero a causa de la pandemia por Covid-19, la celebración presencial que iba a tener lugar en Bogotá se ha transformado en una reunión virtual. Un cambio que el Papa Francisco a definido como “un desafío que nos recuerda que ante la adversidad siempre se abren nuevos caminos para estar unidos como gran familia humana”. Ampliación de este reportaje en nuestra sección de noticias.

Colombia. Obispos advierten posible etnocidio de indígenas por Covid-19

Los obispos de la Amazonía y Orinoquía colombiana han advertido que de seguir en aumento de contagios y de personas fallecidas por el coronavirus, podría darse un etnocidio, especialmente entre pueblos en aislamiento o en contacto inicial.

Ante el avance de la pandemia en la Amazonía y Orinoquía colombiana, obispos de estas regiones hacen un llamado urgente a las autoridades y a toda la ciudadanía, para que se actúe de manera efectiva y responsable en la atención a la población, considerando las condiciones y limitaciones que hay en estos territorios.

En un comunicado de prensa los obispos reconocen el esfuerzo que viene adelantando el Gobierno para otorgar las ayudas a la población necesitada. Sin embargo “lo exhortamos, a actuar de manera eficiente, al constatar que muchas personas en condiciones económicas precarias y que no están incluidas en los programas de ayuda, no han podido acceder al circuito de entrega de víveres o dinero”.

Hacen especial énfasis al recordar que, si bien esta pandemia afecta a todos los colombianos, las desigualdades sociales que se viven en estos territorios pueden llegar a afectar en mayor escala a los más débiles y desprotegidos. Resaltan de manera especial su preocupación por lo que está aconteciendo en la cárcel de Villavicencio y con los habitantes de Puerto Leticia. Ampliación de este reportaje en nuestra sección de noticias

El Papa anuncia Año especial por la Laudato si’ y el cuidado de la Creación

En su alocución, después de rezar a la Madre de Dios, el Papa Francisco recordó el V Aniversario de la publicación de la Encíclica Laudato si’ y la Semana dedicada a este documento. Asimismo, el Pontífice anunció un Año especial de Aniversario de la Laudato si’, un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica.

 

“La ‘Semana Laudato si’, que acabamos de celebrar, se convertirá en un Año especial de Aniversario de la Laudato si’, un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica”, lo anunció el Papa Francisco en su alocución después de rezar la oración mariana del Regina Coeli, de este VII Domingo de Pascua, en la que también se celebra el V Aniversario de la publicación de la Encíclica sobre el cuidado de la Casa Común.

Un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica

Después de rezar el Regina Coeli desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, el Pontífice recordó que, con la Encíclica Laudato si’ se buscó “llamar la atención al grito de la Tierra y de los pobres”. Y ahora, “gracias a la iniciativa del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, la ‘Semana Laudato si’, que acabamos de celebrar – precisó el Papa – se convertirá en un Año especial de Aniversario de la Laudato si’, un Año especial para reflexionar sobre la Encíclica”. El Santo Padre señaló que este Año especial empieza hoy, 24 de mayo y durará hasta el 24 de mayo del próximo año. Por ello, el Papa Francisco invitó “a todas las personas de buena voluntad a unirse, para cuidar de nuestra Casa Común y de nuestros hermanos y hermanas más frágiles”. Ampliación de este reportaje en nuestra sección de noticias.

La tragedia sanitaria en la Amazonia peruana

La situación en Iquitos, Perú, es caótica. Los hospitales están llenos, no pueden recibir más enfermos. Hay personal sanitario infectado. Desde Lima han enviado unos 40 doctores para ayudar en la emergencia. Hay muchas personas que están siendo atendidas a través de telemedicina, porque no hay espacio para ellas en los hospitales. Entrevista con p. Miguel Ángel Cadenas, misionero agustino.

 

Los efectos colaterales de la actual pandemia son dramáticos, porque los hospitales no pueden atender a enfermos con otras patologías. Por ejemplo, personas con dengue o con diabetes, “que tienen pánico cada vez que van a hacerse la diálisis al hospital”, afirma el padre Cadenas.

La situación sanitaria en Iquitos, Perú

El misionero agustino subraya que hasta ahora no hay un plan especial para atender la realidad de los pueblos indígenas, a pesar de que hay muchos colectivos que lo están pidiendo, entre ellos, la Iglesia.

Cadenas da su testimonio sobre la situación sanitaria en Iquitos: Conozco personas indígenas que los días previos a la cuarentena estaban listos para ser operados y han tenido que regresar a las comunidades. Pero, operarlos será difícil, porque cuando pase la pandemia, la gente, como los comerciantes de la ciudad saldrán a las comunidades a buscar comida y con ellos van a llevar la posibilidad de contagiar a la gente del campo, de los pueblos indígenas. Hay tan pocas pruebas, que los asintomáticos no son tenidos en cuenta. Sólo aquellos que presentan un cuadro son evaluados. Seguramente hay muchas personas asintomáticas”. Ampliación de este reportaje en nuestra sección de noticias.

Monseñor Rueda Aparicio es el nuevo arzobispo de Bogotá

El 25 de abril 2020, el Santo Padre ha nombrado arzobispo metropolitano de Bogotá a Monseñor Luis José Rueda Aparicio, hasta ahora arzobispo metropolitano de Popayán.

 

Biografía

Como informa el sitio web de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Rueda nació en San Gil el 3 de marzo de 1962. En su pueblo natal realizó los estudios básicos tanto de primaria como de secundaria. Su proceso de formación para el sacerdocio lo adelantó, en un primer momento, en el Seminario Conciliar San Carlos de la Diócesis de Socorro y San Gil, donde frecuentó los cursos de filosofía; luego realizó sus estudios teológicos en el Seminario Arquidiocesano de Bucaramanga. Fue ordenado sacerdote el 23 de noviembre de 1989, incardinándose a la Diócesis de Socorro y San Gil.

Después de su ordenación tuvo la oportunidad de adelantar estudios de especialización en teología moral, obteniendo la licenciatura en la Academia Alfonsiana de Roma.

Algunos cargos desempeñados

Como sacerdote, ha sido párroco en diversas parroquias, entre ellas,  en Curití y profesor del Seminario Mayor (1992), Subdirector del Secretariado Diocesano de Pastoral Social –SEPAS- y rector del Instituto Técnico para el Desarrollo Rural –IDEAR- (2010), entre otros. La CIII Asamblea Plenaria de Obispos en julio de 2017 lo eligió Presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y Caritativa.

El 2 de febrero de 2012, Su Santidad Benedicto XVI lo nombró obispo de la Diócesis de Montelíbano y recibió la ordenación episcopal el 14 de abril de 2012. EL 19 de mayo 2018 fue nombrado arzobispo metropolitano de Popayán

 

El prelado expresó los sentimientos que le produce este nombramiento: “Me siento lleno de fe y lleno de esperanza para servirle al país, este país que busca la reconciliación y quiere motivos de esperanza, y ese motivo de esperanza profundo es Cristo Jesús, celebrado en la Iglesia, conocido y anunciado, muerto y resucitado para darnos salvación”. Ampliación de este reportaje en nuestra sección de noticias.

Líderes católicos de América Latina: proteger a los más vulnerables

El texto está firmado por 170 personalidades y promueve acciones que tienen como prioridad la protección de los más frágiles y vulnerables. Afrontar la difícil realidad actual desde un punto de vista del cristiano común y actuar en consecuencia, tener siempre como prioridad la protección de los más frágiles y vulnerables, y promover una mayor cooperación e integración a nivel internacional.

Este es el llamamiento contenido en el "Manifiesto de los católicos latinoamericanos con responsabilidades políticas", firmado por 170 personalidades, entre las que se encuentran tres ex jefes de Estado, un ex secretario de la Organización de Estados Americanos, un ex director del Fondo Monetario Internacional y varios parlamentarios y ex parlamentarios. La iniciativa es promovida por la Academia de Líderes Católicos, nacida en Chile y presente en varios países de América Latina. Está encabezado por un Consejo Latinoamericano cuyos miembros son el teólogo Rodrigo Guerra López, el filósofo Rocco Buttiglione, Ignacio Sánchez, rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la presidenta de la Confederación Latinoamericana de Religiosos, Liliana Franco Echeverri, Guzmán Carriquiry, vicepresidente emérito de la Pontificia Comisión para América Latina, y José Antonio Rosas, director general de la Academia. Ver el reportaje completo en nuestra sección de noticias.

Dicasterio Vaticano crea una Comisión Covid-19 para afrontar el futuro

El Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral crea – bajo petición del Pontífice – una comisión para expresar el amor de la Iglesia por la humanidad ante la pandemia por COVID-19

El Papa Francisco solicitó al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DSSUI) que creara una Comisión, en colaboración con otros departamentos de la Curia Romana, para expresar la preocupación y el amor de la Iglesia por la entera familia humana frente a la pandemia de Covid-19, sobre todo a través del análisis y la reflexión sobre los desafíos socioeconómicos y culturales del futuro y la propuesta de pautas para enfrentarlos.

Dicha Comisión, formada por el Prefecto de la DSSUI, el Cardenal Peter K. A. Turkson, por Mons. Bruno-Marie Duffé y por el Vicesecretario, Don Augusto Zampini, prevé 5 grupos de trabajo cuyos objetivos fueron presentados al Papa el pasado 27 de marzo de 2020. Ver reporte completo en nuestra sección de noticias.

Homenaje a los sacerdotes fallecidos por el coronavirus

Al igual que los médicos y todo el personal médico enviado al frente en esta "guerra" contra el coronavirus, los sacerdotes, a menudo llamados "médicos de las almas", están particularmente expuestos al virus. Como el resto de la sociedad, están llamados a la prudencia y al civismo y deben adaptar las condiciones para el ejercicio de su ministerio, pero una vocación basada en la imitación de Cristo, que se encarnó en la condición humana hasta el punto de una muerte humillante, no puede ignorar el contacto humano, con todas las alegrías y los riesgos que esto implica.

Incluso en países donde no se puede celebrar una misa pública, muchos sacerdotes siguen prestando el servicio de comunión a los enfermos y a los ancianos, manteniendo la continuidad de una vocación basada en la entrega de sí mismo. Ver reporte completo en nuestra sección de noticias

Cercanía del Papa a Croacia por el terremoto

Un violento terremoto de magnitud 5.4 sacudió la ciudad de Zagreb al amanecer. Ya se cuentan heridos, incluyendo un niño en estado grave, y daños considerables. Francisco en el Ángelus no se olvida de mostrar su cercanía a la población también en aislamiento por el Coronavirus.

Expreso mi cercanía a la gente de Croacia afectada por el terremoto de esta mañana. Que el Señor les dé la fuerza y la solidaridad para enfrentar esta calamidad.

Después de la recitación de la oración mariana desde la Biblioteca del Palacio Apostólico, el Papa dirige sus pensamientos a la gente de Croacia que en estas horas está todavía en la carretera a causa del terremoto que golpeó la capital Zagreb al amanecer.

Heridas y daños

Dos temblores cercanos, uno de magnitud 5.4 y otro de 4.6, uno a las 5.24 hora local, el otro media hora más tarde, que se sintieron también en Italia, causó grandes daños en la ciudad y algunos heridos, incluyendo, un niño de 15 años grave, al principio dado por muerto, aplastado en el derrumbe de un edificio en el centro. Las imágenes que circulan en los medios de comunicación muestran edificios seriamente dañados, coches destruidos por los escombros y calles cubiertas de cascotes. El periódico Vecernji también informa de los daños en el hospital de Rebro.

Además del terremoto, la epidemia

En el país la situación es muy difícil, ya que desde anoche está en vigor el bloqueo destinado a limitar la propagación del Coronavirus y hay un bloqueo total de los trenes y del transporte público. El Presidente de la República, Zoran Milanovic, ha sido puesto a salvo. El Ministerio del Interior ha pedido a todos que permanezcan en la carretera pero que mantengan una distancia de seguridad. "Nos enfrentamos a dos crisis graves, el terremoto y la epidemia", dijo el Ministro del Interior Davor Bozinovic: en las últimas horas hay 29 casos más de Coronavirus en el país, con un total de 235.

 

El Papa concede la indulgencia plenaria

La Oficina de Prensa Vaticana recuerda en una nota la posibilidad de obtener la indulgencia plenaria a quienes se unan a Francisco en la oración del próximo viernes, como establecido en la reciente disposición de la Penitenciaría Apostólica

Poco después del término del Ángelus, la Oficina de Prensa de la Santa Sede emitió un comunicado para reiterar algunas particularidades del evento del 27 de marzo, para el cual Francisco, “en este tiempo de emergencia para la humanidad” invita a “los católicos de todo el mundo a unirse espiritualmente en oración con él”.

El comunicado precisa que “la oración del Santo Padre podrá ser seguida en directo a través de los medios y se concluirá con la Bendición eucarística que será impartida ‘Urbi et Orbi’ a través de los medios de comunicación”.

“A todos aquellos que se unirán espiritualmente a este momento de oración a través de los medios de comunicación será concedida la indulgencia plenaria según las condiciones previstas por el reciente decreto de la Penitenciaría Apostólica”.

Iglesia en Colombia: el aborto es la pena de muerte contra los inocentes

La Conferencia Episcopal de Colombia, con el apoyo de distintos profesionales en el campo de la salud, el derecho y la comunicación, ha presentado un video titulado "El aborto en Colombia: ¡Pena de muerte contra los inocentes!", un mensaje formativo e informativo que busca motivar la reflexión sobre esta delicada realidad que se vive en el país.

"No al aborto no es solo una cuestión de fe, creencia, sino de humanidad". Estas son las palabras del Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana, Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, en un mensaje que acompaña la presentación del proyecto audiovisual «El aborto en Colombia: ¡pena de muerte contra los inocentes!». 

Proteger la vida

Se trata de un mensaje formativo e informativo que, con el apoyo de varios profesionales de los sectores sanitario, jurídico y de la comunicación, pretende reflexionar sobre la delicada realidad del aborto, a raíz de la petición del Tribunal Constitucional de despenalizarlo.

El aborto -continúa explicando el prelado, quien también participa en el video- "es un pecado muy grave que clama al cielo; por ello, todos los bautizados están invitados a defender de manera especial la vida naciente".

La tragedia del aborto

Asimismo, retomando las enseñanzas de los Pontífices, el obispo auxiliar de Medellín concluye recordando que como comunidad de fe debemos estar siempre dispuestos "a acoger con amor y misericordia a quienes han experimentado la tragedia del aborto y que, reconociéndolo en sus vidas, se abandonan al amor del Señor".

Por otra parte, el Arzobispo de Popayán, Monseñor Luis José Rueda Aparicio, expresó ayer en la página web del Episcopado, todo su pesar por la propuesta de la Corte Constitucional colombiana, que permitiría a la mujer interrumpir libremente su embarazo sin restricciones en los tres primeros meses de gestación.

"El derecho a la vida es inviolable y no debe haber pena de muerte, lo dice tanto la Declaración Universal de los Derechos Humanos como la Constitución colombiana", recordó Monseñor Rueda subrayando que la vida de la madre y la del niño que va a nacer "deben ser siempre defendidas" y que cualquier crisis humana es temporal "mientras que el aborto es para siempre, es irreversible".

Escuchar y guiar a las mujeres

"Es importante, por lo tanto, proporcionar orientación y ayuda a través de especialistas, a las mujeres que están pensando en abortar", continuó Monseñor Rueda, porque en realidad no necesitan un aborto, sino apoyo, acompañamiento y cercanía en su difícil situación.

"Están buscando a alguien que las escuche y los guíe. Están buscando razones reales para hacer una elección de vida. La mujer tiene derecho a ser informada adecuadamente sobre la posibilidad de tomar otras decisiones además de suspender el embarazo, como dar al bebé en adopción. Tiene derecho a ser informada de la existencia de instituciones y profesionales, dispuestos y preparados para proteger la vida de la madre y el niño", añadió. 

Por último, el prelado apeló a la conciencia de los profesionales de la salud para discernir en cada situación, animándolos a elegir los cuidados y el respeto a la vida, porque "en la gran mayoría de los abortos que se realizan, la motivación radica en la salud mental de la madre".

 

Dos nuevos sacerdotes combonianos para la misión

El pasado domingo 16 de febrero, tuvo lugar en Kinshasa (R. D. de Congo) la ordenación sacerdotal de dos combonianos, los padres André Mbala (32 años) y Claude Nkwe (36 años). El cardenal Fridolin Ambongo presidió esta celebración festiva en la catedral de Kinshasa (en la imagen), en la que también fueron ordenados otros dos sacerdotes y tres diáconos de otras congregaciones.

En el caso de los Misioneros Combonianos, las vocaciones en América están disminuyendo, en Asia son poquitas mientras que en Europa, en otros tiempos tan generosa, se vive una preocupante sequía vocacional. Hoy es África el continente donde sopla el Espíritu y las vocaciones florecen más. Aproximadamente el 80% de los jóvenes combonianos en formación son africanos.

Por intercesión de San Daniel Comboni, oramos por los padres André y Claude, que vivan con fidelidad su ministerio sacerdotal siguiendo los pasos de Jesucristo y al estilo de nuestro fundador.

Plenaria de obispos en Colombia: hacia un estilo de vida humano que cuide la creación

Es necesario evitar esa cultura del desperdicio que tanto daño nos hace hoy en día, y promover desde nuestra fe políticas públicas en torno a la minería, sobre todo la minería ilegal y el cuidado de los bosques: son algunas de las líneas pastorales que los obispos colombianos tratarán esta semana en el curso de su plenaria, tal como refiere el Secretario General de los obispos colombianos, Monseñor Álvarez. Es necesario, dice el prelado "hacer un estilo de vida humano que cuide la creación". 

Con una celebración eucarística en Bogotá ha iniciado la 109° Asamblea Plenaria del Episcopado, que tendrá lugar hasta el 7 de febrero. El cuidado de la Casa Común será el tema central de la asamblea, los Obispos reflexionán sobre cómo discernir los modos para poner en marcha acciones eclesiales en la línea de ecología integral, tanto a nivel de la acción pastoral como a nivel de incidencia socio-política. Pero también habrá un espacio dedicado a tratar temas de actualidad nacional, como el de la paz y la reconciliación, en el que la Iglesia católica pone todos los esfuerzos. También se continuará con la tarea de concretar acciones para una ayuda más eficaz a la población migrante desde Venezuela. 

El Secretario General de la Conferencia Episcopal, Monseñor Elkin Fernando Álvarez Botero, habla de los puntos a tratar en en la plenaria en esta entrevista con Giada Aquilino. "Siempre el mensaje cristiano incluye este cuidado de la creación, que es don de Dios. Ahora intentamos sobre todo hacer estas líneas más presentes en la pastoral de la Iglesia para que todos los cristianos seamos conscientes de que también es parte de nuestro compromiso el cuidar la creación y pensar en los demás que necesitan de ella", afirma. 

Obispos proponen oración ante avance de coronavirus

Los obispos de Filipinas dieron a conocer una oración que desde hoy se reza en las Misas en el país, ante el avance del coronavirus.

A continuación la oración:

Dios nuestro Padre, recurrimos a ti en momentos de necesidad,
solicitando tu protección contra el coronavirus
que ha causado tantas víctimas y ha afectado a muchos.
Oramos por las personas encargadas de estudiar
la naturaleza y las causas de este virus
y cómo se propaga esta infección.
Guía las manos y las mentes de los médicos
para que puedan ayudar a los pacientes
con competencia y compasión.
También a aquellos gobiernos y organizaciones
comprometidos en buscar la cura
y la solución a esta epidemia.
Oremos por los enfermos
para que pronto puedan recuperar la salud.
Concédenos, oh Dios, la gracia de trabajar por el bien de todos
y ayudar a los necesitados.
Amén.

Encuentro Misioneros Combonianos de Colombia

Del 7 al 17 de enero tuvo logar el encuentro anual de los Misioneros Combonianos de la Delegación de Colombia. Un evento que nos reúne en primer lugar para nuestros Ejercicios Espirituales anuales en los cuales nos recargamos de Dios, en la oración, el silencio y la celebración litúrgica. Con la ayuda de un sacerdote claretiano fuimos invitados a reflexionar nuestra vocación desde la Palabra de Dios y asumir con alegría y valentía nuestra vocación misionera.

El segundo momento fue nuestra Asamblea anual en la cual hemos evaluado el camino hecho por los Misioneros Combonianos en Colombia durante el 2019 y hemos hecho nuestro Plan Trienal para estos tres años en los cuales nuestro superior Delegado Padre Antonio Villarino nos animó a seguir caminando con la vida, la historia y el sufrimiento del pueblo colombiano, especialmente del pueblo afro que tanto está sufriendo. Agradecemos a Dios la destinación de tres nuevos sacerdotes misioneros para Colombia,  un español, un congolés y un ecuatoriano.

Nos acogemos a sus oraciones para que Dios y San Daniel Comboni sigan bendiciendo nuestro trabajo misionero con el pueblo colombiano.

 

Más noticias

PACTO COMBONIANO 
POR LA CASA COMÚN

El Sínodo de la Amazonía ha sido mucho más que un acontecimiento ligado al querido territorio que se expande en torno al río Amazonas. Ha sido de hecho un fuerte llamado de Dios al mundo y a la Iglesia para que renovemos nuestra alianza con la hermana-madre Tierra, don de Dios a toda la humanidad, don del que nosotros somos custodios, tal como nos recuerda el papa Francisco en la encíclica “Laudato sí”. Como Misioneros Combonianos en el continente americano, nos sentimos impulsado por el Espíritu de Jesús a acoger esta “hora de Dios” para nuestra humanidad y queremos responder comprometiéndonos como personas y como comunidades a promover y defender la vida, así como los territorios y los pueblos en todas las regiones donde estén amenazados.   MÁS

P. PEDRO TACURI VISITA FAMILIAS DE LA PARROQUIA DE LA RESURRECCIÓN DE TUMACO.

En 2008, se decidió iniciar una experiencia de inserción y evangelización en una comunidad donde la mayoría de población fuera afrocolombiana. Así fue como se llegó a establecer la presencia comboniana en el barrio de Charco Azul, para llevar adelante un trabajo de evangelización y promoción humana desde la capilla María Madre del Buen Pastor.

Charco Azul
CALI

Durante estos últimos años han pasado por esa comunidad varios sacerdotes y hermanos quienes, con su ejemplo, oración y estilo de vida, han intentado hacer una experiencia de la presencia misericordiosa de Dios junto con la comunidad local. 

Boy scout y misionero

Al P. Endrias Shamena, joven misionero comboniano etíope, se le ilumina el rostro al hablar del Movimiento Scout. Junto con los Misioneros Combonianos, los Scouts han constituido uno de los pilares sobre los que ha fundamentado su vida de entrega a los demás. En 2015, el P. Endrias llegó Colombia y se insertó en la comunidad de Charco Azul; allí inició su servicio misionera en la capilla del barrio, especialmente en actividades con los jóvenes. También forma parte de los grupos Scout de la ciudad.

Medellín

La presencia comboniana en Medellín (Antioquia) se inició con el traslado del postulantado de Bogotá al barrio la Pola (Robledo) de esa ciudad en 1997. Desde entonces, la comunidad se ha dedicado a la formación de jóvenes colombianos y a la animación misionera de la Iglesia local.

Centro
Animación Misionera
BOGOTÁ

A través de los Medios 
de Comunicación Social

RADIO SINFRONTERAS

ANIMACIÓN MISIONERA EN PARROQUIAS

EDITORIAL
SINFRONTERAS

Centro Afro 
de Espiritualidad
y Desarrollo Integral
CAEDI - BOGOTÁ

El Centro Afrocolombiano de Espiritualidad  y Desarrollo Integral (CAEDI), a partir de la realidad del pueblo negro, colabora con el movimiento afrocolombiano en el fortalecimiento de su identidad y su organización para avanzar en la construcción de una sociedad más justa y humana. Es una institución sin fines de lucro de los Misioneros Combonianos al servicio de las comunidades tradicionales y las organizaciones afrocolombianas.

Centro Afro  de Espiritualidad y Desarrollo Integral (CAEDI) de BOGOTÁ:

* Contribuye a rescatar y revitalizar la sabiduría y la espiritualidad del pueblo afro como fundamento de su ser, sus relaciones con Dios, la naturaleza y los otros grupos es una institución sin fines de lucro de los Misioneros Combonianos humanos. 
* Se solidariza con sus luchas para que se reconozcan sus derechos y promover su participación plena en la sociedad. 
* Colabora con el enaltecimiento de los valores del pueblo colombiano multiétnico y pluricultural. 
* Estudia e incide en lo social, lo económico, lo político, lo cultural y lo religioso.

BIBLIOTECA VIRTUAL

Centro
Internacional
de Formación de Hermanos
CIFH - Bogotá

En 1989, se estableció un centro internacional para la formación de misioneros combonianos hermanos en el barrio Simón Bolivar de la capital colombiana. El Centro Internaconal de Hermanos (CIH) promueve actividades de desarrollo humano que buscan favorecer, a través de la educación y de proyectos productivos, la regeneración de la realidad desde los mismos afrocolombianos.

“Si tuviera mil vidas, las daría para la misión"
S. Daniel Comboni